TENDENCIAS

El momento más asqueroso de MasterChef Junior: cuando Pepe se comió el ojo de un besugo

23/12/2015 10:55 CET | Actualizado 23/12/2015 12:23 CET

Han tenido que pasar seis ediciones de MasterChef, tres de ellas de adultos y tres junior, para que llegara uno de los momentos más asquerosos, grimosos e incluso algo desagradables de este talent show de cocina. Ese momento tuvo lugar en el cuarto programa de la tercera edición. Fue un instante que hizo que muchos, mientras lo veían en sus casas, tuvieran que cerrar los ojos: cuando Pepe Rodríguez se comió el ojo de un besugo.

Aunque es conocida la afición del manchego a deglutir sin piedad las cabezas de las gambas (algo que causa una cierta impresión en los concursantes, especialmente en los más pequeños), esta vez fue un paso más allá. Ante la atenta mirada de sus compañeros de jurado, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz, y de la cocinera Carme Ruscalleda y su hijo Raül Balam, invitados del programa, el responsable de El Bohío se zampó el gran ojo de este pescado.

Para ciertas culturas el ojo de los pescados es considerado un manjar, pero es cierto que en otras tantas resulta algo desagradable, un paso más allá de la casquería. Pero el estómago de Pepe puede con todo. No así el de Eva González, la presentadora del concurso, a la que se vio claramente asqueada por el supuesto manjar.

MÁS SOBRE MASTERCHEF

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest