POLÍTICA

Guía para entender la Conferencia Política del PSOE

13/11/2015 20:53 CET | Actualizado 13/11/2015 20:53 CET
FLICKR / PSOE

Hace dos años el PSOE celebró su última Conferencia Política. Era noviembre de 2013 y el partido estaba liderado por un Alfredo Pérez Rubalcaba al que asediaban tanto fuera como dentro de la propia organización. Una cita que, además, supuso la gran presentación en la capital de Susana Díaz, que acababa de ser elegida presidenta de la Junta de Andalucía.

Mientras, en segundo plano, un diputado raso y ‘fontanero’ en Ferraz tenía como misión organizar las enmiendas a los documentos políticos de la Conferencia. ¿Su nombre? Pedro Sánchez. Se dedicó a recorrer las agrupaciones socialistas durante las semanas previas a este cónclave y empezó a tejer una red de contactos que le sirvió meses más tarde para hacerse con la Secretaría General.

Este fin de semana, Sánchez será el gran protagonista de la Conferencia Política que celebran los socialistas en Madrid durante el sábado y el domingo en la que aprobarán su programa para las elecciones generales del 20 de diciembre. Ya no es un miembro de la organización entre bambalinas, es el candidato a La Moncloa. Un giro de 180 grados en su vida. Él bien sabe lo que supone una cita de este tipo en su partido.

EL MENSAJE A VENDER

La misión oficial que tiene el PSOE durante esta cita es dar el visto bueno definitivo al programa con el que concurrirá. En total, se debatirán unas 3.800 enmiendas, que deberán ser aprobadas por el plenario al final de la tarde del sábado. Los socialistas llegan ya con el trabajo mascado y la dirección no prevé ninguna sorpresa de última hora respecto a las medidas ya anunciadas.

Ferraz tiene previsto que acudan unas 1.200 personas entre participantes e invitados. De ellas, unas 800 votarán las propuestas. Como novedad, la mitad de ellos no son militantes del partido.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

sánchez díaz

Susana Díaz y Pedro Sánchez

Fuentes de la dirección explican que quieren hacer una conferencia “muy PSOE”, resaltando los valores socialistas. “Mucho partido” y “mostrar músculo”, dicen. Además, trasladarán la idea de “movilización” a poco más de un mes de los comicios generales. La sensación que tienen en la Ejecutiva Federal es que “están a tope en todos los territorios”. Anhelan proyectar esta imagen frente a las de un “PP alicaído” y a “unos líderes sin partido”, en referencia a Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos). La otra gran idea que venderán es la de ser “útiles” -de otras conferencias políticas salieron ideas como la ley de dependencia-.

A lo largo del sábado, habrá diferentes paneles dedicados a temas específicos. No es aleatorio que estén centrados en los jóvenes, las mujeres y los mayores, tres grupos de votantes que serán decisivos en las ajustadas elecciones que se avecinan.

MIRANDO A CATALUÑA

Este cónclave se produce en medio de un clima de tensión política por la situación en Cataluña. En los últimos días la dirección ha intensificado sus actos en relación a esta comunidad y ha manifestado su voluntad de defender la unidad de España. Esta misma semana Sánchez se reunió con los presidentes autonómicos de su partido, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y la ‘número uno’ por Barcelona, Carme Chacón, para analizar la situación. Además, el líder del PSOE estuvo en La Moncloa con Mariano Rajoy para abordar los pasos a dar tras la aprobación de la resolución rupturista por parte del Parlament el pasado lunes.

Durante la Conferencia, los socialistas tienen la intención de hacer un “gesto” con el partido hermano del PSC, según fuentes de la formación. Además, el domingo estarán presentes durante el discurso de Pedro Sánchez los barones del partido, con lo que se plasmará la idea de unidad que proclama el PSOE. Precisamente, la jornada de clausura será inaugurada por la dirigente catalana Meritxell Batet, que va como ‘número dos’ en la lista de Madrid. Se encargará de presentar las conclusiones finales, otro momento de especial simbolismo.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

psc

Miquel Iceta, Pedro Sánchez y Carme Chacón

LAS FIGURAS CLAVE

La lista de participantes en los distintos eventos de la Conferencia y los invitados es muy significativa. Por una parte, se va a potenciar al máximo la figura de Pedro Sánchez y los líderes territoriales no tendrán grandes intervenciones. Según Ferraz, esto se debe a que estamos a las puertas de las generales y él es el candidato. Recuerda, en cambio, que se ensalzó la figura de los dirigentes autonómicos durante las convenciones que se celebraron antes del 24-M.

La Conferencia será inaugurada el sábado por la mañana por la presidenta del PSOE, Micaela Navarro. De esta manera se potenciará el mensaje de que es una gran cita de partido. Hablará también durante la inauguración como anfitriona la secretaria general del PSM, Sara Hernández, una persona muy cercana a Sánchez y su brazo para controlar la tumultuosa federación madrileña. Pero, sin duda, el gran protagonismo lo tendrá en esa primera tanda de intervenciones el portavoz en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo. La propia dirección apuesta por realzar su discurso, ya que es el “gran referente moral” que tiene ahora el PSOE y el ejemplo de “fichaje”.

ángel gabilondo

Ángel Gabilondo

La Presidencia de la Conferencia ha recaído en la líder del PSOE vasco, Idoia Mendia. La intención es darle visibilidad, ya que el año que viene tendrá que concurrir en las elecciones autonómicas. En este convulso momento no se descarta en algunos círculos políticos que se anticipen esas elecciones. También se ha hecho un gesto con los socialistas gallegos -que también tendrán que ir a las urnas en 2016- con la inclusión en la cúpula del cónclave a su secretaria de Organización, Pilar Cancela. El todopoderoso PSOE andaluz está representado en la Vicepresidencia de la Conferencia a través de Juan Pablo Durán, presidente del Parlamento autonómico y hombre de confianza de Díaz.

La otra gran baza que quería jugar durante la cita Sánchez es el apoyo de la socialdemocracia europea. Hasta Madrid se va a desplazar el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y el presidente del Partido Socialista Europeo, Sergéi Stánishev. Los dos estarán en una mesa redonda el sábado por la tarde junto con el expresidente del Gobierno Felipe González. Este punto va a quedar deslucido al caerse del programa finalmente el primer ministro francés, Manuel Valls.

Sí está prevista la presencia de los otros ex secretarios generales del partido -Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero y Joaquín Almunia-, pero no tendrán ningún papel específico ni tomarán la palabra.

Seguro que a muchos de los asistentes se acordarán de la Conferencia de hace dos años. Rubalcaba dijo entonces: “El PSOE ha vuelto”. Este fin de semana lo comprobaremos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...