NOTICIAS

La pareja más segura al volante: la mujer conduciendo y el hombre de copiloto

16/11/2015 13:31 CET | Actualizado 16/11/2015 13:31 CET
GETTY

¿Quién conduce mejor, los hombres o las mujeres? El eterno debate ya tiene respuesta. Según un estudio de la Fundación Línea Directa, la mujer conduciendo y el hombre de copiloto es la pareja más segura al volante.

Esta pareja, pese a no ser la más habitual en las carreteras española, registra una accidentalidad seis veces inferior a los coches ocupados por la combinación más insegura: dos hombres.

Esta es la conclusión del estudio El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico, que también señala que la presencia de un copiloto reduce hasta un 35% las probabilidades de sufrir un accidente en carretera.

La combinación más frecuente es la de conductor hombre y copiloto mujer (el 49%), y la menos habitual, la de conductor y copiloto hombres (13%), aunque ésta es la que tiene mayor riesgo de accidente. La combinación mujer conductora y hombre copiloto es la segunda más frecuente, el 24%, seguida de la formada por dos mujeres (14%).

EL COPILOTO PERFECTO

Los organizadores del estudio han elaborado un perfil del copiloto perfecto: personas de entre 60 y 69 años, generalmente hombres, que presentan una actitud colaborativa, provocan pocas distracciones, están pendientes de la señalización y cumplen siempre las normas.

Frente a ellos están los peores copilotos, un joven varón de entre 18 y 29 años que no colabora con el conductor, habla en exceso durante todo el trayecto, critica continuamente la forma de conducir o manipula constantemente los dispositivos de los salpicaderos.

Cuando se conduce acompañado de un mal copiloto, aumentan las infracciones de velocidad y frenado sin causa justificada. Estos copilotos toleran en exceso conductas irresponsables al volante, como el exceso de velocidad (46%), las distracciones (11%), la conducción brusca (7%), las discusiones con otros conductores (6%) o no respetar la distancia de seguridad (5%).

El estudio señala que los conductores españoles son muy permisivos con las conductas irresponsables de sus copilotos. Medio millón confiesa que les permiten no ponerse el cinturón, y más de un millón toleran que le enseñen el móvil mientras conducen. Un millón y medio de conductores aceptan que su copiloto les corrija continuamente y 10 millones que hable sin parar.

Por género, las mujeres como copiloto no toleran que se superen los límites de velocidad, que no se respete la distancia de seguridad o que se produzca una conducción brusca. Por su parte, el hombre copiloto es más permisivo con que el conductor haya consumido drogas y alcohol, que use el móvil o que no respete las señales de tráfico.

ACCIDENTES

La fundación Línea Directa señala que el accidente más habitual cuando se lleva copiloto es el alcance trasero, seguido de la colisión fronto-lateral y la colisión en cadena.

Lo peor para los copilotos son las lesiones, ya que, en caso de accidente, tienen un 17% más de riesgo de fallecer y un 37% más de probabilidad de sufrir lesiones graves.

Esto se debe a la reacción instintiva del conductor que, ante un golpe inminente, realiza maniobras para protegerse él mismo. "En muchas ocasiones, el copiloto no va atento a la carretera, incluso dormido, por lo que no se espera el golpe", ha apuntado el director general de la fundación.

ADEMÁS:

NOTICIA PATROCINADA