POLÍTICA

Desmontan en Valladolid un gigantesco monumento falangista

01/02/2016 17:22 CET | Actualizado 01/02/2016 17:22 CET
EFE

Los trabajos de desmontaje del gigantesco monumento dedicado en 1961 al líder falangista Onésimo Redondo, apodado 'el Caudillo de Castilla', en el cerro de San Cristóbal de Valladolid han comenzado este lunes con la retirada de las figuras de bronce que, junto al resto de la estructura, suman un peso aproximado de cinco toneladas.

El monumento incluía también unos muros de hormigón de de 31 metros de altura que se divisaban desde toda la ciudad y buena parte de la provincia. Las piezas de bronce, que representan a un campesino, a un obrero, a un estudiante, a un combatiente y al mismo Onésimo Redondo, serán trasladadas ahora a un almacén en Alcalá de Henares (Madrid), antes de su definitivo traslado al Centro Documental de la Memoria Histórica, en Salamanca. El hormigón será demolido.

La eliminación del monumento, a cinco kilómetros de la ciudad y en un estado de completo abandono desde hace años, no ha sido tarea fácil, a pesar de las múltiples peticiones populares desde la entrada de la democracia, la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica de 2007 y una sentencia de 2014 con la que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León obliga a retirarlo.

Los terrenos en los que se alza la escultura, de 31 metros de altura, son propiedad del Ministerio de Industria, que ha pospuesto la eliminación durante mucho tiempo argumentando que no sabía dónde guardar las piezas de bronce.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

valladcolid

Monumento a Onésimo Redondo

En enero de 2015 el Ayuntamiento de la ciudad, entonces en manos del PP, concedió por fin la licencia para las obras de derribo, que tenía que haberse producido en junio de ese mismo año. Pero, en octubre, la nueva corporación municipal, integrada por el PSOE e IU, se plantó: el Consistorio derribaría el monumento si el Gobierno seguía dando largas. Y, finalmente, este mismo mes el Ayuntamiento dio licencia para eliminar el monumento, aunque será el ministerio el que se encargue de ello.

"DESPACIO Y CON PRECAUCIÓN"

Las esculturas, fundidas por Manuel Ramos y amparadas por un yugo y flechas de grandes dimensiones, son un homenaje a Onésimo Redondo, que estudió Derecho en Salamanca, dirigió el Sindicato de Cultivadores de Remolacha de Castilla la Vieja y murió en una refriega frente a milicianos al comienzo de la Guerra Civil.

Los operarios de la empresa navarra Construcciones y Desmontes Ribera Navarra han procedido, tal y como figura en el proyecto de obra consultado por Efe, al "desmontaje cuidadoso" de las figuras para que no resulten dañadas y con la ayuda de un camión grúa. "Se avanzará despacio y con precaución", puntualiza el documento elaborado por el Ministerio de Industria.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

onesimo redondo

Monumento a Onésimo Redondo

El monumento fue inaugurado el 24 de julio de 1961 por el dictador Francisco Franco, quien eligió esa fecha para conmemorar el vigésimo quinto aniversario de la muerte en Labajos (Segovia) de Onésimo Redondo (1905-1931).

EL 'CAUDILLO DE CASTILLA'

El "Caudillo de Castilla", como siempre se le conoció, había nacido en Quintanilla de Abajo, una población vallisoletana de la Ribera del Duero vallisoletana que cambió su 'apellido' por el de Onésimo (Quintanilla de Onésimo), como todavía hoy se le conoce, para dar lugar a otra polémica sobre la necesidad de recuperar el topónimo original de esa población.

Otro monumento en su memoria aún sigue en pie y puede verse en las afueras de Labajos (Segovia), junto al kilómetro 95 de la carretera N-VI (Madrid-La Coruña), en el lugar donde perdió la vida y donde una cruz exenta y dos escudos de inspiración falangista esculpidos en un muro de granito franquean la leyenda "¿Onésimo Redondo, Caudillo de Castilla ?¡Presente!".

(Sigue leyendo después de la imagen...)

onesimo

Monumento a Onésimo Redondo

Las polémicas de León de la Riva

TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest