INTERNACIONAL

Al menos 27 muertos en el ataque al hotel de Bamako, Mali

20/11/2015 10:21 CET | Actualizado 20/11/2015 20:13 CET
SEBASTIEN RIEUSSEC/AFP

Un grupo de presuntos terroristas yihadistas ha irrumpido en el hotel Radisson, del centro de Bamako (Malí), gritando consignas islamistas como "Allahu Akbar" (Alá es grande). Los atacantes tomaron unos 170 rehenes (140 clientes y 30 empleados), de los que al menos 27 han muerto, según un responsable de la ONU, mientras que fuentes de los servicios de seguridad malienses han confirmado la muerte de 13 terroristas. Un responsable del país ha informado de que ya no hay rehenes en el interior.

Los grupos terroristas Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) Y Al Murabitun reivindicaron el ataque conjunto. Las fuerzas de seguridad asaltaron el edificio, según un portavoz del ministro de Seguridad Interior, y todos los rehenes fueron liberados. Los secuestradores también habían dejado ir a algunos, incluidos los que saben recitar versos del Corán.

Fuerzas especiales de Francia y Estados Unidos participaron en la operación desplegada en torno al hotel para liberar a los rehenes secuestrados, según fuentes militares. Un portavoz del Ministerio de Defensa francés confirmó a Reuters el envío de un equipo de fuerzas especiales "en respuesta a una petición de las autoridades malienses". "La unidad ha sido solicitada para ayudar a las fuerzas de seguridad malienses", explicó.

En el séptimo piso del hotel donde más se han escuchado las armas automáticas. Según las autoridades, muchos de los empleados y clientes se han encerrado en sus habitaciones para estar fuera del alcance de los asaltantes, pero otras fuentes indicaron que estos habrían ido habitación por habitación obligándoles a salir y les habrían llevado a la séptima planta. La Embajada de España en Malí ha informado de que se ha registrado una explosión y varios disparos.

Los terroristas habrían accedido al hotel a las siete de la mañana hora local en un coche con matrícula diplomática.

El Gobierno de Malí ha creado una célula de crisis en sede de la jefatura del Ejecutivo, con el primer ministro, Modibo Keita, y el ministro de Seguridad Salif Traoré. El presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, está en Yamena, la capital de Chad, para asistir a una cumbre del G5 Sahel.

NO HAY ESPAÑOLES ENTRE LAS VÍCTIMAS

Entre los huéspedes del hotel habría siete personas de nacionalidad china, 20 indios, seis empleados de Turkish Airlines y un número indeterminado de delegados franceses de la Organización Internacional de la Francofonía y participantes en un encuentro previsto este sábado en la capital maliense sobre las nuevas tecnologías, según fuentes de las fuerzas de seguridad.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha confirmado este viernes que no hay españoles entre las víctimas mortales del secuestro. Entre los rehenes sí había un español, que se encuentra en buen estado. En Mali hay unos 180 españoles, aproximadamente, y hay desplegados más de 160 militares entre Bamako y Koulikoro, encuadrados dentro de la misión de entrenamiento de la UE denominada EUTM-Mali.

Las autoridades francesas han pedido a sus nacionales que están en Bamako que no salgan de sus casas y han cerrado tanto el colegio francés como el Liceo francés de la capital de Mali, tras el ataque a un hotel por un comando armado, que mantenía esta mañana retenidas a decenas de personas.

Emilio Hernando, un salesiano de Don Bosco que se encuentra en Bamako, ha contado a RTVE en directo que se esperaba que un ataque como este ocurriera tarde o temprano. Por la mañana, ha contado, han recibido un mensaje de la embajada: "Atención, explosión y tiros en hotel Radisson. Posible atentado en curso. No se debe circular por Bamako". El cura, que trabaja en un colegio, ha explicado que por ahora han contado nada a los alumnos para no alarmarles.

Ataque al hotel Radisson de Bamako