POLÍTICA

Las dos almas del PSOE

27/01/2016 09:27 CET | Actualizado 27/01/2016 09:27 CET
EFE/archivo

Un nuevo caso de corrupción en el PP vuelve a llevar a las primeras un asunto que ha marcado la pasada legislatura y ahora amenaza con dar al traste con una eventual investidura de Rajoy...



Con tantas polémicas sobre reparto de sillones o las vestimentas de los Reyes Magos, "apenas se repara en que el partido que tiene a sus tesoreros imputados, y al que ayer volvieron a registrarle casas e instituciones, aspira a gobernar España creyendo que su obstáculo es la falta de apoyo parlamentario, no el hecho de que empiece a tener más gente defendiéndose en el banquillo que trabajando en los Gobiernos".

La reflexión es de Manuel Jabois en El País, pero es compartida por El Mundo en un editorial en el que considera que "el escándalo que salpica a la Diputación de Valencia no es un garbanzo negro en la mayor organización política de España, sino un ejemplo paradigmático de hasta qué punto la corrupción se convirtió en un problema estructural del Partido Popular". Por ello, concluye, "Rajoy puede pagar ahora su tibieza contra la corrupción".

Desde luego, como constata La Vanguardia, supone "un problema añadido para Rajoy a la hora de buscar posibles aliados con los que intentar conformar una mayoría parlamentaria". 



De momento, Rajoy sigue adelante, y en su partido cierran filas...



"¿Por qué se va a retirar Rajoy y no Sánchez? Me parece injusto". Así lo expresa Cristina Cifuentes, presidenta de Madrid, en una entrevista en El País. Su argumento: la incapacidad del PSOE de superar la contradicción en sus dos almas, la socialdemócrata moderada y la radical, no supone que el PP deba cambiar de candidato.

Y si hacemos caso a la prensa conservadora, la parte socialdemócrata se moviliza: "González aboga por un gobierno de PP y C's con abstención del PSOE", leemos en ABC. Así se lo habría trasladado a los embajadores en España de la Unión Europea, según La Razón. El expresidente, al tiempo, habría mostrado su preocupación por que el PSOE se alíe con "los populistas", en referencia a Podemos.

El partido de Pablo Iglesias está en la bronca del gallinero que El País califica de "perversión de las formas y un mensaje negativo hacia los españoles que han pedido con sus votos una forma de gobernar con diálogo y consenso". Para Ignacio Camacho, sin embargo, Iglesias ha montado una pelea moral "por una posición preferente en el tiro de la única cámara que le importa. La de la tele". 



Y a todo esto, en Cataluña aparecen las primeras disensiones partidistas...



"Esquerra desautoriza la hora de ruta de Puigdemont", asegura El Periódico en su apertura por las diferencias en torno a si debe celebrarse un referéndum antes o después de la "proclamación de la secesión". Al parecer, Puigdemont y Junqueras se van a coordinar cada semana para evitar roces.

El vicepresidente y responsable de las finanzas de la Generalitat desvela en una conversación con el Financial Times que su estrategia mira más allá de los países de la Unión Europea y también se concentra en los mercados, a los que Junqueras está seguro de convencer de que la deuda pública de España tendría más garantías de ser pagada si una Cataluña independiente asumiera el compromiso de la suya.  



En la Unión Europea no ganan para sobresaltos, cuando no es Alemania es Grecia, y ahora le toca a Italia...



Cuyo sistema bancario está lanzando un SOS, a juicio de Cinco Días, porque "el sector tiene más de 330.000 millones de créditos improductivos". El Gobierno de Renzi quiere evitar un "rescate a la española" y parece que lo ha conseguido, porque La Stampa anuncia que el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, ha conseguido un acuerdo con la Comisión a largo plazo con el que se reducirían las pérdidas para millones de pequeños inversores.

En cualquier caso, Bruselas consigue que Italia sanee su sector bancario, que el Wall Street Journal retrata de la siguiente manera: "Cómo los banqueros italianos han pasado de héroes a parias".   



En Estados Unidos, aumenta la impresión de que Donald Trump es imparable en su carrera a la nominación republicana a la Casa Blanca... 



Y en los diarios europeos se analiza el por qué. El corresponsal de Die Welt retrata "la ira, la depresión y el anhelo de la América blanca", en cuyo seno aumenta la tasa de suicidios y se extienden las muertes por sobredosis de heroína. "La frustración es el motor de Trump", concluye.

De manera más genérica, Martin Wolf en Financial Times considera que Trump es el resultado de que "los perdedores económicos se revuelven contra las élites" porque, como reflexiona Antón Costas en La Vanguardia, "la desigualdad impide la existencia de una sociedad decente, debilita la democracia y asesina al capitalismo". 



El tuit de ésta mañana es la constatación de una ausencia... 



"Sin planes oficiales para conmemorar a Miguel de Cervantes". Así lo constata Jesús Ruiz Mantilla en El País. "Los británicos se vuelcan en la celebración del cuarto centenario de Shakespeare y aquí aún se desconocen los fastos para el autor de El Quijote.