POLÍTICA

Todos bloqueados

02/02/2016 09:36 CET | Actualizado 02/02/2016 09:36 CET

La segunda ronda de consultas llevada a cabo por el rey termina hoy, y la sensación que trasmite la prensa esta mañana es la de bloqueo. En muchos medios se apela a la responsabilidad, mirando a Moncloa...



"Responsabilidad" es la palabra que se repite esta mañana. En un editorial, El País considera que "Rajoy debe tomar una decisión, la que sea, para superar el bloqueo... Sería inaceptable que quisiera mantener el turno, cuando se vuelve a presentar en La Zarzuela sin los deberes hechos, porque no ha dado ni un solo paso para negociar con otras fuerzas políticas en los 44 días transcurridos desde el 20-D".

Parecida opinión expresa Pello Salaburu en El Correo al señalar que "la responsabilidad es de Rajoy, más que de Sánchez. Convertido en el perro del hortelano, su incapacidad para dar un paso al frente o reorientarse produce vergüenza ajena". Así las cosas, algunos columnistas de la prensa conservadora apuntan a su marcha. Raúl del Pozo, en la última de El Mundo, titula "quieren echar a Mariano", e Ignacio Camacho en ABC habla de "vísperas postmarianas" porque el proceso del relevo de Rajoy al frente del PP comenzará cuando salga de La Moncloa. 



A este clima de final de carrera política contribuye también el caso de corrupción destapado en el PP de Valencia... 



Aunque, en este caso, tiene otro nombre propio: Rita Barberá, cuya dimisión como senadora exige El Mundo para que el acto de contrición del PP sea creíble.

Este diario desvela esta mañana una frase de la hermana de la exalcaldesa de Valencia, a la sazón asesora de la alcaldía: "Nos hemos pasado", porque temía que se descubriera por el gran volumen de la operación, según el informe de la UCO que, además, según La Razón, apunta a María del Carmen García Fuster, exsecretaria del grupo popular, como la "jefa" de las comisiones en el PP de Valencia. 



Mientras se resuelve judicialmente este asunto, el bloqueo político también se atribuye a los "vetos cruzados entre todos los partidos"...



Así titula El País, porque Iglesias obliga a Sánchez a que se decida entre una alianza con él o con Rivera; el PP votará en contra de cualquier aspirante que no sea Mariano Rajoy; y Ciudadanos se niega a apoyar un acuerdo entre el PSOE y Podemos.

Los motivos, desde el punto de vista económico, los detallan Luis Garicano y Antonio Roldán en ese mismo diario con una tribuna que titulan "reformismo o magia" y en la que sostienen que a los líderes de Podemos "no les gusta hablar de soluciones concretas y confrontar datos: prefieren la retórica de la confrontación y de las grandes soluciones inmediatas y simples a los problemas complejos".

Entre tanto, "Sánchez espera que el Rey le pida intentar su investidura", asegura La Vanguardia. El íder del PSOE, a juicio de Sandra León en El País, espera llegar a un acuerdo con Podemos porque "confía en que las bases del partido sean ideológicamente más radicales que sus líderes". Algo que parece cierto, porque los afiliados están más interesados en las políticas y los dirigentes tienen como principal objetivo ganar elecciones. 
 


Batallas políticas en España; y en Europa, otras batallas, en este caso militares, se anuncian...



Francia se prepara para una nueva ofensiva contra el Daesh en Libia. Así titula Le Figaro la reunión que hoy mantendrán en Roma los denominados países de la coalición. Según el Guardian, el Pentágono y Francia presionan al Reino Unido para que se sume a este tercer frente contra el Estado Islámico.

Londres sopesa enviar mil hombres a la fuerza de 6.000 que intervendría en el país norteafricano bajo la dirección de Italia. ¿Y España? Pues como reconoce ABC en un editorial, está "fuera de la agenda internacional". Incluso en el tema de Cuba, en el que París, como concluye El País con la visita de Raúl Castro, deja en evidencia a la diplomacia española, bloqueada por un gobierno en funciones.

Dudas de tipo ético suscita el paso dado por el Reino Unido en la investigación con embriones...



"Una revolución genética", titula su editorial La Vanguardia sobre la decisión de dar luz verde a la modificación del ADN del embrión.

Como explica Javier Sampedro en El País, el Reino Unido ha tenido "las agallas para gobernar sobre las olas", al dar un paso que evita que se repita la historia de que científicos europeos descubren una técnica, la vocean, pero no la pueden desarrollar porque sus ministerios ni la autorizan ni la regulan hasta que "las potencias asiáticas se ponen a hacerlo con más pericia que escrúpulos, con más prisa que normativa".

Porque, nos explica El Correo, es una nueva arma médica "para luchar contra las enfermedades congénitas y para evitar abortos y fracasos en la fecundación asistida".  


Y el tuit de esta mañana es la explicación de una dimisión...



La de la exministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, en forma de panfleto político que ayer salió a la venta en Francia con el singular nombre de Murmullos a la juventud, y que ha sido impreso en España para evitar filtraciones antes de su partida del Gobierno... que, como señala Libération, estaba muy pensada.

OFRECIDO POR NISSAN