POLÍTICA

Los obispos equiparan "los peligros" del laicismo con los del fundamentalismo

20/11/2015 19:40 CET | Actualizado 20/11/2015 19:40 CET
EFE

Para los obispos, todo es lo mismo. El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha asegurado "dos de los grandes peligros para la paz" son "el laicismo y los fundamentalismos".

"El laicismo que quiere excluir el hecho religioso de la vida social y reducirlo al ámbito privado y otro de los peligros está en los fundamentalismos que se aferran a la fe hasta el punto de querer imponerla por la fuerza o llevan el nombre de Dios para causas o intereses humanos hasta llegar a la violencia", ha explicado, al tiempo que ha insistido en que "no se puede matar en nombre de Dios".

Además, ante la crisis de refugiados, ha pedido que "no se asocie refugiados y delincuentes". "La figura del refugiado es una conquista de los derechos humanos y no podemos contagiarla con cuestiones delictivas y no podemos generalizar por una cuestión muy particular", ha subrayado.

En cuanto a la seguridad ante los atentados, Gil Tamayo ha precisado que la Conferencia Episcopal no ha dado ningún paso en este sentido y ha puesto toda la confianza de los obispos en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

VOTO CATÓLICO EL 20D

Por otra parte, ante las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, Gil Tamayo ha apuntado que la Asamblea Plenaria no ha preparado ningún documento orientativo para el voto de los católicos de cara a las mismas. En todo caso, frente a algunas medidas como la del PSOE de sacar la asignatura de Religión de las aulas, ha reivindicado la presencia de la Iglesia y de la Religión en el espacio público y en el marco de un Estado aconfesional pero "no laicista".

Además, preguntado por el caso de la filtración de documentos en el Vaticano en el que está involucrado un sacerdote español, el portavoz de los obispos ha reconocido que les "duele" la "deslealtad" y que están "con el Papa". En cualquier caso, ha aprovechado para defender la "línea de transparencia" que está impulsando la Iglesia española en los ámbitos económicos.

TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest