INTERNACIONAL
11/04/2016 07:43 CEST | Actualizado 11/04/2016 07:52 CEST

Keiko Fujimori gana la primera vuelta de las elecciones en Perú

REUTERS

Keiko Fujimori, del partido de centro derecha Fuerza Popular, ha ganado este domingo las elecciones presidenciales en su país con un 39,18% de los votos con el 40% escrutado. La hija del expresidente peruano Alberto Fujimori (en la cárcel), tendrá que disputar una segunda vuelta el 5 de junio en la que su virtual rival será el exministro Pedro Pablo Kuczynski, favorito de los mercados financieros, y que lograba un 24,25 % de los votos.

En un mensaje a través de la red social Twitter, Fujimori, de 40 años, y licenciada en Administración de Empresas en la Universidad de Boston, ha agradecido a sus votantes el apoyo recibido. "Queremos un Perú unido, reconciliado y más justo", ha dicho.

La segunda vuelta se perfila como un duelo entre candidatos de centroderecha con propuestas similares para garantizar el rumbo económico del país, ya que la legisladora izquierdista Verónika Mendoza no tendría opción a la segunda vuelta al obtener el 16,57% de los sufragios, según resultados oficiales parciales.

Arrastrada por el recelo que despierta en muchos el autoritarismo y los delitos de su encarcelado padre, el expresidente Alberto Fujimori, la candidata de Fuerza Popular se quedó corta para alcanzar la mayoría absoluta necesaria para consagrarse en primera ronda.

"Este nuevo mapa político que se ha dibujado nos muestra claramente que Perú quiere la reconciliación y no quiere más peleas", dijo Fujimori ante seguidores. "Esperamos que sea una segunda vuelta con propuestas, ideas", agregó, según informa Reuters.

En un tercer lugar se ubicaba la legisladora izquierdista Verónika Mendoza, que obtenía un 16,57 % de los votos. Mendoza, de 35 años, trepó en las preferencia en las últimas semanas ante el descontento con el modelo que tienen muchos peruanos que viven en la pobreza pese a la gran riqueza minera.

Simpatizantes de Kuczynski bailaron en las calles en una barrio limeño y el candidato festejó con sus seguidores. "Es muy prematuro hablar de alianzas, las alianzas se van a hacer en el Congreso, pero obviamente vamos a conversar con todos los que creen en la democracia", dijo Kuczynski.

Según los resultados a pie de urna de Ipsos, Fujimori habría obtenido la primera fuerza en el Congreso unicameral, con 60 de sus 130 miembros, aunque sin mayoría absoluta, lo que la obligaría a tejer alianzas para sacar adelante sus planes.

¿CONTINUIDAD DEL MODELO?

A pesar de los malos recuerdos que trae para muchos su apellido, Fujimori llegó favorita a la contienda prometiendo mano dura contra la delincuencia que se ha convertido en uno de los mayores problemas del país andino, con medidas como construir prisiones en los Andes para aislar a criminales.

Perú, que se encamina a ser el segundo mayor productor mundial de cobre, atraviesa una desaceleración por los menores precios de los metales. Pero la candidata busca acelerar la economía utilizando un fondo de estabilización y emitiendo deuda para financiar proyectos rezagados de infraestructura.

Aunque Fujimori sufrió en la campaña protestas porque muchos no perdonan los abusos a los derechos humanos -como la esterilización de cientos de miles de mujeres indígenas- y los escándalos de corrupción de su padre, muchos peruanos valoran que el exmadatario sentó las bases para el auge económico, construyó escuelas y hospitales rurales y derrotó a Sendero Luminoso.

LA SOMBRA DE SU PADRE

Sin embargo, en la segunda ronda Fujimori se enfrentaría un rechazo mayor porque sus críticos la acusan de recibir órdenes de su padre y creen que lo indultará si es presidenta, algo que ella niega. La encuesta anterior de Ipsos dijo que un 51 por ciento de los peruanos "definitivamente" no votaría por ella.

En las afueras de un hotel limeño, donde Fujimori aguardaba el recuento oficial, decenas de personas celebraban con pancartas y vinchas en la cabeza con el nombre de Keiko los resultados.

"Para mí es una mujer que merece una oportunidad. Yo estoy en contra de los dicen que seguirá el mismo sistema de su padre, porque uno educa a sus hijos para ser mejores", dijo Heriberto Sarazi, un tapicero de 64 años, fuera del hotel.

Kuczynski, un exfuncionario del Banco Mundial conocido como el gringo, ha prometido que atraerá la inversión privada en grandes proyectos detenidos por conflictos sociales, sobre todo en la explotación de recursos naturales.

El saliente presidente Ollanta Humala, un militar retirado, ha sufrido un desplome en su popularidad a niveles históricos por no haber cumplido con promesas hechas a los más pobres, por los vertiginosos cambios en su gabinete, la desaceleración económica y por las denuncias de lavado de activos sobre su esposa.