Huffpost Spain

Podemos defiende en Euskadi el "derecho a decidir en un marco bilateral"

Publicado: Actualizado:
NAGUA ALBA
EFE
Imprimir

Podemos se convirtió ayer domingo en la primera fuerza política no nacionalista en celebrar el Aberri Eguna, el día de la Patria Vasca, y lo hizo defendiendo, de boca de su secretaria general en Euskadi, Nagua Alba, una patria "inclusiva" cuya base fundamental sean "la paz y los derechos sociales".

"Se equivocan quienes monopolizan la patria y los símbolos que son de todas y todos. Se equivocan quienes pretendan reprendernos por nuestra "osadía" al convocar este acto. No es osadía, sino afán de convivencia. Se equivocan quienes vean un frío cálculo electoral en esta decisión. No es cálculo, sino compromiso. Se equivocan quienes vengan a escuchar gritos y proclamas de épocas pasadas. Se equivocan quienes pretendan dibujar un escenario político de propios y extraños, de buenos y malos. Pues no es tiempo de frentismos, sino de convivencia", pronunció Alba.

Desde San Sebastián y junto a La Paloma de la Paz de Néstor Basterretxea, Alba defendió el derecho a decidir del pueblo vasco "en un marco bilateral", dentro de su propuesta de seis ejes de debate que, a su juicio, debe afrontar Euskadi en el futuro para conformar "un nuevo acuerdo de convivencia".

"Deben existir cauces legales para que todo proyecto democrático pueda ser llevado a cabo porque no puede haber un techo inmutable a la voluntad democráticamente expresada de la ciudadanía", dijo Alba relatando el primero de esos seis ejes.

Alba, cuyo partido lograría la segunda posición en las elecciones vascas que se celebrarán en otoño, según el último Euskobarómetro, se mostró convencida de que el cambio político en el Estado español es "posible y sigue adelante" y que "cada vez que se abren las urnas parece que está un poquito más cerca".

"Patria es que la gente pueda llevar una vida digna y decente y no hay un solo ideal de patria, ni tampoco una sola patria ideal. Defendamos la patria de la vida cotidiana haciendo nuestra la lucha social de las personas que se resisten a ser meras espectadoras de su futuro", ha concluido.

DISCURSO COMPLETO

En primer lugar, se singulariza, se entroniza un momento concreto de la historia, un momento del pasado, y se dice "esto es lo que vale", "en este momento nos hicimos vascos los vascos", "ahí quedó constituido nuestro ser".

En segundo lugar, se singulariza, se entroniza, al menos simbólicamente, una parte de la sociedad, justamente aquella que al parecer mejor conserva los rasgos esenciales, mejor "porta" la esencia.

Eguerdion danori! Lehenengo eta behin eskerrak eman nahi dizkizuegu ekitaldi honetara etortzeagatik. Hitzaldia hasi nahi izan dut Bernardo Atxagaren testu baten zatitxo bat gogora ekarriz. Bere esanahia ulertzea erraza da eta, gure ustez, gure ustez, edo ekitaldi honen azalpen gisa balio du. ¿Qué es lo vasco? ¿Cómo se define nuestra patria? La de todas y todos sin excepción. ¿Quién puede o debe contestar a estas preguntas? Euskal herriak azken urteotan erantzun argia eman die galdera hauei.

Se equivocan quienes monopolizan la patria y los símbolos que son de todas y todos. Se equivocan quienes pretendan reprendernos por nuestra "osadía" al convocar este acto. No es osadía, sino afán de convivencia.

Se equivocan quienes vean un frío cálculo electoral en esta decisión. No es cálculo, sino compromiso.

Se equivocan quienes vengan a escuchar gritos y proclamas de épocas pasadas. Se equivocan quienes pretendan dibujar un escenario político de propios y extraños, de buenos y malos. Pues no es tiempo de frentismos, sino de convivencia.

Este acto es la máxima expresión de nuestra determinación y compromiso por explicar un proyecto de convivencia inclusiva para toda la pluralidad de sensibilidades, identidades, sentimientos e identificaciones nacionales. Euskal jendartea, euskal hiritartasuna, eskadiko herria, euskaldunon herrian guztiok kabidan daukagu eta.

Pero más aún se equivocan quienes crean que nuestro proyecto de patria -abierto, inclusivo y social- consiste en alguna clase de repliegue identitario o renuncia política. La nuestra no es una patria de grandes banderas, pero respetamos todas. Es una patria de paz y convivencia entre diferentes. Es una patria que no ignora su pasado, que lo aborda en común, y que, a pesar de las heridas o precisamente por ellas, mira al futuro con ilusión.

Por todo esto, la nuestra es una patria en la que la ciudadanía debe poder decidir su futuro libremente, donde los derechos sociales están asegurados y que es solidaria con otros territorios. Hoy sabemos –porque la sufrimos– que la desigualdad que realmente nos destruye y nos hace una sociedad peor es la que se da entre los de arriba, que tanto han exigido sin exigirse a ellos mismos, y los de abajo, vengamos de donde vengamos, que hemos pagado las consecuencias de sacrificios que exigían élites que no se los aplicaban.

Todo esto significa "Nuestra patria es la gente”. Una gente, una comunidad política que es en sí misma un sistema de garantías, de derechos y libertades individuales. Personas que comparten un hogar que da calor y que acoge. Horrexegaitik, gaur, aberriaren egunean, ezinbestekoa da hau aldarrikatzea: Errefuxiatuak ongi etorriak gure etxera, gure aberrira, gure euskal herrira.

Baina, utzi diezaiogun, behingoz, oker daudenen inguruan hitz egiteari. Orain etorkizuna. Orain eraikitzera. Orain gure aberri burubidea azaldu nahi dizuegu, guztiok ondo hartuta duzuelakoan. Os propongo para su debate seis ejes sobre los que pensar un nuevo acuerdo de convivencia para Euskadi, entre vascos y vascas:

- El primero es que deben existir cauces legales para que todo proyecto democrático pueda ser llevado a cabo; porque no puede haber un techo inmutable a la voluntad democráticamente expresada de la ciudadanía.

- El segundo es el blindaje de los derechos sociales como garantía democrática de que tendremos condiciones materiales para ejercer nuestros derechos.

- El tercero pasa por pensar un encaje territorial que dé a luz unas instituciones transparentes, cercanas, participativas y al servicio de la ciudadanía;

- El cuarto, afirmar unánimemente que todo proyecto político debe estar radicalmente comprometido con los derechos humanos;

- Quinto, asumir el pluralismo político y social como un hecho positivo y esencialmente vasco, como un bien a preservar y cuidar;
- El sexto y último, y no por ello menos importante, que el euskera debe ser, de una vez por todas, un patrimonio común y compartido por toda la sociedad. Euskadi es, como buena tierra de acogida, un espacio de lenguas y de diversidad, en torno a las cuales se construye nuestra cultura.

Esa determinación y compromiso por construir una convivencia inclusiva de los que os hablaba al comienzo nos han llevado a organizar este acto y a proponer hacerlo también en otras dos fechas más.

El 25 de octubre –día en que se aprobó el Estatuto de Gernika– para decir que nosotras asumimos ese Estatuto como un punto de partida, no de llegada; y a reivindicar el ejercicio del derecho a decidir en un marco bilateral.

Y también el 7 de octubre –día en que se constituyó el primer Gobierno Vasco con la participación de todas las sensibilidades políticas– para recordar que no siempre el Estado español fue un muro de contención para la voluntad de la ciudadanía vasca. Sin ir más lejos el pasado diciembre, dimos entre todas un paso importante al constituirse el Congreso de los Diputados con mayor apoyo al derecho a decidir de la historia democrática reciente. Una demostración de que el cambio político en el Estado español es posible y sigue adelante, y que cada vez que se abren las urnas aparece un poco más cerca.

Hiru data horietan parte hartuz gure aniztasunaren eta identifikazio zein nazio-sentimendu ezberdinekiko gure proiektu inklusiboaren indarra erakutsi nahi dugu.

Gaur, aberriaz hitz egiten dugun egun honetan, derrigorrezkoa da geure buruhausteak garbi azaltzea. Azken batean, ba al dago zerbait abertzaleagorik Euskadiko onurak eliteen interesak ez direla aldarrikatzea baino? ¿Acaso hay algo más propio que defender que los intereses de Euskadi no son los de sus élites? No lo hay. Porque son los de la gente común, los del pueblo: sus necesidades y dolores, sus inquietudes y frustraciones, sus esperanzas e ilusiones, todas ellas rehenes de la injusta gestión de la crisis llevada a cabo desde Bruselas, desde Berlín, desde Madrid y Ajuria Enea. Sí, también desde Ajuria Enea.

Y es que nos engañan quienes dicen construir pueblo y al mismo tiempo quieren suprimir la Ayuda de Garantía de Ingresos aquí en Gipuzkoa, más aún si lo hacen buscando enfrentar a las personas entre sí invocando el fantasma, falso y miserable, del efecto llamada. No tiene sentido celebrar tu patria si no cuidas el empleo y si no estás a la altura de tu deuda histórica con la Margen Izquierda. Aurrera Arcelorreko langileak! No es creíble un proyecto de pueblo que pone al servicio de unos pocos las instituciones de todos y todas, o que las enmaraña en oscuras redes clientelares.

Nos preguntábamos antes que es la patria. Pues bien, sin lugar a dudas, patria es que la gente pueda llevar una vida digna y decente. No hay un solo ideal de patria, ni tampoco una sola patria ideal. Defendamos la patria de la vida cotidiana haciendo nuestras esas injusticias y las luchas sociales de las personas que se resisten a no ser meras espectadoras de su futuro.
Bukatu baino lehen Atxagaren beste idazki bat zuekin partekatu nahi dut. Honetan azaltzen du noiz utziko dugun atzera identitate liskarra:

"[Lo haremos] cuando, precisamente, miremos a la nueva realidad vasca con otra mirada, capaz de crear, de inventar, una utopía; no una utopía heroica -ya hemos tenido bastantes-, sino una utopía que tenga por objeto, por sueño, la mejor convivencia de todos cuantos vivimos aquí. Pongámosle cada una el nombre que queramos, pero compartamos este futuro."

Mitinetan ba dabil

hamaika berritsu

usterik Herri dana

dagoela itsu.

Konturatu daitezen

hau nere abisu:

Herria bera dela

Herriaren maisu.

Esa es nuestra intención escuchar al maisu, a la andereño que es el pueblo.

TE PUEDE INTERESAR