INTERNACIONAL

Muere un segundo policía español en el atentado en Kabul cerca de la Embajada

11/12/2015 16:30 CET | Actualizado 12/12/2015 09:09 CET

Esta madrugada ha fallecido un segundo policía nacional, el subinspector Jorge García Tudela, por la heridas producidas durante el atentado terrorista que se produjo el viernes en Kabul (Afganistán) junto a la embajada española. Es la segunda víctima mortal tras la muerte ayer del policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, de 48 años. Según informa el Ministerio del Interior, todo el personal de la Embajada han sido evacuados "tras una intervención que se ha prolongado durante horas". Fuentes afganas hablan de otros ocho muertos, entre ellos varios policías de esta nacionalidad, y numerosos heridos.

El subinspector García Tudela era residente en Granada, a donde tiene previsto trasladarse hoy el Ministro del Interior tras reunirse en León con los familiares del agente antidisturbios Sanmartín Hernández. Antes de su destino actual en el equipo de seguridad de la embajada, prestó servicio en la Unidad de Intervención Policial de Oviedo.

Los talibanes han reivindicado la autoría del atentado registrado en el centro de Kabul y han precisado que el objetivo era una casa de huéspedes "invasores", a pesar de lo cual Exteriores afirmó, en un primer momento, que el ataque había sido contra la Embajada española. A través de un mensaje en Twitter, Zahibulá Muyahid, portavoz de los talibanes indicó que el atentado ha sido obra de un suicida y ha dejado numerosas víctimas. "La guerra sigue a buen ritmo", ha subrayado.

Según el Ministerio de Interior afgano, "tras una explosión en un coche, algunos atacantes suicidas entraron en una casa de huéspedes cerca de la embajada de España" a las 18 horas de Kabul (14:30 del viernes en Madrid), tras lo que siguió un asalto y un tiroteo con las fuerzas de seguridad.

Según informa El País, el agente García Tudela se encontraba en un edificio contiguo al lugar donde los talibán detonaron el coche frente a la Embajada. Tras el tiroteo, se intentó localizarle pero no respondía a su teléfono móvil, lo que hizo temer a sus compañeros por su estado.

Las primeras informaciones fueron muy confusas. Desde Orihuela, donde se encontraba en un mitin, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informó de que el atentado talibán suicida no estaba dirigido a la Embajada española, como había afirmado el Ministerio de Exteriores horas antes. "No era un ataque contra nosotros", según el presidente; el objetivo era una casa de huéspedes cercana a la legación española. Esta versión coincide con la que los propios talibanes habían difundido al reivindicar el atentado. Rajoy habló de un agente herido, aunque "no de extrema gravedad", aunque poco después él mismo confirmaba la muerte.

El jefe del Ejecutivo aseguró en ese momento que ya había hablado con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; el líder de Podemos, Pablo Iglesias; y el lehendakari, Iñigo Urkullu, y que estaba pendiente de comunicarse con el resto de los líderes políticos.

En un primer momento, el jefe del Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Kabul, Faraidoon Obaidi, aseguró que "hasta ahora tenemos solo nueve heridos, todos civiles y que resultaron heridos por la explosión, no por el tiroteo posterior", dijo a EFE.

El ataque ha comenzado sobre las 18:00 hora local (13:30 GMT) en el área de Sherpor, en la que se ubican diversas embajadas -entre ellas la española- y edificios gubernamentales, cuando tras una explosión en un coche un grupo de talibanes suicidas penetró en una casa de huéspedes cercana a la legación de España.

Exteriores había explicado que las comunicaciones son muy difíciles con Kabul y que sólo podían confirmar que el ataque se había producido en la Embajada de España, donde está de responsable el encargado de negocios.

A las 17:36 la desinformación del departamento del ministro José Manuel García Margallo era aún más incomprensible, a la vista de la versión facilitada después por su jefe, el presidente de Gobierno. EFE informó, citando a fuentes de Exteriores, de que el ministro está en "está en permanente contacto con la Embajada española en Kabul tras el ataque suicida de un grupo de talibanes y ha mantenido varias conversaciones telefónicas con el encargado de negocios, Oriol Solá".

Atentado en Kabul

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN