ECONOMÍA

Fiat revisará más de un millón de coches por temor a que "se pongan en movimiento sin el conductor"

22/04/2016 22:22 CEST | Actualizado 22/04/2016 22:22 CEST
EFE

La compañía de vehículos Fiat ha anunciado que revisará 1,1 millones de coches en todo el mundo por temor a que los vehículos dañados se sigan moviendo una vez que el conductor haya salido.

Según informa la agencia Reuters, ha habido al menos 41 lesiones de conductores.

Más de 850.000 vehículos de América del Norte tendrán que ser revisado y algo más de 250.000 en otros lugares que no han sido precisados.

La noticia se ha sabido el mismo día en el que el Gobierno alemán ha alertado de que 17 fabricantes de vehículos a los que ha investigado podrían estar desconectando de manera irregular los dispositivos de control de emisiones de algunos de sus modelos, contaminando así en realidad más de lo permitido.

MÁS MANIPULACIONES

El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, ha realizado esta advertencia al presentar los resultados de una investigación encomendada por Berlín a su Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) a raíz del escándalo Volkswagen el pasado septiembre.

Del análisis de 53 modelos diesel se desprende que "ninguno" cuenta con un dispositivo que truque las emisiones como el que montó Volkswagen en millones de unidades, pero han saltado las alarmas por este nuevo asunto.

Las marcas y modelos alemanes afectados son Audi (A6), Porsche (Macan), Volkswagen (Amarok, Crafter), Opel (Insignia, Zafira) y Mercedes (V250 bluetec).

El ministro explicó que ya se ha acordado con estos cinco fabricantes una revisión "voluntaria", que tendrá lugar a lo largo de este año, de los de 630.000 vehículos sospechosos "de toda Europa".

Los modelos de fabricantes no alemanes son Alfa Romeo (Giulietta), Chevrolet (Cruze), Dacia (Sandero), Fiat (Ducato), Ford (C-Max), Hyundai (ix35, i20), Jaguar (XE), Jeep (Cherokee), Land Rover (Range Rover), Nissan (Navara), Renault (Kadjar) y Suzuki (Vitara).

El Gobierno alemán, añadió Dobrindt, no puede exigir a estas casas extranjeras que revisen sus vehículos porque tienen su sede central fuera de Alemania.

No obstante, va a pedir explicaciones a todos los fabricantes implicados, y está ya en comunicación con sus respectivos gobiernos para aclarar este asunto, indicó el ministro de Transporte.

Las dudas del Ejecutivo alemán se centran en el sistema de limpieza de emisiones, un dispositivo más allá de los filtros que los vehículos deben tener siempre activo y que las leyes comunitarias permiten desconectar excepcionalmente para proteger el motor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest