INTERNACIONAL

Donald Trump confunde el 11-S con una cadena de supermercados estadounidense

19/04/2016 16:14 CEST | Actualizado 19/04/2016 16:14 CEST

El magnate Donald Trump suma desde el pasado lunes por la noche un nuevo error. Los hechos ocurrieron durante un evento en Nueva York -donde este martes se celebran primarias- en el que Trump confundió el 9/11, fecha de los ataques contra las Torres Gemelas, con '7/11', la cadena de supermercados que está por todo el país.

"Escribí esto, y es algo que me ha salido del corazón", dijo al inicio de su intervención en Buffalo. "Porque yo estaba allí y vi a nuestros policías y a nuestros bomberos el 7/11 en el World Trade Center justo después de que se viniera abajo".

Fue un error, sí, pero en ningún momento hizo ningún amago de ir a corregirse y, como se aprecia en el vídeo, la gente que estaba presente en la intervención de Trump hace una pequeña mueca al escuchar su error.

A raíz del suceso Donald Trump ha pa pasado a ser Dumbest Trump (el más tonto en inglés) en redes sociales, como en la cuenta de este usuario de Twitter, que hace referencia al error y asegura que es la cosa "más tonta" que ha dicho "en minutos":

De esta manera Trump ha sumado un nuevo error a la altura del que le llevó a confundir la frontera de Melilla con México en un vídeo electoral. Con todo, Nueva York vive con fervor final de las elecciones primarias de Estados Unidos y está listo para la votación de este martes, que puede llegar a definir el futuro de la carrera hacia la Casa Blanca.

Las últimas encuestas confirman que, si se trata del voto de Nueva York, las opciones están claras: es la demócrata Hillary Clinton la favorita en Nueva York, y el magnate republicano Donald Trump no parece tener a nadie que le haga sombra en el estado. Trump sigue con una amplia diferencia a nivel nacional en los sondeos de opinión y en el número de delegados con respecto a su inmediato seguidor, el senador por Texas Ted Cruz.

(Sigue leyendo después del gráfico...)

Y en Nueva York, Trump, según un último promedio de encuestas hecho por la cadena Fox, acumula el 53,1 % de las preferencias, más del doble de su inmediato seguidor en el estado, el gobernador de Ohio, John Kasich, con el 22,8 %.

Trump, que ha sabido cosechar odios y lealtades en Nueva York por sus posiciones radicales, está tan seguro de su victoria en esta ciudad que ha quemado quemó su último cartucho muy al norte, en Buffalo, cerca de la frontera con Canadá.

Horas antes, en la torre que lleva su nombre, en la ciudad de Nueva York, se reunió con un pequeño grupo de una asociación de minorías que lo apoya y volvió a insistir en que ganará con toda seguridad y que tiene el apoyo de "millones" de votantes.

En breves declaraciones recogidas por los medios locales, Trump ha defendido lo que viene repitiendo en su campaña: hacer de Estados Unidos una nación "grande" y con "fronteras seguras".

CLINTON vs SANDERS

En el bando demócrata las preferencias a nivel nacional no están tan claras y, de hecho, la enorme distancia que separaba inicialmente a Clinton de su rival, el senador Bernie Sanders, cada día se estrecha más.

Un sondeo de The Wall Street Journal y la cadena NBC difundido este martes indica que la diferencia entre Clinton y Sanders ya es sólo de dos puntos porcentuales; cuando ambos comenzaron su campaña electoral, en junio pasado, era de 60 puntos.

De hecho, Sanders, que se ha volcado a fondo en un estado en el que se nació y crió aunque luego se fue a vivir a Vermont, llega a los comicios de Nueva York con más éxitos de los que ha cosechado recientemente Clinton.

En las votaciones primarias que ha habido desde el pasado 22 de marzo en distintos estados, siete han sido para Sanders y sólo una, la de Arizona, para Clinton.

Pero, al margen de lo que digan las encuestas, la palabra final estará en los delegados que ha venido cosechando cada uno y que votarán según el mandato recibido cuando acudan a la convención en la que se elegirá el candidato presidencial.

Y en ese sentido es Clinton la que sobrepasa a Sanders, por 1.776 delegados a 1.125, incluyendo los llamados "superdelegados", o dirigentes del partido que, aunque no han recibido un mandato específico, se han pronunciado explícitamente por alguno de ellos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter