Huffpost Spain

Policías de Madrid insultan al concejal de Seguridad y golpean su coche tras una protesta

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Algunos participantes en una manifestación contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de suprimir una de las Unidades Centrales de Seguridad de la Policía Municipal han insultado al cdelegado de Salud, Seguridad y Emergencias de la ciudad, Javier Barbero y han golpeado su coche.

Los agentes participantes en la protesta, alrededor de 200, han perseguido a Barbero durante unos 400 metros y durante ese trayecto le han llamado "gordo" y "dictador", además de acusarlo a gritos de "cargarse la Uces (conocidos como antidisturbios)". Según el delegado, también le han llamado "rojo de mierda" y "perroflauta". Los agentes han reclamado la dimisión del actual jefe de la Policía Municipal, que acompañaba en su recorrido al concejal.

La protesta de los agentes ha comenzado en los alrededores de la Plaza Mayor, donde se han concentrado con motivo de la reunión de la comisión municipal de seguridad del área. Cuando el concejal ha abandonado las dependencias municipales sobre las 11.00 horas, al finalizar la comisión, lo han seguido en su recorrido por la calle Mayor hasta que Barbero ha entrado hacia la calle Bordadores y se ha introducido en el coche oficial que los manifestantes golpeaban entre pitidos y silbidos.

policia barbero

Manifestación de la policía en Madrid

Además, uno de los policías locales que se manifestaba ha golpeado a una periodista en el brazo y ha tirado el teléfono móvil con el que ésta trataba de grabar la protesta policial.

La protesta estaba convocada por el Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM) y a ella se han sumado el CSIT y el CSIF, mientras que el resto de sindicatos policiales no han participado.

Los agentes se manifestaban para protestar por la eliminación de una de las dos Unidades Centrales de Seguridad (UCS), con unos "brillantes servicios prestados", según los sindicatos, que acusan al equipo de Gobierno local de querer suprimir las unidades por "el mero hecho de que lleven un casco y un escudo".

El equipo de Gobierno que dirige Manuela Carmena ha decidido eliminar una de las dos unidades conocidas popularmente como "antidisturbios", creadas en 2003 bajo el mandato de Alberto Ruiz-Gallardón, para reforzar las unidades de distrito. El Ayuntamiento quiere elaborar un nuevo plan de Policía más encaminado a "proveer" de servicios a la ciudadanía que a controlarla, en el marco del cual se ha tomado esta decisión de suprimir una de las dos unidades.

Entre los agentes policiales y el equipo de Gobierno local también ha crecido la tensión por el impago de una compensación económica acordada entre el área dirigida por Barbero y los sindicatos a cambio de no reducirse la jornada en los meses de verano.

EL AYUNTAMIENTO ABRIRÁ UNA INVESTIGACIÓN

Javier Barbero ha anunciado la apertura de una investigación para determinar si los insultos recibidos en la protesta pudieran incitar al odio. Ha señalado en rueda de prensa que se ha producido una "clara extralimitación" de la protesta, donde lo que se escuchaba eran "consignas ideológicas". Sus primeras palabras han sido para defender el derecho a la protesta como "elemento central del funcionamiento óptimo de una democracia y más en defensa del derecho de los trabajadores". Ha continuado agradeciendo el trabajo de los sindicatos en la línea de controlar a las instituciones y ha avanzado que seguirán en la "interlocución y escucha mutua" con ellos.

"Llama la atención que en una concentración por motivos laborales, las consignas centrales hayan sido ideológicas", ha señalado. Esto le suena a "ataque político al gobierno de la ciudad y a su propuesta de cambio". Entiende que los cambios generan "resistencias" pero que hay líneas rojas que no deben cruzarse nunca, por ejemplo los insultos que ha recibido como "hijo de puta", "rojos de mierda" y "perroflauta". Los dos últimos "tienen una función muy concreta de nombrar una determinada manera de entender" lo que significa Ahora Madrid, ha apuntado. En este punto, el delegado ha anunciado que hablará con los policías para "comenzar una investigación sobre la posibilidad de que se haya estado incitando al odio con esos insultos".

mani policia

Manifestación de la policía en Madrid

También ha remarcado que, al menos, se han producido siete encuentros con los sindicatos policiales, "otra cosa es que haya planteamientos aún no resueltos o que los ritmos no son los que gustan". Barbero ha señalado que el mandato de la ciudadanía, expresado en las urnas, es que se necesitan "cambios, también en la Policía Municipal". "Estamos atentos a las demandas sociales, habrá que ver qué hacer con la violencia machista, con los delitos de odio, con la ordenanza de convivencia. ¿Hablamos de algo que sea extraterrestre?", ha señalado.

También ha apuntado que la reorganización de la Policía Municipal, con el plan director que se elabora con sindicatos y la sociedad civil, se presentará el 31 de marzo. Igualmente ha hecho una defensa de que con el mantenimiento de una única Unidad Central de Seguridad (UCE), ampliada, se consigue tener cien efectivos policiales más en las unidades de distrito, lo que supone "una mejora del trabajo policial en el día a día".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter