Huffpost Spain
Antonio Ruiz Valdivia Headshot

La segunda negación a Pedro

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Y Pedro Sánchez en el primer viernes de marzo sufrió la segunda negación. El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado otra vez su investidura como presidente del Gobierno al sumar 219 votos en contra y 131 a favor (PSOE, Ciudadanos, Nueva Canarias y Coalición Canaria).

Sánchez ha fracasado en este segundo intento tras la primera sesión fallida el pasado miércoles -donde necesitaba mayoría absoluta- y no ha logrado reunir la mayoría simple requerida en esta segunda votación -más síes que noes-.

En este momento se ha convertido en el primer aspirante que no logra en las dos primeras rondas ser investido jefe del Ejecutivo y, por lo tanto, se abre un nuevo capítulo (otro más) de esta época política sin precedentes en el país, que sigue desconociendo quién dirigirá su destino en los próximos cuatro años.

La idea de Ferraz de un Gobierno “transversal, reformista y de progreso” sólo ha convencido a Ciudadanos -con el que ha firmado un documento de 66 páginas para ese Ejecutivo- y se ha encontrado con la férrea y bronca oposición tanto de Podemos como del Partido Popular. El PSOE no ha logrado in extremis atraer a los morados con las invocaciones de desplazar a Mariano Rajoy y de que les han dejado gobernar sin pedir nada a cambio en varios ayuntamientos. El 20-D no se ha convertido en el nuevo 24-M.

"Siento en el alma que hoy España no tenga Gobierno porque haya habido dos partidos políticos, el PP y Podemos, que han bloqueado a aquellos, PSOE y Ciudadanos, que estamos proponiendo una solución centrada al atasco político que vive España", ha dicho en tono serio y enfadado Sánchez tras la votación, a la vez que ha aseverado que Pablo Iglesias ha "traicionado" a sus votantes y es el "único responsable" de que Rajoy siga como presidente.

(Sigue leyendo después de la imagen)
sánchez

VOLVER A EMPEZAR

Los partidos encaran a partir de esta noche un nuevo tiempo para que Sánchez u otro candidato de alguna formación intente en los próximos dos meses aunar los votos suficientes. En caso de que ninguno obtenga el respaldo, los españoles tendrán que ir a las urnas otra vez el próximo 26 de junio.

Por el momento, no se conoce qué papel va a jugar el rey en los próximos días: si convocará una ronda de consultas pronto o si esperará a que algún aspirante le informe de que tiene el respaldo necesario para llegar a La Moncloa.

El líder socialista no piensa cejar en su empeño, mientras que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, quiere entablar conversaciones para ofrecer una gran coalición junto con el PSOE y Ciudadanos. La intención, en cambio, de Podemos es un Gobierno conjunto con Sánchez en el que Pablo Iglesias sea el vicepresidente.

(Sigue leyendo después de la imagen)
pedro sánchez

"EL RUNRÚN" DEL 'NO'

A pesar del ‘no’ adelantado y de ser viernes por la tarde, la Carrera de San Jerónimo ha vivido una tarde alborotada -de “runrún incesante”, como ha dicho el presidente del Congreso, Patxi López-. Y es que ya desde la entrada los políticos sentían el calor, maligno y benigno, de los ciudadanos que se encontraban frente a los leones. Gritos de “fuera”, silbidos, algunos aplausos. Como todas las grandes ocasiones merecen.

Muchos de los 350 diputados han observado el debate pensando ya en el día de mañana, y algunos hasta en el 26 de junio. A ellos se ha referido Sánchez, a los parlamentarios, su única bala era apelar a que sus señorías tenían en sus manos evitar desde esta tarde que Rajoy siga morando en La Moncloa.

"Con un solo voto podemos cambiar de la noche a la mañana el futuro de España, no esperemos más, voten sí al cambio", ha trasladado el candidato socialista desde la tribuna de oradores, con corbata roja como símbolo del socialismo. La presión va destinada a los escaños morados porque cree que pueden venirse abajo durante estas semanas al ver la posibilidad de que el PP siga gobernando.

Con un solo voto podemos cambiar de la noche a la mañana el futuro de España

Sánchez, además, ha puesto en valor el apoyo del PSOE a los alcaldes del “cambio”. Desde el primer ‘no, la estrategia de Ferraz pasa por recordar a Podemos que ha respaldado a Manuela Carmena (Madrid), Ada Colau (Barcelona), Joan Ribó (Valencia), Pedro Santisteve (Zaragoza) o José María González ‘Kichi’ (Cádiz). Y siempre lo ha hecho, ha continuado el aspirante socialista, “sin haber faltado nunca a su compromiso y sin haber exigido nunca nada más que respeto y confianza”.

Una invitación a un Gobierno del cambio aderezada con críticas a Mariano Rajoy y al Partido Popular. Cada día, cada hora, cada minuto que pasa aumenta el desprecio mutuo. España está bloqueada institucionalmente, ha subrayado Sánchez, porque el líder conservador le dijo ‘no’ al rey para presentarse. Frente a Génvoa, el socialista ha vendido al resto de partidos: "Podemos erradicar la pobreza, en especial la infantil y la energética, revitalizar los sistemas de protección social de nuestro Estado de Bienestar y luchar contra los desahucios".

"LA FIESTA HA LLEGADO AL FINAL"

Rajoy ha vuelto a su estilo irónico y de menosprecio a Sánchez como en las anteriores jornadas y le ha espetado: “Su fiesta ha llegado al final”. Un título que recuerda a aquella portada mítica de The Economist que auguró el inicio de la crisis española y que tanto esgrimió el Partido Popular durante los últimos días del ‘zapaterismo’.

"Ha puesto las instituciones al servicio de su supervivencia y eso también es corrupción", le ha lanzado durante su turno de cinco minutos el líder del PP al candidato. Los populares intentan rebajar siempre las expectativas de su rival intentando dividir al PSOE y citando sus diferencias con la presidenta andaluza, Susana Díaz. El PP sabe que esto le duele, que le achaquen el intento de investidura como un trampolín para seguir como secretario general del PSOE.

Después de estas acusaciones, parece muy difícil -casi imposible- que lleguen a algún tipo de acuerdo. La 'número dos' del PP, María Dolores de Cospedal ya avanzó este jueves que el presidente en funciones va a telefonear a Sánchez para volver a ofrecerle una gran coalición entre populares, socialistas y Ciudadanos. El PSOE ha dicho que descolgará por educación, pero que su respuesta será: "No".

(Sigue leyendo después del vídeo)

EL "BESO" AGRIO DE IGLESIAS

A la bancada socialista le ha sorprendido, y no para bien, el tono con el que se ha dirigido Iglesias a Sánchez. En la primera parte de su intervención, se ha referido a su beso en la boca con Xavier Domènech (En Comú Podem) y a la palabras de Andrea Levy (PP) sobre Miguel Vila (Podemos) -”si quieren conocerse, pongo a disposición mi despacho”-.

“Pedro, sólo faltamos tú y yo”, le ha dicho Iglesias pidiendo que fluya el amor en la política española. En este sentido, le ha vuelto a tender la mano para llegar a un pacto de izquierdas, en el que no esté presente Ciudadanos. En Ferraz, según fuentes socialistas consultadas por El Huffington Post, creen que los morados, como el PP, buscan nuevas elecciones.

Pedro, sólo faltamos tú y yo

"Señor Sánchez, a veces la discusiones más agrias preceden a los momentos más dulces. Ojalá después de esta noche, el acuerdo al que lleguemos pueda llamarse 'el acuerdo del beso”, ha comentado en la tribuna vestido con una camisa granate. Su reclamación es un Gobierno “a la valenciana”, como el de la Generalitat que presiden Ximo Puig (PSOE) y Mónica Oltra (Compromís).

Y mientras Ciudadanos se ha dedicado a repartir entre el PP -la temperatura entre Albert Rivera y Génova aumenta también cada día- y Podemos -"no somos tan graciosos ni tan amorosos", "ojalá se parecieran al Partido Comunista de la Transición"-. Además, los naranjas se han enzarzado con ERC, tras la acusación de no haber condenado el franquismo en el Parlament de Cataluña.

Tensión, reproches y poco buen rollo en el neófito Congreso, en el que la vieja y la nueva política ya se han mezclado y al que Patxi López todavía no logra domar. El único gesto de cariño que hemos visto este viernes ha sido el apretón de manos entre Rivera y Sánchez. Mientras en la pantalla: 219 puntos rojos y 131 verdes.

Es viernes por la noche, llueve en el centro de Madrid y suena Begin the Beguine. Pero la versión de Jorge Negrete.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Close
Sesión de investidura de Pedro Sánchez
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest