Huffpost Spain

Llega el 'Supermartes': todo esto es lo que está en juego

Publicado: Actualizado:
CLINTON
Hillary Clinton tras su victoria en Carolina del Sur | AP
Imprimir

Es cierto: cada 'caucus' y primarias en los partidos republicano y demócrata de EEUU hemos hablado de lo fundamental que serían para el futuro de los aspirantes a candidato. No es para nada mentira: basta con ver los que se han quedado por el camino -Jeb Bush, entre otros-, pero lo cierto es que LA CITA, así con mayúsculas, llega este 1 de marzo: es el día del 'Supermartes'.

Para comprender la relevancia de la jornada, un dato: coinciden en un solo día una docena de primarias estatales. Se celebrarán primarias y 'caucus' (asambleas populares) republicanas y demócratas en Alabama, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia. También habrá asambleas populares republicanas en Alaska y Wyoming, y de los demócratas en la Samoa estadounidense.

(Sigue leyendo después del mapa...)

Esto es lo que está en juego para cada aspirante en función del estado. En el caso de los demócratas hay que añadir 17 delegados del exterior

Pero, además, la cita resulta todavía más interesante puesto que esta campaña está siendo bastante extraña: el hecho de que Donald Trump haya llegado hasta aquí o que a Hillary Clinton le esté costando tanto aguantar su liderazgo, era algo que pocos -o casi ninguno- habían acertado. Ahora puede ser el día en el que ambos consoliden su camino hacia la nominación.

JUNTOS CONTRA TRUMP

Trump, con 82 delegados, el 60% de los apoyos en liza hasta la fecha para la convención del Partido Republicano, podría tener fácil, si mantiene el ritmo, su camino hacia los 1.327 que necesita para ser el candidato presidencial en los comicios de noviembre.

Las encuestas dan ventaja a Trump en todas las contiendas estatales de primarias republicanas a excepción de Texas, donde se reparten 155 delegados y donde el senador Ted Cruz, su rival, juega en casa y se espera que mantenga su dominio. Eso sí, si Trump consiguiera entre 240 y 300 delegados en el 'Supermartes' quedarían pocas dudas de que el magnate se proclamaría líder de la formación de cara a las elecciones presidenciales.

El hecho de que el magnate consiga ser el candidato parece estar más cerca de ser algo real, como prueba el hecho de que el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, irrumpiera el viernes de la semana pasada en la campaña por la nominación republicana para dar su apoyo al magnate. El respaldo del excandidato republicano es de alto nivel y supone el primer cambio de bando de un moderado, que piensa quizá ya en la vicepresidencia del país de la mano de Trump.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

apoyo

Chris Christie entra en la campaña apoyando a Donald Trump

Conscientes de la fuerza de Trump, los dos principales aspirantes republicanos han aunado fuerzas. Marco Rubio ha intensificado los ataques contra el magnate en los últimos días y ha presentado junto a Ted Cruz su declaración de impuestos en un ejercicio de transparencia, para invitarle a que haga lo mismo, a sabiendas de que los negocios de Trump, algunos ruinosos, pueden revelar sorpresas.

Cruz ha asegurado además en una entrevista con NBC que Trump oculta una "bomba" en su declaración de impuestos y que es decisión de los votantes juzgar con el historial fiscal del favorito de las encuestas republicanas en la mano.

Cabe destacar que tanto Cruz como Rubio se juegan muchísimo en esta cita. Al primero le queda su estado, Texas, como última baza para demostrar que tiene opciones reales tras tropezar tanto en Carolina del Sur como en Nevada. En el caso de Rubio, a quien han pasado a apoyar muchos de los que estaban con Jeb Bush, cuenta con su baza en el Medio Oeste, particularmente en Arkansas, para sumar una victoria y ejercer un contrapeso a Trump.

LA PUGNA ENTRE CLINTON Y SANDERS

En el lado demócrata, que celebra primarias en once estados y un territorio de ultramar, están en juego 865 delegados, con Hillary Clinton como favorita de las encuestas. La ex secretaria de Estado llega montada en una nube gracias a su abrumadora victoria en el estado de Carolina del Sur, donde se impuso al senador Bernie Sanders con un 73,5% de los votos, frente al 26% de su rival.

Clinton ya tiene más de 544 delegados frente a 85 de Sanders, en especial gracias al casi unánime apoyo de los llamados "Superdelegados", votos para la convención demócrata de verano que están vinculados al aparato del partido.

Pese a que la exsecretaria de Estado no ha conseguido ventajas muy considerables en las contiendas de Iowa o Nevada, y a que Sanders se impuso en Nuevo Hampshire, la diferencia de delegados es por el momento favorable a la exprimera dama.

En 2008 Clinton ganó en seis de los once estados que votan este martes, mientras que el actual presidente de EEUU, Barack Obama, venció en los otros cinco y obtuvo el voto de los residentes en el extranjero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter