Huffpost Spain

El mundo envía a Israel un mensaje cada vez más claro contra las colonias

Publicado: Actualizado:
COLONIAS ISRAEL
Un judío ultraortodoxo pasea por una colonia del este de Jerusalén. | AFP
Imprimir

La comunidad internacional cada vez se muestra más impaciente ante el avance de las colonias israelíes en territorio palestino, con mensajes más contundentes que esta semana llegaron a que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, atribuyese la violencia palestina a "años de ocupación".

Las autoridades israelíes están nerviosas por el cariz que están tomando las cosas en las últimas semanas y temen que las palabras puedan dar paso a represalias.

La ONU, la Unión Europea y varios países, incluido Estados Unidos, han hecho públicas decisiones o declaraciones muy críticas con el imparable crecimiento de los asentamientos y la persistencia israelí de ignorar las condenas internacionales, que recuerdan día sí, día también, que estos son contrarios a la legislación internacional.

La última muestra de esta tendencia ha sido la decisión del servicio de Aduanas de EEUU de ordenar a los importadores que deben etiquetar los productos procedentes de las colonias como "Fabricado en Cisjordania/Gaza", y no como "Fabricado en Israel", una normativa ya existente, según el Departamento de Estado, pero que ahora se recuerda cumplir. El ministro de Agricultura israelí, Uri Ariel, calificó este viernes la decisión de "injusta, irracional e inapropiada".

LA UE ABRIÓ LA VEDA

La Unión Europea abrió la veda en este sentido el pasado noviembre, cuando aprobó una directiva de cumplimiento obligatorio que exige también informar al consumidor del origen de los bienes con precisión, un paso contra el que arremetieron las autoridades israelíes y de la que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo que los 28 "deberían avergonzarse".

Estas decisiones -que coinciden con el crecimiento y expansión del movimiento que pide el boicot a Israel- azuzan el temor israelí de que la comunidad internacional pase más pronto que tarde de las palabras a los hechos y empiece a distinguir legalmente y con mayores consecuencias el territorio israelí del que ocupa desde 1967.

También el tono y los reproches verbales se han endurecido, siendo la mejor muestra las declaraciones esta semana de Ban en una reunión del Consejo de Seguridad en las que aseguró que el avance de los asentamientos es "una afrenta para el pueblo palestino y la comunidad internacional".

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

colonos hebron

Colonos que residen ilegalmente en Hebrón (Cisjordania), escoltados por soldados de Israel.

Asimismo, advirtió de que "es propio de la naturaleza humana reaccionar contra la ocupación, que a menudo sirve como un potente incubador de odio y extremismo".

Netanyahu no ocultó la dureza de su reacción, llegó a acusar a Ban de "dar un impulso al terrorismo" con sus palabras y sentenció que la ONU "ha perdido su neutralidad y su fuerza moral".

Las críticas llegaron, también esta semana, de Washington, por voz del embajador estadounidense en Tel Aviv, Dan Shapiro, que dijo que "Israel tiene dos estándares distintos de aplicación de la ley en Cisjordania: uno para israelíes y otro para palestinos" y criticó la inacción de las autoridades israelíes para perseguir los ataques de colonos a palestinos en ese territorio.

Y, hace diez días, la bofetada vino de la Unión Europea, esta vez nada menos que del Consejo de Ministros de Exteriores, que manifestó que "todos los acuerdos entre Israel y la UE deben inequívoca y explícitamente indicar que no son aplicables en los territorios ocupados por Israel en 1967".

SE ACABA LA PACIENCIA

Las declaraciones recientes "reflejan la combinación de la impaciencia internacional y la limitada habilidad política para hacer avanzar a las partes hacia la resolución del conflicto" o lograr cambios positivos sobre el terreno, dijo a Efe el analista del International Crisis Group en Jerusalén Ofer Zalzberg.

A su entender, la retórica que se ha estado viendo en los últimos días forma parte "de una tendencia más amplia de condenas y resoluciones internacionales que se verán en 2016".

Estas, agrega Zalzberg, podrían incluir un discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, que exponga su visión para el fin del conflicto, una resolución del Consejo de Seguridad que condene la ilegalidad de los asentamientos y proponga vías para solucionarlo y, "menos probable pero más ambiciosa", una resolución de ese organismo que fije parámetros para la solución del conflicto y se convierta en legislación internacional obligatoria.

En opinión de Zalzberg, "las autoridades israelíes están particularmente preocupadas por este tercer escenario. Si bien podría arrojar elementos positivos para Israel (como determinar que el problema de los refugiados palestinos se solvente fuera del país) también podría establecer como un principio jurídico internacional que Jerusalén Este sea capital de Palestina".

De una u otra manera, es previsible que la postura de la comunidad internacional siga endureciéndose y que esta encuentre vías para mostrar con mayor firmeza su oposición a la colonización.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

También en El Huffington Post

Close
Conflicto Israel Palestina
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección