POLÍTICA

Pablo Iglesias tiene la "impresión" de que Sánchez prefiere un Gobierno de coalición con Podemos

05/02/2016 14:44 CET | Actualizado 05/02/2016 14:45 CET
EFE

Pablo Iglesias ha salido con buenas impresiones de la reunión mantenida con Pedro Sánchez dentro de la ronda de contactos que el candidato socialista está realizando esta semana.

Pese a que el líder de Podemos todavía le reclama que se decida entre Ciudadanos y ellos, Iglesias dice tener la "impresión" de que el secretario general del PSOE prefiere una coalición de izquierdas. "Mi impresión es que prefiere un gobierno con nosotros a un gobierno con las derechas", ha dicho Iglesias, quien espera que "muy pronto exista" dicho Ejecutivo.

Iglesias asegura que han quedado en "hablar con frecuencia" y que no se convierta en "trending topic" cada vez que lo hacen. "Hemos acordado que hablamos poco", ha dicho el candidato de Podemos, que no quiere "pensar que el PSOE vaya a elegir a las derechas".

"En cuanto diga que quiere un gobierno de progreso con Podemos y con IU, nosotros nos pondremos en marcha. Hasta que lo decida, estaremos a la espera y con la mano tendida", ha añadido Iglesias, quien afirma que serán "generosos" con tal de que en España "haya un gobierno estable y de progreso".

Iglesias ha insistido en su optimismo respecto a Sánchez, de quien cree "que le gustaría ser un presidente de progreso y no con la derecha en diferido". "Le he transmitido que sería leal y que sería un honor ser su vicepresidente", ha proseguido el líder de Podemos, quien quiere "pensar que Sánchez piensa igual que la mayor parte de ciudadanos que le han votado y que quieren un acuerdo de progreso".

Respecto a los apoyos necesarios, Iglesias ha aceptado asumir un papel negociador con los partidos nacionalistas "con tal de que haya un gobierno de progreso". "Estoy dispuesto a pasar las horas que haga falta con quien haga falta", ha asegurado.

Eso sí, Iglesias rechaza que se forme un gobierno que no sea de coalición porque "la sociedad no se merece un sustento electoral de cinco millones de votantes". "No es responsable, no es serio", ha agregado.