Huffpost Spain

10 cosas que las personas agradecidas hacen de forma distinta

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Ralph Waldo Emerson afirmó que, para conseguir la felicidad, había que cultivar "el hábito de agradecer cada cosa buena que llega a tu vida y de dar las gracias siempre".

El caso es que Emerson —que investigó lo que implicaba una "buena vida" en la mayor parte de su obra— no estaba equivocado. Los estudios apuntan constantemente a que dar las gracias puede traducirse en un estilo de vida más sano, más feliz y con menos estrés.

"La vida consiste en una serie de problemas que hay que solucionar y, muchas veces, esos problemas producen estrés", recuerda Robert Emmons, investigador y profesor de la Universidad de California (Estados Unidos), a The Huffington Post. "La gratitud puede acabar con el estrés".

¿Cómo podemos dar gracias por todo lo que nos ayuda en la vida?

A continuación encontrarás una lista de 10 hábitos que te ayudarán a ser agradecido en tu día a día.

1. Escribe un diario.

diario

Los estudios que han tratado este tema demuestran que escribir sobre las cosas por las que te sientes agradecido puede ser beneficioso. Tener un diario de cosas por las que estás agradecido fomenta el pensamiento positivo (algo muy útil ya que el cerebro se centra en las cosas malas por naturaleza). Escribir también ayuda a progresar con tus objetivos personales.

Para conseguir todos los beneficios de escribir un diario, Emmons recomienda escribir entre 5 y 10 minutos cada dos días, más o menos. "Hay que comprometerse a hacerlo, si se empieza a escribir, se acabará convirtiendo en algo automático", explica. "Es como hacer ejercicio: uno no se va a levantar una mañana y se va a ir a correr así como así, hay que seguir un plan. Hay que trazar un plan de actuación de gratitud: escribir nada más despertarte o escribir justo antes de irte a dormir, personaliza tu propio plan".

2. No evites las cosas negativas.

evitar cosas negativas

Mostrar agradecimiento genera más optimismo, pero la gente agradecida no evita la negatividad. Emmons afirma que, aunque solemos asociar gratitud con el hecho de centrarnos en lo bueno y evitar lo malo, la clave para llevar una vida de agradecimiento es asumir que habrá contratiempos. También explica que, si se rememora un momento difícil, es probable sentir gratitud por haber superado las dificultades y por haber llegado a la situación actual.

3. Pasa tiempo con tus seres queridos…

seres queridos

Las personas agradecidas saben que no han llegado a donde están sin ayuda de nadie y, para ellos, pasar tiempo con sus seres queridos es un hábito. "Ser agradecidos ayuda a conectar con otras personas", recuerda Emmons. "Refuerza las relaciones y estas son los mejores indicadores de felicidad y de estrés".

4... Y diles que los quieres.

dar la mano

Mostrar agradecimiento hacia los seres queridos también ayuda a fomentar la cercanía al dejar claro tu opinión sobre ellos. "El agradecimiento es lo principal de una amistad, más que ninguna otra cosa", declaró al New York Times en 2011 Michael E. McCullough, investigador de la Universidad de Miami (Estados Unidos). "Es parte de un sistema psicológico que provoca que las personas aumenten su valor hacia otras personas".

Empezar a demostrar lo mucho que agradeces a tus seres queridos tiene su recompensa. Según un estudio reciente publicado en la revista Personal Relationships, las parejas que se demostraban agradecimiento tenían un mejor matrimonio que las que no lo hacían. Cuanta más gratitud, menos probabilidad de divorcio.

5. Utiliza las redes sociales con cuidado.

redes sociales moderadas

En nuestra cultura es imposible evitar las redes sociales. Aun así, Emmons afirma que las personas agradecidas sacan partido de estas plataformas, pero con cuidado. "Recurren a cualquier servicio que esté disponible para producir pensamientos de agradecimiento", explica. "Las fotografías o cualquier otro tipo de información presente en las redes sociales... Cualquiera de las dos es una buena forma de hacerlo".

Existen investigaciones que demuestran que los pensamientos positivos que se comparten en las redes sociales se propagan más rápido que los negativos, y esto hace que todo el proceso de ser una persona agradecida sea más fácil cuando uno se conecta a Internet. Emmons recomienda recopilar un archivo de publicaciones de Facebook o Instagram para recurrir a él cuando se necesite. Este método ayudará a tener pensamientos felices en una plataforma que se utiliza a diario. "Se critica a la tecnología porque desconecta a la gente, pero, si se usa de la manera adecuada, puede conseguir el efecto contrario", desveló Emmons.

6. Reconoce el valor de las pequeñas cosas…

mini cosas

Los pequeños momentos del día a día —como coger el metro justo antes de que se cierren las puertas o que tu mascota te reciba efusivamente cuando llegues a casa— también son importantes. Hay que dar las gracias por ellos.

7. ...Y ayuda a que otros también lo hagan.

abrazo

Los pequeños gestos de amabilidad marcan la diferencia cuando se trata de ser una persona agradecida. Estas personas reconocen y devuelven cada muestra de amabilidad que se les ofrecen, ya sea un simple cumplido, una ayuda o recibir flores "porque sí". Existen estudios que confirman que este tipo de amabilidad alegra a las dos personas.

8. Sé voluntario.

voluntariado

Todo el mundo necesita un poco de ayuda de vez en cuando, y las personas agradecidas saben que no hay otra manera de ayudar que pasar a la acción. Emmons explica en su libro ¡Gracias!: De cómo la gratitud puede hacerte feliz que las personas que hacen un voluntariado se sienten agradecidas por la experiencia de dar algo a cambio. "Ya que el hecho de ayudar a otras personas les ha ayudado a ellos mismos, se mostraban agradecidos por haber tenido la oportunidad de ayudar", explicó.

Según un estudio publicado en la revista BMC Public Health , ser voluntario reduce los sentimientos de depresión y aumenta el bienestar en general. Emmons aconseja pensar en tus talentos para utilizarlos a la hora de ayudar a otros, ya que las personas se sienten más agradecidas cuando dan que cuando reciben.

9. Muévete.

moverse

Puede que no se parezcan en nada a simple vista, pero la gratitud y el ejercicio pueden formar un buen equipo. Según el estudio de 2003 de Emmons, las personas agradecidas también solían hacer ejercicio con más frecuencia. El estudio llegó a la conclusión de que los participantes tenían menos limitaciones dietéticas y eran menos propensos a fumar o a beber alcohol.

Está demostrado que hacer ejercicio ayuda a despejar la mente y a reducir el estrés, ambos muy importantes para ser agradecido. Según Emmons, las personas agradecidas que hacen ejercicio se sienten más sanos física y mentalmente, así que, para ellos, la gratitud es uno de sus mejores aliados.

10. Quiérete.

globos corazones

Las personas agradecidas saben que su actitud puede producir autocompasión. Según un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences, cuanta más gratitud, más autoestima. No es de extrañar: cuando tu bienestar es una prioridad, es imposible no sentirte bien.

¿Agradeces haberte convertido en la persona que eres? Pues debería ser el primer elemento de tu lista de agradecimientos.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Sleep+Wellness de la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest