POLÍTICA

Sánchez: "A Rajoy le vamos a aplicar un despido procedente por causas objetivas"

22/11/2015 16:22 CET | Actualizado 22/11/2015 16:36 CET

En un clima de entusiasmo, jaleado por cientos de militantes en Jaén, el secretario general del PSOE y candidato a La Moncloa, Pedro Sánchez, ha dicho este domingo que, si se convierte en presidente de España, la "última" persona a la que va a aplicar la reforma laboral del PP es justo a su líder, Mariano Rajoy. Para su rival conservador ha reclamado "un despido procedente por causas objetivas" en las elecciones del próximo 20 de diciembre, que ha considerado una oportunidad "para derribar" el "muro social", "de la indiferencia" y de "la mentira" levantados por el PP en los últimos cuatro años.

En este acto de precampaña ha aparecido sonriente junto a la presidenta de la Junta de Andalucía, líder de los socialistas andaluces y -dicen- una de sus principales críticas en el partido, Susana Díaz. Arropado por cerca de 2.000 personas, Sánchez ha valorado que es la primera vez en la historia del PSOE en la que hay más mujeres que hombres como cabezas de listas, ha destacado que "el socialismo andaluz es el orgullo del socialismo español", y ha valorado la política desarrollada por la Junta.

Demuestra, dice, "no sólo con palabras", sino "con hechos radicalmente distintos a la derecha", que son "diferentes al resto de partidos" y ha puesto como ejemplo que "invierte mucho más en Andalucía" en materia de dependencia que Rajoy en todo el país, o que "ha puesto en marcha "el blindaje de la sanidad y financiación", algo a lo que él también se ha comprometido a hacer "para el conjunto de España".

Sánchez, que ha asegurado que su formación tiene como "clave" gobernar "para la mayoría, ha incidido en que hay respaldar al PSOE para que el "futuro no dependa de la cuenta corriente de tus padres" y, además, porque tienen como otro de sus elementos fundamentales "hablar claro" y "llamar a las cosas por su nombre".

Es, en su opinión, justo lo contrario a lo demostrado por los 'populares', a los que ha calificado de "maestros del eufemismo" al llamar a la reforma laboral "flexibilidad", a los "recortes en el estado del bienestar austeridad", a la "subida de impuestos" para la clase trabajadora "recargo temporal de solidaridad", o a la "amnistía fiscal de Bárcenas, Granados y los Pujol regularización de activos ocultos", cuando en realidad es "una regularización de activos robados por compañeros del PP".

Y es que, según ha añadido, el presidente del PP ha levantado "tres muros que nos separan" y que hay que "derribar" el 20 de diciembre: uno social, viendo que "beneficia a los de siempre, a unos pocos" mientras los jóvenes viven "el presente desgarrador que ofrece la derecha: o la precariedad y el paro o el pasaporte". En segundo lugar, se ha referido a "un muro de la indiferencia", con aquellos gobernantes "que no resuelven los problemas" y "lo único que esperan es a que se pudran", al que ha sumado en el de "la mentira".

SÍ A UN ESTADO PALESTINO

Y en su intervención también ha habido espacio para un anuncio de calado internacional: si el PSOE gobierna, ha garantizado, va a reconocer el Estado palestino de pleno derecho. No ha dicho, eso sí, si impondrá alguna condición, como la vuelta a la mesa de negociaciones con Israel, como han apuntado los socialistas en los últimos tiempos. El Congreso español votó a favor de instar al Ejecutivo a reconocer este estado, que ahora es sólo estado observador y no miembro de Naciones Unidas, pero el paso definitivo aún no se ha dado.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest