Huffpost Spain

Mas urge a la CUP a ejercer su "deber de decidir" y a ofrecer "estabilidad"

Publicado: Actualizado:
MAS
El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, durante su tradicional discurso de Fin de Año | EFE
Imprimir

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha apremiado este miércoles a la CUP a ejercer su "deber de decidir" para que pueda arrancar la legislatura y para que el nuevo Govern, que deberá estar "abierto al pacto", pueda gozar de "estabilidad" para "cumplir los mandatos recibidos en las urnas".

En su tradicional discurso de Fin de Año, desde el Salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat, Mas ha hecho veladas referencias a la incertidumbre que planea en estos momentos sobre su posible investidura de la semana que viene.

La CUP decidirá el 3 de enero si se presta a facilitar que Mas sea investido como presidente catalán antes del 10 de enero, plazo límite para alcanzar un acuerdo que evite unas nuevas elecciones en marzo en Cataluña.

Mas también ha afirmado que a Catalunya y a toda España "le convienen gobiernos estables, dialogantes y abiertos al pacto", cada uno con su legitimidad democrática, ha matizado.

En su mensaje institucional de fin de año, ha reiterado este miércoles su defensa del derecho a decidir, pero también ha destacado el "deber de decidir" de los políticos en situaciones complejas como las que han dado las elecciones catalanas y las generales. Esas situaciones "obligan a dialogar, a negociar y a pactar; es decir, a decidir" entre ideas, personas y partidos muy diferentes, aunque sea difícil.

Sobre toda España, ha dicho que quienes han ido haciendo "burla y escarnio" de la situación política catalana deberán resolver ahora aritméticas complicadas tras las elecciones generales, aunque ha deseado que se consiga estabilidad.

"Queda poco tiempo y poco margen para un acuerdo de investidura

Mas ha defendido que el derecho a decidir de Cataluña necesita a todos para hacerlo posible y no excluir a nadie: "Seguir ignorándolo o menospreciándolo no aportará ninguna solución de futuro". Por eso, ha pedido hacer de 2016 un año decisivo para alcanzar los objetivos del "camino extraordinario" de Cataluña en los últimos años, superando los últimos meses, que ha calificado de inciertos, con preocupaciones y con algunas decepciones.

CRISIS, PERO BUENAS EXPECTATIVAS

Considera que en estos últimos años se han unido un proyecto social y un proyecto nacional catalán para hacer "un gran país, es decir, un buen país para toda su gente".

También ha aludido al proyecto social para lamentar que muchos sufren la crisis, aunque ha asegurado que la sociedad y las instituciones catalanas trabajan continuamente para que quienes más sufren noten la recuperación y también "una más justa distribución de la riqueza que crea el país", pero ha lamentado precisamente que Cataluña no pueda controlar su riqueza.

Para él, la situación económica ha mejorado porque hay más actividad y más empleo, además de que ve a Cataluña atractiva para invertir y generar proyectos, con más exportación que nunca, con más prestigio turístico y comercial, con reconocimiento en investigación y en universidades, con voluntad de liderar la apuesta por la formación profesional.

TERRORISMO Y REFUGIADOS

Artur Mas ha constatado la determinación del Govern de reaccionar contra el terrorismo internacional actuando "a favor de la seguridad", contra toda violencia y a favor de la convivencia pacífica de todos los pueblos.

La otra referencia internacional del discurso la ha dedicado a los refugiados, al recordar que no todos pueden disfrutar de la celebración de la Navidad porque mucha gente debe huir de sus países por la violencia, la persecución y la guerra: "Buscan una esperanza en un mundo mejor".

TE PUEDE INTERESAR

Close
Pleno en el Parlament 9N
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen