Huffpost Spain

Londres elige a su alcalde: ¿el hijo de una familia humilde o el millonario aristócrata?

Publicado: Actualizado:
LONDON
Carteles electorales a la alcaldía de Londres | REUTERS
Imprimir

Este jueves es un día importante para Reino Unido, que celebra comicios autonómicos en Escocia, Gales e Irlanda del Norte y locales en Inglaterra, entre ellos la elección del nuevo alcalde de Londres.

Unos 45 millones de personas están llamadas hoy a las urnas para elegir la nueva composición del Parlamento de Edimburgo, las asambleas de Gales e Irlanda del Norte y las locales inglesas. Los expertos temen que el debate sobre el "brexit", la posible salida del Reino Unido de la UE, reduzca aun más la participación de una fiesta de la democracia que suele situarse en un escaso 30%.

La mayoría de los resultados se conocerán el viernes, aunque se espera que algunos, especialmente los de Inglaterra, se tendrán pocas horas después del cierre de los colegios, a las 23.00 horas de este jueves.

Además del primer edil de Londres, se elegirán alcaldes en las ciudades inglesas de Bristol, Salford y Liverpool.

Estos comicios son vistos como una prueba del nivel de apoyo que disfrutan los principales partidos británicos, el Conservador y el Laborista, tras las elecciones generales del año pasado, en las que ganó el "tory" David Cameron con mayoría absoluta.

tory

El candidato "tory" a la alcaldía de Londres, Zac Goldsmith (i), junto al primer ministro británico David Cameron

Los analistas esperan con atención los resultados que obtengan los laboristas bajo el nuevo liderazgo del izquierdista Jeremy Corbyn, quien obtuvo una aplastante victoria en los comicios internos del partido el año pasado tras la dimisión de Ed Miliband.

LO QUE ESTÁ EN JUEGO

En Escocia, los ciudadanos deberán votar a los 129 miembros del Parlamento, de los que 69 están en manos del Partido Nacionalista Escocés (SNP), 37 del Laborismo y 15 de los conservadores, mientras que el resto se reparte entre otras formaciones.

Los galeses elegirán a los 60 miembros de la asamblea, en la que los laboristas son mayoría, con 30 escaños, en tanto que los conservadores tienen 14, el partido galés Plaid Cymru cuenta con 11 y el resto son de otras formaciones británicas.

En el caso de Irlanda del Norte, los ciudadanos elegirán a los 108 integrantes de la Asamblea autónoma, en la que 38 escaños corresponden al Partido Democrático Unionista (DUP), 29 al republicano Sinn Fein, 16 al Partido Unionista del Ulster, 14 al Partido Liberal Demócrata y Laborista del Ulster (SDLP), mientras que el resto corresponde a otras fuerzas políticas.

En Londres, el laborista Sadiq Khan y el conservador Zac Goldsmith son los dos principales políticos con posibilidades de suceder al conservador Boris Johnson al frente de la alcaldía.

Además de la figura del alcalde, los londinenses deberán elegir la composición de la Asamblea de la ciudad, integrada por 25 miembros, de los que actualmente se reparten entre laboristas (12), conservadores (9), Verdes (2) y liberaldemócratas (2).

LA ALCALDÍA DE LONDRES

Por otro lado, la alcaldía de Londres ha cobrado especial interés internacional ya que, más allá de que es un puesto cada vez más relevante, podría quedar en manos, por primera vez, de un musulmán: el laborista Sadiq Khan. Él y el "tory" (conservador) Zac Goldsmith son los dos candidatos con más posibilidad de ganar el este jueves el puesto.

london

El laborista Sadiq Khan acude junto a su mujer a votar

Los dos son bien distintos, ya que Khan es musulmán y procede de una familia de menos recursos, mientras que Goldsmith es de origen judío y es considerado como uno de los políticos más ricos al haber heredado millones de libras de su padre, el fallecido empresario y político James Goldsmith.

Los expertos ya han adelantado que los sondeos indican que el aspirante laborista tiene más posibilidades de ser elegido.

A pesar de que el "tory" Boris Johnson ganó dos veces los comicios a la alcaldía, ayudado por su popularidad personal, Londres es marcadamente una ciudad laborista, según el profesor Tony Travers, de la London School of Economics (LSE).

Los pasados tan contrapuestos de Khan y Goldsmith no aparecen como elementos influyentes a la hora de votar y "no hay pruebas" de ello, ya que "importa más la responsabilidad que los antecedentes", según ha explicado Travers a periodistas extranjeros.

"Un pasado particular (del candidato) no es una barrera para ganar la elección", ha insistido este experto político de la LSE.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR