Huffpost Spain

Rodrigo Duterte, 'el Donald Trump del Este', gana las presidenciales en Filipinas

Publicado: Actualizado:
DUTERTE
AFP
Imprimir

El candidato presidencial filipino Rodrigo Duterte se habría hecho con el 38,68% de los votos en las elecciones, según datos correspondientes al 74,91% del recuento, datos que le convierten en el virtual vencedor en los comicios.

Según las cifras preliminares con más de 41 millones de votos contados, en segundo lugar marcha Mar Roxas II, con el 23,32% de las papeletas, mientras que por detrás figura Grace Poe, con el 21,66% de los respaldos.

Por su parte, Leni Robredo marcha en cabeza en las elecciones a la Vicepresidencia, con un 35,05% de los votos, si bien Bongbong Marcos se encuentra a escasa distancia, con un 34,57% de las papeletas y apenas 180.000 votos menos.

El propio Duterte ha dado ya por hecha su victoria y ha tendido la mano a sus rivales tras una "virulenta" campaña electoral. "Quiero tender mi mano a mis rivales para comenzar desde ya la curación", ha afirmado.

Por su parte, el portavoz de Duterte, Peter Lavina, ha desvelado ya algunas de las próximas medidas que podría aplicar el candidato una vez acceda a la Presidencia, entre las que destaca una prohibición de la venta de alcohol a nivel nacional para luchar contra el crimen.

"Esto podría ser adoptado a nivel nacional a través de una consulta", ha sostenido, defendiendo que "no tiene nada que ver con negar las libertades", argumentando que la gente podría beber en sus viviendas, según ha informado la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

Asimismo, ha indicado que Duterte propondrá pasar a un sistema parlamentario, igualmente a través de un "consenso nacional". "Habrá una gran modificación de nuestra Constitución", ha remachado Lavinia.

MÁS DE MIL EJECUCIONES

Duterte, de 71 años, era hasta ahora alcalde de la ciudad de Davao. Nacido en la isla de Mindanao, una región pobre del sur del país, se define como "socialista", pero sus promesas electorales durante la campaña, entre las que destacan las ejecuciones extrajudiciales para la lucha contra el crimen o la clausura del Parlamento, le han llevado a ser apodado como 'el Donald Trump del Este'.

Como alcalde de Davao, desde finales de los años 90 se le imputan más de mil ejecuciones extrajudiciales denunciadas por Human Rights Watch.

Además, en los últimos días generó una enorme polémica por un comentario realizado sobre la violación y el asesinato de una ciudadana australiana: "Era tan guapa... ¡El alcalde debió haber sido el primero!", dijo Duterte. Preguntado tras la polémica por si era una broma, negó la mayor: "No era una broma, estaba narrando algo. No estaba sonriendo. No me hagáis pedir perdón por algo que no hice. Es una cuestión de honor. Lo dije en un momento de ira".