Huffpost Spain

Berlín abrirá un centro de refugiados homosexuales para protegerles de acoso

Publicado: Actualizado:
MERKEL
BERND VON JUTRCZENKA/AP
Imprimir

La ciudad-estado de Berlín se propone abrir un albergue de refugiados específico para homosexuales y transexuales con el objetivo de protegerlos de los frecuentes casos de abusos y agresiones sexuales de los que son víctimas por parte de otros refugiados.

Fuentes del departamento de Migración e Integración de la capital alemana informaron este lunes del proyecto, que tendrá una capacidad para entre 100 y 120 residentes y que previsiblemente entrará en funcionamiento el próximo marzo.

Se tratará del primer albergue de estas características en Alemania, país que el año pasado recibió a 1,1 millones de peticionarios de asilo y al que se espera llegue a lo largo de este 2016 una cifra similar.

El acoso del que son víctimas los refugiados gais también ha planteado en Holanda el dilema de qué hacer al respecto. En Nijmegen, por ejemplo, el concejal Bert Frings afirmó que esto no es una buena idea porque "si se quita a la víctima, se recompensa al agresor".

Otra voces advierten de que por la misma razón habría que abrir centros separados para mujeres. Amnistía Internacional ha publicado este lunes un informe en el que recoge testimonios de mujeres y niñas que han sufrido abusos sexuales y acoso en su periplo hacia Europa, tanto por parte de los traficantes de personas y de fuerzas de seguridad, como de sus propios compañeros de viaje.

GESTIÓN DE LA ASESORÍA PARA LOS HOMOSEXUALES DE BERLÍN

La gestión correrá a cargo a la Asesoría para los Homosexuales de Berlín, organización de apoyo al colectivo gay en la ciudad.

Ese organismo estima que el cómputo total de homosexuales y transexuales entre los refugiados residentes en la capital alemana se sitúa entre las 3.500 y las 5.000 personas.

En declaraciones al diario berlinés Der Tagesspiegel, fuentes de esa oficina alertaron de la situación que sufre el colectivo en los centros de acogida y alojamientos para refugiados, así como en las dependencias de la Oficina de Sanidad y Asuntos Sociales (LaGeSo) donde se centraliza su registro como solicitantes de asilo.

Los miembros del colectivo son frecuentemente víctimas de palizas y agresiones sexuales y sufren ataques verbales y marginalidad generalizada por parte de los restantes residentes, además de un trato discriminatorio del personal de vigilancia.

En las dependencias de LaGeSo, de por sí desbordadas en su capacidad de gestión por la llegada incesante de refugiados, hay apenas cinco voluntarios que se encargan específicamente de estos colectivos, según el rotativo.

La situación de discriminación o agresiones afecta tanto a los homosexuales y transexuales llegados con la gran oleada migratoria del año pasado como a aquellos a los que en su día se concedió asilo en Alemania por sufrir persecución en sus países de origen a causa de su inclinación sexual.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest