Huffpost Spain

Federer, baja en el Masters de Madrid en su año más duro

Publicado: Actualizado:
FEDERER
GETTY
Imprimir

Madrid no verá jugar a Roger Federer. El suizo se ha retirado del Masters 1.000 de la capital "por problemas en la espalda" y porque no quiere correr riesgos, aunque ha dejado abierta la posibilidad de competir en Roma la próxima semana.

"La espalda me duele un poquito. Tuve que volver a parar. En teoría, iba a haberme entrenado ayer y hoy. No quiero tomar riesgos porque sé que no voy a estar listo para jugar el miércoles. Lo mejor es que me prepare de cara a Roma. Lo siento", se ha disculpado el tenista de Basilea.

Federer fue el campeón en Madrid en 2006, 2009 y 2012. Su baja rompe el sueño de reunir a los "cuatro grandes" (Novak Djokovic, Andy Murray, Rafael Nadal y él) en la Caja Mágica por primera vez desde 2011. Se habría enfrentado a Nadal en cuartos de final, pero ahora su baja será cubierta por un jugador repescado de la previa.

El elegido ha sido el español Marcel Granollers, que perdió en la última ronda de la previa contra el checo Radek Stepanek. Ahora se enfrentará al ganador del partido de este lunes, entre el francés Nicolas Mahut y el portugués Joao Sousa. "A ver si tengo suerte y aprovecho la ocasión", ha dicho. Es la segunda vez esta temporada que Marcel es repescado. En Montecarlo, cubrió la baja de David Ferrer.

La noticia comenzó a fraguarse la noche del domingo, después de que Federer anulase sus entrenamientos y la conferencia de prensa que tenía anunciada. Esta mañana, una reunión entre personal de la ATP, el director del torneo, Manolo Santana, y Gerard Tsobanian, presidente y CEO de este Masters 1.000, hacía prever que algo iba mal.

UN AÑO "MUY DURO" PARA FEDERER

Lesionado en el primer tramo del año, y tras sufrir una artroscopia en febrero en el menisco izquierdo, y luego afectado por un virus estomacal que le impidió debutar contra el argentino Juan Martín del Potro en Miami, Federer ha calificado este año de "muy duro".

El problema en la espalda le viene desde antes de la Copa Davis, que era cuando más le dolía. "Esta vez siento una molestia normal en la espalda. Sé cómo tratarlo, necesito descanso, y por eso me retiro. Conozco mi espalda y sé lo que me pasa", ha explicado, admitiendo que se siente "frustrado y triste".

"Pero, al mismo tiempo, quiero que mi espalda se recupere. No es algo bueno que no pueda jugar, pero la temporada es muy larga, hay muchos grandes eventos por jugar. Me gustaría jugar aquí, pero no puedo. La gente lo entiende, los directores lo entienden y espero que vosotros también lo entendáis", ha pedido.

Su objetivo es jugar en Roma. "Veremos cómo me puedo preparar y, si no puedo jugar, no es el fin del mundo. Intentaré hacer un buen papel", ha añadido, asegurando que no haber jugado mucho en tierra batida esta temporada no le preocupa de cara al cercano Roland Garros. "Confío en mi juego y en mi mente", ha dicho.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR