Huffpost Spain

Cascos azules de 21 países fueron acusados por abusos sexuales en 2015

Publicado: Actualizado:
CASCOS AZULES
Cascos azules para la dotación de Mali. | REUTERS
Imprimir

"Una niña de siete años nos dijo que hizo sexo oral con soldados franceses, a cambio de una botella de agua y un paquete pequeño de galletas".

La frase procede del informe presentado esta semana por Naciones Unidas, en el que se reconoce que en 2015 recibió 69 denuncias de abusos sexuales contra cascos azules desplazados en misiones internacionales, procedentes de 21 países distintos; es el número más alto desde 2011, cuando hubo 75 casos.

En conjunto, según el secretario general de la institución, el surcoreano Ban Ki-moon, la ONU tuvo el pasado año 99 denuncias de abusos sexuales contra personal de la organización, de las que 30 corresponden a trabajadores de agencias y estructuras al margen de las misiones de paz, que sí acumulan el grueso de los casos. Esa cifra total había ascendido a 80 en 2014, un aumento que según admite Ban demuestra que la ONU debe hacer más para combatir este problema. Naciones Unidas ya había adelantado el pasado mes de enero esas 69 denuncias contra "cascos azules", pero ahora identifica por primera vez el origen de todos los supuestos agresores.

El país con más denuncias es la República Democrática del Congo con 7, seguido de Marruecos y Suráfrica con 4 y de Camerún, la República del Congo, Ruanda y Tanzania con 3. Benin, Burkina Faso, Burundi, Canadá y Gabón acumulan 2 casos cada uno, mientras que con uno aparecen Alemania, Ghana, Madagascar, Moldavia, Níger, Nigeria, Senegal, Eslovaquia y Togo.

La mayor parte de las denuncias, 35 de las 69, se acumulan contra dos operaciones de paz, las desplegadas en República Centroafricana (Minusca) y en la República Democrática del Congo (Monusco), mientras que el resto están repartidas entre otras ocho misiones.

El secretario general adjunto para el Apoyo a las Actividades sobre el Terreno de la ONU, Atul Khare, destacó que el aumento registrado el pasado año se puede atribuir en gran parte a los 22 casos de la Minusca y dijo que la organización está comprometida a actuar ante la "deplorable" situación en esa misión.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

ki moon

Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas.

A MENORES

Al menos 23 de las denuncias de 2015 son por supuestos abusos a menores y 15 por sexo no consentido con mayores de edad, según el informe de la ONU, que ha recibido reclamaciones de paternidad en 15 casos.

En cuanto a la investigación de los supuestos delitos, la ONU señala en su informe que 24 casos de militares han sido asumidos por los Estados miembros afectados -tal y como es habitual según las normas de la organización-, mientras que en 8 Naciones Unidas se ocupó al no recibir respuesta del país en cuestión o haber decidido éste no investigar.

En el caso de policías o personal civil, la propia organización es la que se ocupa en la mayoría de ocasiones de la investigación.

A fecha 31 de enero, se habían completado las investigaciones de 17 denuncias recibidas en 2015, con 7 casos en los que se comprobaron los delitos.

¿HAY IMPUNIDAD?

Varias organizaciones de derechos humanos han criticado duramente en los últimos meses que en muchos de estos casos, sobre todo en los que quedan en manos de los países, los responsables se libran de penas o reciben castigos muy limitados.

En el informe, la ONU subraya que "no puede haber impunidad para el personas que cometa explotación y abuso sexual" y deja claro que la inmunidad con la que habitualmente cuentas los "cascos azules" en sus misiones "no puede servir de escudo".

Así, ha tomado medidas para mejorar el sistema de recepción de denuncias y para reforzar las investigaciones, incluido un nuevo plazo máximo de seis meses para llevar a cabo cada investigación.

Khare recordó hoy que la ONU no tiene autoridad para enjuiciar, pero sí trabaja con los países para asegurar que se haga justicia.

En ese sentido, destacó que Ban pide a los Estados miembros que establezcan procesos judiciales castrenses sobre el terreno, con el fin de facilitar los testimonios de testigos y la presentación de pruebas contra militares acusados.

Khare insistió en que los abusos sexuales por parte de "cascos azules" son una "abominación" y deben ser penados con los castigos penales "más duros".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter