Huffpost Spain

Ataques xenófobos tensan más la situación en Colonia tras los abusos de Nochevieja

Publicado: Actualizado:
COLONIA
EFE
Imprimir

Una serie de ataques xenófobos, al parecer coordinados a través de las redes sociales como "respuesta" a las agresiones sexuales de la pasada Nochevieja, han tensado este lunes aún más la situación en la ciudad alemana de Colonia, cuyas autoridades han advertido de que no tolerarán acciones de "auto-justicia".

Al menos dos paquistaníes y un sirio han sufrido lesiones en la ciudad alemana a causa de los ataques coordinados, cuyos autores se citaron a través de las redes sociales con el propósito expreso de "atacar a personas no alemanas", ha informado hoy el portavoz policial, Norbert Wagner.

Su objetivo, según las investigaciones en curso, era "tomarse la justicia por su mano" por los sucesos de Nochevieja en la estación central de ferrocarril de la ciudad, donde hasta ahora se han presentado 516 denuncias, de ellas 237 por delitos sexuales.

"NO HAY QUE DEJAR EL CAMPO LIBRE A INCENDIARIOS EXTREMISTAS"

Según medios alemanes, los que han respondido a esas llamadas han sido principalmente grupos de "hooligans", que se han lanzado sin reservas a la "caza del extranjero" por las calles de Colonia.

El ministro de Justicia, Heiko Maas, ha advertido en contra de los intentos de los neonazis y otros grupos de ultraderecha de instrumentalizar esos sucesos y ha llamado a "no dejar el campo libre a incendiarios extremistas". Maas ha indicado que la ola de insultos contra refugiados difundidos estos días en internet hace pensar que hay gente que esperaba que ocurriera algo como lo de Colonia para dar rienda suelta a su odio racial. "De otro modo no se explica la manera descarada en que algunos grupos instrumentalizan lo que ocurrió", ha opinado el ministro.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, ha añadido que, aunque hay que aclarar por completo lo que pasó en Colonia y plantearse qué medidas adoptar, hay que pensar también en la gran mayoría de refugiados que han buscado amparo en Alemania y se comportan pacíficamente. "Tenemos que plantearnos medidas para proteger a la población alemana pero también para proteger a la gran mayoría de los refugiados", ha indicado Seibert.

Desde el estado de Renania del Norte-Westfalia, el titular regional de Interior, Ralf Jäger, ha acusado hoy de "graves errores" a la policía de Colonia ante unos ataques y agresiones sexuales que ha calificado de "intolerables". "La imagen que ha ofrecido la policía de Colonia es inaceptable", ha afirmado en su comparecencia ante la cámara regional renana convocada para abordar la situación.

LOS RESPONSABLES POLICIALES NO PIDIERON REFUERZOS

Jäger ha confirmado que, de acuerdo a los testimonios hasta ahora recabados, los actos fueron cometidos mayoritariamente por extranjeros, principalmente procedentes del norte de África, pero también de países árabes. Hasta ahora se han abierto investigaciones contra 19 extranjeros, entre ellos 10 peticionarios de asilo, de un total de 32 sospechosos, entre los que también hay alemanes.

Según Jäger, los responsables policiales de Colonia no pidieron refuerzos pese a que la situación junto a la estación central de ferrocarril y aledaños podía escapárseles de las manos y pese a que en todo el país regía esa noche una alerta general ante el temor de atentados terroristas. No sólo no se pidieron refuerzos, sino que además en el comunicado de prensa emitido al día siguiente por la jefatura policial colonesa se describía la situación de la noche anterior como "tranquila" y como "buena" la actuación policial.

Lo ocurrido la pasada Nochevieja en Colonia ha costado el cese al jefe de la Policía de esa ciudad, Wolfgang Albers, que se hizo efectivo el pasado viernes.

El ministro del Interior germano, Thomas de Maizière, ha defendido hoy el endurecimiento de la legislación vigente para los refugiados tras las múltiples agresiones sexuales y robos cometidos en Colonia y ha subrayado la necesidad de identificar a los agresores para castigarlos. Ha advertido además en contra de caer en una "espiral de silencio" y ocultar la verdad, también por el bien de los refugiados, para quienes es importante que se diferencie claramente entre los que son delincuentes y los que no lo son.

TE PUEDE INTERESAR...