POLÍTICA

Las familias de IU se preparan para la sucesión con Garzón como favorito

08/04/2016 07:15 CEST | Actualizado 08/04/2016 07:15 CEST
EFE

Los movimientos internos, las batallas entre familias y los cruces de acusaciones vuelven a aflorar en Izquierda Unida en un momento decisivo: la renovación de la dirección. Y entre los más de 20.000 militantes camina con fuerza la figura de Alberto Garzón, quien llegará a la Asamblea de junio con el papel de favorito para suceder a Cayo Lara al frente de la federación.

El cónclave de Izquierda Unida se celebrará los días 3, 4 y 5 de junio en Madrid, donde se oficializará el documento de redefinición en el que trabaja la formación desde hace semanas. La última parte de este proceso arrancará este fin de semana con la convocatoria el domingo de una reunión del Consejo Político -que debatirá una reforma de los estatutos para establecer que todos los militantes puedan votar a la dirección y se entierre el modelo de delegados-.

¿Cómo se encuentran las corrientes de IU? De cara a la asamblea se han presentando seis ponencias políticas, que perfilan ya los grupos que intentarán asaltar la Dirección y que muestran el camino de la organización.

De ellas, destacan tres. Por un lado está Alberto Garzón y su órbita, que contará con el apoyo del PCE y de las federaciones más potentes (Andalucía, Madrid y Asturias), mientras que aparecen como alternativas la candidatura de Izquierda Abierta -encabezada por Tasio Oliver y Teresa Aranguren- y los firmantes de la 'declaración de Zamora' -entre los que están Paloma López y Francisco Guarido, apoyados por Cayo Lara-.

UNA BATALLA INTERNA ANTES DEL 26-J

Según varios cargos y responsables territoriales consultados por El Huffington Post, Garzón parte como gran favorito para lograr el puesto de coordinador federal en junio. Pero este proceso va a ser todo un reto para la organización, ya que va a coincidir posiblemente con un periodo de inestabilidad política y se cerrará apenas una semana antes de que se inicie la campaña si se repiten las elecciones generales el próximo 26 de junio.

(Sigue leyendo después de la imagen)

lara

Lara, Garzón, Barrena y Centella

Izquierda Unida puede enfrentarse a una guerra interna mientras España se prepara para ir de nuevo a las urnas. El entorno de Garzón es partidario de mantener la fecha prevista porque entiende, según fuentes cercanas a la candidatura, que IU debe llegar ya a ese “nuevo ciclo político” de manera renovada y no puede esperar “hasta septiembre” sin haber acometido cambios.

En cambio, Izquierda Abierta -sector apoyado por Gaspar Llamazares y Montserrat Muñoz- preferiría aplazar esa lucha interna hasta que se despeje el panorama institucional, como ha hecho el PSOE con su congreso. Ir a este proceso ahora, explican fuentes de esta corriente, no va a ser entendido por la ciudadanía y supondrá una batalla brutal. Su idea pasaría por retrasar ese cambio de dirección y afrontar durante estas semanas exclusivamente el debate sobre con “quién vamos en coalición” y cómo se afronta la campaña electoral. Los de Garzón, en cambio, creen que habrá críticos que intenten “una guerra civil, pero se van a encontrar un desierto”.

LOS 'GARZONISTAS': "EL APOYO A IU ES NÍTIDO"

Izquierda Unida es un ente político complejo que vive su propio drama interno tras el 20 de diciembre y en el que todos los miembros hablan sobre su futuro. Su relación con Podemos ha ocupado horas y días de conversaciones. Y las miradas vuelven a Garzón.

Un crítico opina: “No se puede decidir el futuro de Izquierda Unida en una conversación privada en un piso de Lavapiés”. “Si gana Alberto, esta será la última Asamblea de IU”, añade, a la vez que lanza el mensaje de que “va a ser una asamblea de proclamación, a la vez que de defunción”.

Si gana Alberto, será la última Asamblea de IU

El círculo de Garzón y de su ponencia política entiende que esta es una crítica que hacen sus detractores para “mantener la tensión” de cara al cónclave. “La apuesta por IU es nítida”, añaden estas fuentes, que recuerdan el proceso llevado a cabo antes de las elecciones generales del año pasado en el que se apostó por “proyectos de unidad popular donde IU no se disuelve”.

Así lo desarrolla un afín a Garzón: "Hemos elaborado una ponencia con mucha sensibilidad y pluralidad, con lo que piensa desde uno de Galicia hasta otro de Almería. Es una apuesta nítida por IU. Lo que planteamos es que IU tiene que manejarse en un escenario de crisis de régimen que otros no reconocen, tiene que hacer cambios y adaptarse a la realidad. No estamos en 2008, sino en 2016, y nuestra propuesta es más compleja y audaz. El intento de disolución es la típica argumentación que hacen para ponernos en la trinchera de los malos”.

UNA ASAMBLEA DIFERENTE

Lo que todos tienen claro es que será una asamblea diferente al poder votar todos los militantes -si se consigue sacar adelante previsiblemente una reforma estatutaria-. Esto cambia la situación y se llegará ya a la cita con una dirección ganadora, ya que los organizadores tienen en mente que se pueda votar en urna y online una semana antes. Por eso, partidarios de Garzón creen que la tensión se rebajará en la asamblea, al limitarse a refrendar lo que han dicho sus bases unos días antes.

Al abrirse esta decisión, los cálculos son más difíciles de hacer por parte de las familias. No obstante, uno de los dirigentes más influyentes del partido y doctorado ya en guerras internas con éxito cree que Garzón puede llegar al 80% de respaldo. Los críticos auguran que no tendrá tanto apoyo porque hay muchos militantes decepcionados por la campaña del 20 de diciembre.

(Sigue leyendo después de la imagen)

tasio oliver

Araguren y Oliver

Y todo este proceso para elegir a un nuevo líder puede desarrollarse de manera paralela a la elección de un candidato en primarias para las elecciones del 26 de junio. Ahí hay unanimidad, y hasta los más reacios a Garzón opinan que será el cabeza de cartel.

MIRANDO A PODEMOS

La discusión sobre las confluencias ha recorrido la organización desde la irrupción de Podemos en las elecciones europeas de 2014. Fuentes cercanas a Garzón recuerdan que ya se trabajó sobre el tema de las candidaturas de unidad popular para el pasado 20-D, por lo que la posición está ya clara. “Tenemos un camino recorrido, muchos debates resueltos”, apostillan, a la vez que señalan que ya está claro el marco político sobre el que se podrían llegar a acuerdos. “Si las otras partes -comentan- siguen en las mismas tesis, no habrá confluencia y seguiremos con candidaturas de unidad en ámbitos más territoriales, en algunas comunidades”. En las pasadas elecciones, por ejemplo, IU consiguió este tipo de acuerdos en autonomías como Galicia y Cataluña.

Las previsibles conversaciones entre IU y Podemos tendrán lugar justo en el periodo anterior a la Asamblea. Los cálculos de algunos en la federación es que la presentación de listas ante la Junta Electoral se producirá unos días antes de que comience la votación on line de la próxima dirección de IU.

(Sigue leyendo después de la imagen)

garzón

Garzón e Iglesias

Izquierda Unida escuchará los planes de Podemos, a quien le vendría bien sumar a los votantes de la federación en una nueva contienda electoral. No obstante, los morados también se dividen entre los que quieren aglutinar a IU y los que huyen de una coalición con los de Garzón. Este últimos sector de Podemos, según fuentes del partido, no ve positivo sumar la siglas de IU porque los identificaría con un “frente de izquierdas” y se alejarían de su imagen de “transversales”. Además, tampoco quieren esa fusión para no tener que asumir la deuda que arrastra la veterana formación.

IU está recuperando espacio electoral

Izquierda Unida no tiene encuestas propias, pero los encargados de analizar los sondeos externos en la federación aseveran que la situación es mejor que el 20-D y que “el suelo electoral ha subido”. Por lo tanto, los cercanos a Garzón defienden que la Asamblea puede servir precisamente para movilizar a los suyos y presentarse como una “fuerza de ruptura, pensando en la gente”. “IU está recuperando espacio y no habrá un clima de derrota como el que teníamos el día después de las elecciones, sino de recuperación”, comenta una fuente.

LOS NOMBRES

Cuando se produce una renovación de liderazgos, en todos los partidos dicen que prefieren hablar de cuestiones de fondo que de nombres. Pero ese debate es primordial. Para un miembro de la candidatura favorita, Garzón representa “la ilusión y la capacidad para que la militancia crea en un proyecto de futuro”.

Otra persona de la organización próxima a él dice que lo ve “muy bien” porque “ya era hora de que se afrontarán algunos debates en IU”. “A Alberto no le preocupa si al final gana con un 75 o un 80%, sino que sus tesis políticas sean comprendidas por la bases y que este proceso sirva para situar a IU a en el entorno actual y se vean cambios. Va a ser un coordinador que entre con un apoyo mayoritario”, aprecia.

Garzón representa la ilusión

En estos cambios van a jugar un papel de primer línea algunos valores emergentes de Izquierda Unida. En la nueva hornada y apoyando a Garzón están, por ejemplo, Clara Alonso, Sira Rego, Álvaro Aguilera, Jaime Aja, Marina Albiol, Amanda Meyer y Toni Valero.

(Sigue leyendo después de la imagen)

garzón

Garzón también contará en teoría con un apoyo mayoritario del PCE, que representa, según fuentes de ese partido, un 45% de los afiliados a IU. Precisamente, los comunistas celebrarán este sábado la primera parte de su congreso, en el que pretenden aprobar la recuperación de la autonomía electoral respecto a IU. No obstante, dirigentes comunistas precisan que es una cuestión más técnica y no responde a la impresión que se ha dado de que quieren desligarse de Izquierda Unida electoralmente.

Los críticos de Garzón afean que se presenta como “renovador, pero que va también con lo más rancio del partido”. Y en ese punto, añaden, detrás de él están Willy Meyer, José Luis Centella y Felipe Alcaraz, entre otros.

Frente al “hiperliderazgo” -según los críticos- de Garzón, Izquierda Abierta va a presentar una candidatura con dos coportavoces. Uno de ellos sería Tasio Oliver, periodista de 38 años nacido en Sevilla y ‘criado’ políticamente en el entorno de IU en Córdoba, una provincia simbólica para la federación. Actualmente, es alcalde de Castilleja de Guzmán (Sevilla).

La otra cara de la lista es Teresa Aranguren, veterana periodista especializada en temas internacionales, escritora y miembro del Consejo de Administración de RTVE desde 2007 a propuesta de IU. Entre sus apoyos más visibles están Llamazares y Montserrat Muñoz. Fuentes de la candidatura esperan que en este proceso les den su apoyo público figuras como Luis García Montero y Almudena Grandes.

(Sigue leyendo después de la imagen)

tasio oliver

Llamazares y Oliver

El grupo de Garzón y el de Izquierda Abierta están pendientes también de los movimientos del grupo de la ‘declaración de Zamora’, quienes todavía no han dado el paso de presentar a un posible coordinador. No obstante, algunos integrantes de estas dos candidaturas auguran que lo harán. El nombre de este grupo se debe a la reunión que varios dirigentes celebraron en esta ciudad, la única capital de provincia que gobierna IU. Entre ellos están el alcalde de esa localidad, Francisco Guarido, la eurodiputada Paloma López y el secretario federal de Economía y Trabajo, José Antonio García Rubio. El coordinador saliente, Cayo Lara, es cercano a este círculo, que se presenta como un intento de guardar las “esencias” de IU.

Los garzonistas, no obstante, creen que Lara no va a erigirse como la punta de lanza contra el favorito porque buena parte de los que le apoyaron a él para sustituir a Gaspar Llamazares están ahora con el diputado por Málaga. “La postura de Cayo es compleja y no va a querer ser utilizado, aunque algunos lo intenten”, dicen desde la candidatura con más opciones.

Las familias de IU ya están preparadas con sus viejos amores y odios de cara a una cita casi de supervivencia de la federación. En unas semanas todos votarán.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La Cueva de IU, o cómo revolucionar la comunicación política en Twitter

- Garzón, el mediador entre Sánchez e Iglesias

- 21 cosas que no sabías de Alberto Garzón

Alberto Garzón


IU vintage

OFRECIDO POR NISSAN