Trucos definitivos para no despilfarrar comida en Nochebuena

17/12/2015 09:24 CET | Actualizado 24/12/2015 11:47 CET

Seguro que lo intuyes, incluso puede que ya lo hayas leí­do antes, pero aún así tenemos que volver a repetirlo: la Navidad no es solo la época del amor, los regalos y la familia, también es la del derroche. Cómo si no puede interpretarse que una cuarta parte de la comida que compramos en estas fechas acabe directamente en el cubo de la basura. De eso va precisamente la campaña de Navidad 2015 de IKEA, que ha preguntado sobre este tema a los que más saben de despilfarro, los que recogen nuestras basuras. Y para que tus buenas intenciones no se queden solo en eso, te damos 10 pistas que te ayudarán a gestionar mejor la comida.

1. Planifica el menú y evita la improvisación.

2. Cuando hagas la compra mira lo que ya tienes e intenta darle una utilidad en el menú. Para lo que falte, haz una lista con lo necesario y no compres más de los que necesites.

3. Márcate un presupuesto y cúmplelo. ¡Si tiras la comida tiras el dinero!

4. Conserva adecuadamente los alimentos, según sus necesidades de frío. Asegúrate de que lo que ya está abierto está guardado de la mejor forma posible.

5. Consume antes lo más antiguo. Es importante tener conciencia de lo que se tiene para dar salida siempre a lo que lleve más tiempo en la despensa o la nevera.

6. Ajusta las raciones. Si tienes invitados calcula las cantidades por cada comensal y, a ser posible, piensa en lo que gusta o no tanto. Es mejor servir raciones más pequeñas y que si alguien se ha quedado con hambre, pueda repetir.

7. Guarda convenientemente la comida sobrante y aprovéchala con imaginación. Por ejemplo, haz un brunch con las sobras, congela el vino (para salsas), etc.

8. Tira solo los alimentos si están de verdad en malas condiciones. Si ves que no vas a consumir un alimento perecedero en pocos dí­as, la mejor alternativa es optar por la congelación para alargar su vida.

9. Si comes en un restaurante no pierdas la cabeza a la hora de pedir, y si sobra bastante di que te lo pongan para llevar.

10. Feo no es incomestible. Que la fruta o verdura no tenga su mejor aspecto no quiere decir que no se pueda comer o que no conserve sus propiedades. Aprovéchalas para hacer cremas, caldos, purés, etc.

Y si estas claves no son suficientes, recuerda que IKEA sabe cómo ayudarte. Haz clic aquí.

MÁS:ikea