Huffpost Spain

Donald Tusk advierte de que el riesgo de ruptura de la UE es real por el 'brexit'

Publicado: Actualizado:
TUSK
OLIVIER HOSLET/EFE
Imprimir

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha advertido este lunes de que existe un "riesgo real" de ruptura en la Unión Europea (UE) por el brexit, la amenaza del Reino Unido de abandonar el grupo si no se aceptan las reformas que plantea.

"El riesgo de una ruptura es real", declaró Tusk, quien afirmó que la UE pasa por un momento crítico y que la cumbre de Bruselas de este jueves y viernes será crucial.

Tusk canceló su agenda de esta semana para dedicar todos los esfuerzos a tratar de superar los escollos que dificultan cerrar un acuerdo en el Consejo europeo, tal y como se propusieron los líderes de la UE en su cita de diciembre.

"Es un momento crítico. El riesgo de ruptura es real porque las negociaciones Reino Unido/UE son muy frágiles", ha revelado el exprimer ministro polaco a través de su perfil en Twitter.

En opinión del presidente del Consejo, es momento de escucharse "unos a otros", más que a los argumentos propios, y ha pedido tratar el asunto "con cuidado", porque "aquello que se rompe, no se puede reparar".

Tusk ha hecho estas declaraciones en Bucarest, en donde se ha reunido con el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, en una jornada que también le ha llevado a París, en donde ha sido recibido por el presidente francés, François Hollande.

También viajará a Atenas, Berlín y Praga el martes para seguir avanzando en una solución que satisfaga tanto a Londres -que ha puesto como condición este acuerdo para defender la permanencia de la UE en un próximo referéndum-, como para el resto de Estados miembros.

Entretanto, Tusk y Cameron no se verán en persona hasta el jueves en la cumbre de Bruselas, pero han mantenido una conversación telefónica este lunes, cuyos detalles no han trascendido.

El premier, por su parte, tiene previsto desplazarse a Bruselas el martes para verse con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y con el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker.

La última reunión de los negociadores, el pasado viernes, evidenció la necesidad de que las cuestiones políticas más delicadas sean resueltas directamente por los jefes de Estado y de Gobierno europeos, mientras que el trabajo a nivel técnico a permitido "aclarar" cuestiones legales y prácticas.

El Gobierno de David Cameron reclama cambios en las relaciones con la Unión Europea en cuatro ámbitos: la competitividad, el euro, la soberanía nacional y el bienestar social, como condición para defender la permanencia del país en el club comunitario en un referéndum que convocará antes de que acabe 2017.

El objetivo de Tusk es poder presentar un tercer borrador de acuerdo antes de que arranque la cumbre el próximo jueves.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR