TENDENCIAS

Juegos navideños para que los niños no se aburran en Nochevieja

31/12/2015 08:45 CET | Actualizado 31/12/2015 16:53 CET

Puede que la Navidad parezca la época ideal para ser niño, pero no la noche de Fin de Año. En Nochebuena se canta y llega Papá Noel, el 6 de enero se abren los regalos de los Reyes Magos... pero en Nochevieja sólo se vuelve a cenar con la familia, se bebe, se toman las uvas... y ya, algo que para los más pequeños puede resultar aburridísimo.

Si en tu familia hay niños y te preocupa cómo entretenerlos, aquí está la solución: nueve juegos navideños para distraer a los peques y que se lo pasen bien mientras despedís el año por todo lo alto. O le dais la bienvenida, ya que el día de Año Nuevo también toca comida familiar.

1. ¿QUÉ VILLANCICO ES?

Cada vez decae más la tradición de cantar villancicos así que, para que no se les olviden, premia al que averigüe cómo sigue una estrofa de un villancico.

El adulto que organiza el juego canta en voz alta una frase de un villancico y lo deja en suspenso para que alguien continúe: "Belén, campanas de Belén...¿quién sabe cómo sigue?". ¡Dulce o regalo al que acierte! También vale con darles una ficha o un punto.

Una variante del juego se puede hacer sacando al azar un papelito de una bolsa con muchos, en los que haya apuntadas estrofas de la canción navideña. Al que le toque tiene que silbarlo o tararearlo y su equipo debe adivinar cuál es.

2. EL JUEGO DE LAS PELÍCULAS... PERO SÓLO DE NAVIDAD

El clásico juego de interpretar una peli con mímica ya está muy visto... ¿y si se complica un poco? Sólo se permiten cintas que transcurran en Navidad. Puede parecer muy difícil, pero si te das cuenta, esto incluye desde Sólo en casa o Gremlins hasta La jungla de cristal, en el caso de los más mayores.

3. EL ÁRBOL DE NAVIDAD HUMANO

Un juego por equipos que consiste en disfrazar de árbol de Navidad a un miembro de cada grupo, con espumillón, luces y bolas (de plástico), al ritmo de la música. Gana el que haga el mejor árbol cuando se apague la melodía.

4. AL ESCONDITE CON PAPA NOEL

Si sabes jugar al escondite, sabrás jugar a esto: la única diferencia es que el que busca puede pedir a los que se esconden que saluden hasta tres veces como Papa Noel: "¡Jo jo jo jo!". Bien alto, con voz profunda y risueña.

5. ADIVINA EL REGALO

Lo ideal para este juego es tener un calcetín gordo de Navidad, de esos que se cuelgan de la chimenea (o aquí en España, donde no hay muchas, de la pared). Pero cualquier bolsa o saco vale.

Mete dentro un regalo o sorpresa (puede ser cualquier cosa, incluso comida navideña) y pásalo por todos los jugadores, que tienen que adivinar qué hay dentro sólo con meter la mano. Quien lo haga, se lo queda.

6. EXPLOTA LA PANZA

Hincha un globo y métetelo debajo del jersey/camiseta como una barriga. Cuando todos los jugadores tengan una, tienen que tratar de explotar la de los demás sin usar las manos, a barrigazo limpio.

Es mejor que todos los jugadores sean algo mayores, pasados los cinco años, para que nadie se asuste cuando le estalle el globo en la tripa.

7. ¡A ENVOLVER!

Una competición que mide quién es el niño que envuelve más regalos en menos tiempo.

Divídelos en grupos, si hay varios, y cronometra cuántos regalos es capaz de envolver cada equipo en el tiempo que decidas (por ejemplo, un minuto y medio). Sólo necesitas papel de regalo, celo y tijeras para niños, y seguro que de todo eso hay por casa.

8. UN REGALO POR CAPAS

Este juego tiene dos versiones: una más amable, para los más pequeños, y otra para los niños revoltosos y algo más mayores.

La primera consiste en envolver un dulce grande en papel de regalo, e ir añadiendo capas de papel, incluyendo en cada una una chocolatina o dulce. Todos los jugadores se sientan en círculo y se van pasando el papel al ritmo de la música. Cuando ésta se apague, el que tenga el paquete debe quitar una capa y comerse el dulce.

La versión más cafre consiste en que sólo haya un dulce, el primero, envuelto por varias capas de papel muy apretadas, para que sea difícil quitarlas. Los jugadores se pasan el paquete, y no hace falta que respeten el orden del círculo, aunque todos deben tocarlo al menos una vez por ronda, y nadie puede retenerlo más de tres segundos; cada vez que se pare la música, hay que intentar quitar tantas capas como sea posible, intentando llegar al dulce. El primero que llegue, se lo come.

9. KARAOKE DE VILLANCICOS

¿Y qué si ya ha pasado la Nochebuena? Nunca es mal momento para cantar villancicos en las vacaciones navideñas. Coge un micrófono, o algo que se le parezca, y a cantar. Si los niños se inventan un baile o teatro a juego, mucho mejor. Para darle un poco de emoción, los adultos pueden tener papeles con números para puntuar las actuaciones.

EXTRA: CUALQUIER JUEGO VALE

Todos los juegos tradicionales pueden convertirse en juegos de Navidad. Basta limitar la temática a la navideña, cambiar la música por villancicos o incluso disfrazarse de figuras navideñas (Papa Noel, los Reyes, el Portal de Belén...).

Anímate a jugar a las sillas musicales, al Pictionary o improvisa un trivial con temática de estas fiestas. ¡A jugar!

TE PUEDE INTERESAR...

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest