Huffpost Spain

Emma Watson: "Llámame feminazi"

Publicado: Actualizado:
EMMA WATSON
GTRESONLINE
Imprimir

La embajadora de Buena Voluntad de la ONU y actriz Emma Watson protagoniza junto a Tom Hanks la portada del número Women & Men (Mujeres y Hombres) de la revista Esquire. En las páginas interiores, Watson habla sobre la brecha salarial entre ambos géneros en Hollywood y explica que no le importa que la etiqueten como feminazi.

"Se supone que no debemos hablar de dinero porque pensarán que eres 'difícil' o una 'diva'. Pero ahora hay disposición a estar en plan 'Vale, llámame 'diva', llámame 'feminazi', llámame 'difícil', llámame 'la primera feminista del mundo', llámame lo que quieras, no va a detenerme para intentar hacer lo correcto y asegurarme de que lo correcto ocurre. Porque no sólo me afecta a mí, afecta a todas las demás mujeres que están en esto conmigo y afecta a todos los hombres que están en esto también".

La actriz de la saga Harry Potter, que ha dejado el cine durante un año para defender a las mujeres, también mencionó que los hombres deberían sumarse a ser llamados feministas: "Tienen la idea de que se trata de las mujeres compitiendo contra los hombres o de estar contra ellos, o queriendo ser hombres, lo que es una gran equivocación. Las mujeres quieren ser mujeres. Sólo queremos ser tratadas con igualdad. Esto no va sobre odiar a los hombres".

Watson también dejó claro que no tiene planes de aflojar en lo tocante igualdad de género e igualdad salarial en la industria del cine.

"Hollywood es sólo una pequeña parte de un puzle gigante, pero está en el punto de mira", dijo. "Ya sea una mujer en una plantación de té en Kenia, agente de bolsa en Wall Street o actriz de Hollywood, a ninguna se le paga con equidad".

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- A alguien no le gustó besar a Emma Watson...

- Indignación con Emma Watson por su adiós oportunista a Alan Rickman

- A Emma Watson le aconsejaron no decir "feminismo" en su discurso, pero lo ignoró