NOTICIAS

Solo para expertos: las mejores pistas rojas y negras del mundo

14/12/2015 08:33 CET | Actualizado 14/12/2015 08:33 CET
GTRESONLINE

Hay más descensos que días en el calendario, pero no todos divierten por igual al mismo tipo de esquiador o snowboarder: hay pistas para novatos, familias, grupos... Y las hay para los que buscan un nuevo reto cada vez que se calzan los fijadores.

Reserva un hueco en tus vacaciones para disfrutar de estas maravillas de la naturaleza.

AUSTRIA

Pocas sensaciones más brutales que Harakiri, la mundialmente famosa bajada de Ski Zillertal 3000. Ocupa un glaciar, tiene un kilómetro de largo y un 78% de pendiente. Es decir, una auténtica pared. El otro gran reto de esta estación, y no solo por pronunciarlo, es el pico Höhenmeterfresser, que se traduce más o menos como "el que come altitud". Y por si fuera poco, a menos de una hora en coche tienes Kitzbühel, cuna del mítico Streif, prueba de descenso extremo celebrada desde los años 60, con 3.000 metros de distancia y donde se alcanzan velocidades por encima de los 140 km/h. Quita el hipo.

PIRINEO ARAGONÉS

Nieve casi siempre virgen porque pocos se atreven a catarla, rutas onduladas y pendientes más que exigentes. Esa es la carta de presentación de Formigal, paraíso para expertos situado en el Pirineo Aragonés y compuesto por más de 90 pistas, el 60% exclusivamente para entendidos en la materia. Ofrece más de 700 metros de desnivel bajo tus pies pero, si no tienes suficiente, la mucho menos masificada Cerler está muy cerca y también califica la mitad de sus descensos como rojos o negros.

CANADÁ

Mont Tremblan, muy cerca de Montreal, es una de las estaciones con mayor número de pistas solo aptas para esquiadores expertos. Enclavada en mitad de las preciosas montañas Laurentinas, rodeada de lagos y bosques, dibuja una idílica postal que no parece encerrar los endiablados descensos de los que presume. Si a eso le sumas que tiene un promedio de tres metros de nieve en temporada alta (sí, el equivalente a subirte en hombros de algún amigo) merece la pena cruzar el charco para esquiarlo.

FUERA DE PISTA

Si eres de los que no se conforman con los senderos establecidos, cada vez son más los dominios esquiables que ofrecen descensos fuera de pista. Eso sí, bajo tu completa responsabilidad. Desde AEPEDI (Asociación de Escuelas, Profesores y Entrenadores de Deportes de Invierno) dan algunas claves: “Nunca practicarlo en solitario, llevar una mochila con todo lo necesario y tener el equipo totalmente a punto, pensando en un largo descenso, no en una corta bajada junto a un remonte”.

A Saas Fee (Suiza) no la llaman la Perla de los Alpes por casualidad. Más del 80% de sus 100 kilómetros de pistas están señalizadas como rojas y negras, pero aún así no es difícil ver expertos salirse de las rutas marcadas para hacer unos fuera-pista más que famosos en el mundillo de la nieve. No muy lejos, en St. Anton am Arlberg (Austria) hay más de 1.500 metros de desnivel y unas vistas excepcionales que invitan a explorar. Los sectores de Rendl y Stuben son los fuera de pista más apetecibles del país. De vuelta a España, Loma Verde y el Tubo de la Zapatilla (Candanchú), el Descornacabras (Vaqueira-Beret) o el Valle de San Juan (Sierra Nevada) son quizá los fuera de pista más recomendables.

MÁS TRUCOS DE NIEVE:

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest