Huffpost Spain

Ocho plantas para que tu terraza parezca una jungla

Publicado: Actualizado:
BALCOJ JUNGLA
TUP WANDERS / FLICKR
Imprimir

No todos pueden tener un impresionante jardín lleno de árboles frondosos y flores exuberantes, aunque la mayoría podrían aproximarse.

Aunque tengas un espacio reducido (terraza o patio) y una economía no apabullante, sólo necesitas un poco de imaginación y estas ocho plantas para que tus metros cuadrados de aire libre parezcan el hogar de Tarzán.

1. PARA QUE PAREZCA QUE HAY ÁRBOLES, EL CERIMÁN

No hace falta que las plantas sean altas, pero sí con hojas enormes y diferentes. ¿Quién ha visto una selva de plantitas diminutas u homogéneas? El cerimán, o Monstera deliciosa, puede alcanzar los 65 centímetros y sus hojas verdes son muy anchas. Es una planta que no soporta el frío extremo, así que deberás meterla en casa cuando vuelva el invierno.

Mientras tanto, disfrútala en un lugar luminoso pero sin luz directa, y riégala moderadamente, vigilando que el agua no se acumule en las raíces (si te pasas, déjala secar antes de volver a echar agua). Rocía spray en las hojas si hay mucha sequedad. Si la cuidas bien y te dura tres años... ¡puede que empiece a dar frutos de sabor parecido al de la piña!

2. PARA QUE HAYA JUNGLA TAMBIÉN ENCIMA, LA HIEDRA

¡Que todo cuelgue! Y cuanto más, mejor. Tiene que dar la sensación de que las plantas caen de arriba, de árboles tupidos sobre la cabeza. Da igual si la planta baja por una pared o cae desde una maceta que penda astutamente del techo. Eso sí, si cuelgan por fuera, cuidado con el vecino de abajo.

En este caso, pocas plantas dan más por menos que la hiedra o Hedera helix. Es barata y en seguida empezará a extenderse. De hecho, tendrás que vigilar que no se pase. Manténla a la sombra, a ser posible, deja que la tierra esté bastante seca antes de regar, y fertilízala de vez en cuando. Soporta bien el invierno... ¡siempre y cuando no hiele!

3. PARA UN DENSO FOLLAJE, HELECHOS

Cúbrelo todo. Que no haya un centímetro de superficie sin verde. Y para ello, nada mejor que recurrir a los helechos o Nephrolepis para tapizar el suelo. Puedes ponerlos en jardines verticales, pegar sus tiestos a la pared, llenar el suelo de macetas... Es importante que reciba luz del sol indirecta, y regarlo un poquito todos los días para mantener la tierra húmeda.

4. PARA UN AIRE EXÓTICO, LA PALMERA EXCELSA

Una palmera puede darle el aire exótico necesario a tu terraza o patio y transportarte a lugares húmedos y cálidos. La Trachycarpus fortunei es un tipo muy común en el Mediterráneo. Aguanta todo tipo de suelos y exposiciones lumínicas, aunque siempre le irá mejor si no recibe luz directa del sol. Lo mejor es regarla poco y dejarla a su aire. En invierno, no hace falta que la muevas, ya que aguanta hasta -14ºC.

5. PARA UN TOQUE DE COLOR, ANTURIOS.

La jungla no es homogénea, hay que romper el verde con algún tono chocante. Anturios los hay de muchos colores, y su extraño pico recuerda al de un flamenco (de ahí su nombre en inglés, "flores flamenco", aunque también se las conoce como "hojalazo" y "flor con cola").

Esta planta es más delicada: hay que ponerla en un lugar con buena luminosidad pero sin sol directo, mantener la tierra húmeda todos los días y meterla en casa en cuanto empiece a refrescar. Pero no la muevas mucho ni la expongas a corrientes, porque se resiente. Después de la floración, es necesario cortar el tallo. Pueden parecer muchos requisitos... ¡es que las flores son delicadas! Pero, ¿y todo lo que dan?

6. PARA SALIRSE DE LO NORMAL, PLANTAS CARNÍVORAS.

Pon una o dos plantas raras, le darán un aire a tierras lejanas o incluso medio animal. Por ejemplo, estas plantas, que pueden superar los 20 centímetros de altura. Necesitan sol y agua todos los días. Requieren estos cuidados y, a cambio, aguantan el invierno, venga como venga (al menos, el español).

7. PARA ROMPER EL VERDE, EL TRONCO DE BRASIL

¡Que se vean los troncos! A fin de cuentas, la selva está llena de árboles. El tronco de Brasil, o Dracaena Massangeana, tiene un tronco grueso y muy llamativo y hojas bastante exóticas. Puede medir más de 1,30 metros de altura, así que cógelo sólo si tienes un techo alto.

No lo expongas a la luz directa del sol, a temperaturas por debajo de 15ºC, ni a corrientes de aire; mantén sus hojas húmedas pulverizándolas con agua dos veces a la semana, pero riégalo poco. Nunca lo levantes por el tronco, o podría arrancarse de raíz.

8. PARA EL TEJIDO SELVÁTICO, EL CASTAÑO DE GUINEA

Las formas de fantasía del castaño de Guinea o Pachira aquatica imitan los árboles de la jungla entretejiéndose. Podría llegar a superar a algún miembro de la familia, con su metro y medio de estatura.

No requiere muchos cuidados. Hay que colocarlo a la luz, regarlo poco, dejando secar la tierra pero echando un poco de agua sobre sus hojas. Cuando empiece el frío, debes meterlo en casa, donde seguirá creciendo sin problemas. Ten cuidado de no cogerlo por el tronco.

Si se da bien, echará frutos que son comestibles; su sabor es parecido al de los cacahuetes, y se pueden comer crudos o cocidos. Las hojas y las flores también son comestibles. Sus semillas, tostadas, tienen un sabor parecido al de la castaña.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest