Huffpost Spain
Pablo Machuca Headshot

Carmena: la alcaldesa "ocasional" con ganas de seguir cambiando Madrid

Publicado: Actualizado:
CARMENA
GTRES
Imprimir

El pasado 24 de mayo, cuando ya apuraba el día, el recuento de votos de las elecciones municipales confirmaba la sorpresa en la capital de España. Madrid, tras casi tres décadas de gobiernos del Partido Popular, daba un vuelco hacia la izquierda y hacía alcaldesa a una "política ocasional", como ella misma se define.

Manuela Carmena, magistrada, abogada laboralista y fundadora de Jueces por la Democracia, había aceptado ser candidata de Ahora Madrid, la candidatura municipalista que incluía a Podemos, y se había convertido en todo un icono durante la campaña electoral, lo que impulsó su popularidad hasta lograr el bastón de mando con el apoyo del PSOE.

De todo eso hace tan sólo un año, sí, aunque por la cantidad de ruido generado alrededor de la gestión de Carmena en Madrid, pareciera que haya pasado mucho más tiempo.

Y aunque al principio le costaba levantarse de la cama para ir al Ayuntamiento, como confesó este jueves en El Intermedio, hoy en día hasta sus adversarios políticos le reconocen la vitalidad y las ganas de seguir al frente del Consistorio.

"MADRID NECESITABA UN CAMBIO"

"Se la ve con ganas", explica a El Huffington Post la concejala del PSOE en el Ayuntamiento Carlota Merchán, que hace balance de este primer año de Ahora Madrid en el Consistorio. "En general es positivo. Madrid necesitaba un cambio y apostamos por él. Tras 26 años de mayorías absolutas del PP, supone abrir muchas puertas y ventanas", afirma la socialista.

Sofía Miranda, concejala de Ciudadanos, cree que ha habido cambios respecto al PP, aunque asegura que no todos los que se han dado este año han sido "para bien". "Partíamos de una gestión previa de gobierno absoluto y absolutista del PP, en los que había muchos vicios, pero nos encontramos que los han heredado quienes venían a hacer nuevas políticas", asevera.

Rita Maestre: "El balance es positivo pero hay cosas que podemos hacer mejor"

La principal crítica de Miranda en este sentido radica en los nombramientos del personal que, asegura, "se ha hecho de la forma tradicional digital".

"No somos perfectos y hay cosas que podemos hacer mejor", admite Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, quien sí hace un "balance positivo" de este primer año en el Consistorio. "Se han dado muchos pasos para hacer de Madrid una ciudad más limpia, más justa y más amable, aunque queda mucho camino por recorrer", asegura.

Miranda, sin embargo, considera que pasado el primer año de la gestión de Carmena como alcaldesa "los grandes problemas siguen existiendo y no se han solucionado". "Sinceramente, creo que la situación un año después está igual o peor", agrega.

carmena

EL PP: "UN AÑO PERDIDO"

Pero sin duda, la voz más crítica con la gestión de Carmena llega desde las filas del PP, por primera vez en la oposición desde hace treinta años. Íñigo Henríquez de Luna, portavoz adjunto del Grupo Popular en el Ayuntamiento, lo tilda de "un año perdido para Madrid".

"Un año de ocurrencias, rectificaciones y escándalos", resume Henríquez de Luna, en el que la capital se ha convertido, a su juicio, en "una ciudad sin ley", "una ciudad paralizada" y "una ciudad poco fiable".

Henríquez de Luna: "Un año de ocurrencias, rectificaciones y escándalos"

El dirigente del PP se muestra especialmente crítico con las modificaciones urbanísticas llevadas a cabo por el actual equipo de gobierno, que repercuten negativamente "en los datos de empleo y actividad económica". "Todo esto que queda muy bien de cara a los suyos, tiene consecuencias para los que están buscando empleo y para la actividad económica de la ciudad", agrega Henríquez de Luna, quien afirma que en Madrid ha aumentado 1,7 puntos la tasa de desempleo en el último año.

"Aunque no es una competencia directamente municipal, hemos apostado por un modelo de desarrollo económico que genere riqueza e igualdad", defiende Maestre, quien cree que "echarse en cara en campaña subidas o bajadas menores del paro, que además se inscriben en tendencias más largas que en la llegada de este Gobierno, tiene un punto electoralista". "Pero eso no quiere decir que no nos preocupe", matiza.

Carlota Merchán (PSOE): "Nos preocupa la deriva en materia cultural"

Pese a ser socios de Gobierno, desde el PSOE también critican ciertos aspectos de la gestión del Ayuntamiento. Merchán lamenta que no se estén notando los efectos de la política de desarrollo económico y pide al Consistorio ser "ágil" y aprovechar el incremento del turismo en la capital para "mejorar el empleo y la calidad del mismo en estos sectores".

Además, muestra su preocupación por la "deriva" en materia cultural y por la falta de "valentía" del equipo de Carmena para "despegarse de la política del PP" en lo referente al urbanismo para "romper con un modelo vinculado al ladrillo".

Desde Ciudadanos, apuntan al tráfico como otro problema en el 'debe' del actual equipo de gobierno. "Prometieron que iban a construir aparcamientos disuasorios y nos encontramos que lo único para lo que han destinado esa partida es para informes que ya estaban hechos por los funcionarios", dice Miranda, que cree que "no se están tomando demasiado en serio un problema como el tráfico".

LA LIMPIEZA

Aunque si hay un asunto del que se habla en Madrid, ese es el de la limpieza. PSOE y Ciudadanos reconocen que los contratos integrales heredados del anterior gobierno, que provocaron una huelga de varios días en 2013, dificultan la gestión de este servicio, aunque desde el partido naranja lamentan que "las negociaciones con las empresas no estén funcionando" y piden poner "más dinero sobre la mesa".

"La estrategia de la oposición que no somos nosotros es hacer oposición al PP", se queja Henríquez de Luna. "Los contratos tienen 68 indicadores de calidad que, si se cumplieran, las calles estarían relucientes. Igual lo que tiene que hacer el gobierno es sentarse menos con las empresas al pasteleo y hacerles cumplir los contratos", defiende.

Sofía Miranda (C's): "Se han heredado los vicios del pasado"

"Hemos hecho grandes esfuerzos para negociar con las empresas, se han dado pasos pero todavía nos queda por hacer", explica Maestre, quien aporta datos sobre la mejora "sustancial" de la limpieza en la capital. "De julio de 2015 a abril de 2016, los avisos ciudadanos a través del 010 han pasado de 7.036 a 1.900. Es una bajada sustancial", asevera.

Aun así, Maestre considera que la situación no es "ni satisfactoria ni óptima" y reconoce que "Madrid está mucho más sucio de lo que le corresponde a una ciudad de su nivel respecto al resto de Europa".

Desde el PSOE esperan que los próximos años de Carmena traigan un cambio "de modelo de ciudad" para lo que proponen "recuperar una industria vinculada a la tecnología y con una economía productiva vinculada al conocimiento y la innovación". "Debemos ser un polo de atracción de talento, favorecer el emprendimiento, apostar por la cultura y por la economía verde. En definitiva, cambiar Madrid y darle una vuelta manteniendo sus señas y su patrimonio", asegura Merchán.

Miranda, de Ciudadanos, considera "fundamental" reducir los cargos de confianza y "los nombramientos y la colocación de 'los tuyos'". "Hay que dejar la ideología a un lado, reducir 'la grasa' del Ayuntamiento, los cargos nominados digitalmente e invertir el dinero donde hay que invertirlo", reclama la concejala.

NO TODO ES MALO

Pero no todo son críticas a este primer año de Carmena. Tanto PSOE como Ciudadanos coinciden en el cambio en las formas y en la capacidad de diálogo del equipo de gobierno y, en especial, de la alcaldesa. "Carmena es una persona extremadamente educada, lo que sumado a un gobierno en minoría abre las vías de diálogo", explica Miranda.

Los socialistas, además, valoran muy positivamente la puesta en marcha de un plan de reequilibrio territorial que ha permitido reducir las diferencias sociales apostando por trasladar inversiones sostenibles a distritos desfavorecidos. Pero también la puesta en marcha de una comisión de investigación sobre la gestión del anterior gobierno, la implantación de los presupuestos participativos, la recuperación de la cooperación para el desarrollo y, sobre todo, los avances en Memoria Histórica.

Maestre: "A veces el nivel de crítica no es en absoluto constructivo"

Precisamente este último asunto ha sido una de las múltiples polémicas de las que se ha visto rodeada la gestión del gobierno de Carmena en su primer año en Cibeles. Polémicas que para Henríquez de Luna constatan la "realidad" de que el equipo de Ahora Madrid "no estaba preparado para gobernar porque Madrid les venía grande". Las vacaciones de Carmena, los Reyes Magos, los carnavales, los titiriteros, el juicio a Rita Maestre y hasta los ceniceros portátiles han ocupado las portadas de algunos de los periódicos más leídos del país.

"Las críticas constructivas las llevamos bien, porque no somos excepcionales en eso y no somos perfectos", explica Maestre. "El problema es que, en general, el nivel de crítica no es en absoluto constructivo, sino al contrario, de descalificación permanente. Pero lo afrontamos combatiéndolo democráticamente, no aceptando que esa es la única forma de hacer política y no entrando en una batalla del fango que no es lo que pide la gente", agrega.

Merchán (PSOE): "Entrar en el Gobierno no está sobre la mesa"

De hecho, para Maestre esto no ha sido lo más difícil de este primer año. "Lo más difícil es la urgencia de algunas necesidades sociales y la lentitud y dificultad para cambiar las cosas", asegura. "Hay necesidades muy urgentes en las que tardamos más tiempo del que querríamos para solucionarlas", admite la portavoz del Consistorio, en referencia al problema de la vivienda en la capital, que "no sólo tiene que ver con los desahucios, sino con el acceso a la vivienda que no está garantizado y que es una cuestión clave y prioritaria".

Aun así, se muestra contenta por haber pasado de un presupuesto que en 2014 se dedicaba en su mayoría al pago de la deuda a reducir esa misma deuda aumentando el gasto social un 26%. "El modo en que un gobierno organiza su estructura de gastos y de ingresos, demuestra cuáles son sus prioridades y creo que es un buen ejemplo del margen que uno tiene cuando hay voluntad política de hacer las cosas", explica Maestre.

carmena

¿ENTRARÁ EL PSOE EN EL GOBIERNO?

Coincidiendo con el primer aniversario de la llegada de Carmena a la Alcaldía, se ha reabierto el debate de si el PSOE, socio de Ahora Madrid, debería entrar en el Gobierno. Los socialistas aseguran que ese asunto "no está sobre la mesa" y que están contentos con el trabajo "positivo" de colaboración con el gobierno.

Del mismo modo se expresa Maestre, quien no descarta "nada" aunque cree que ahora mismo hay "un equipo de Gobierno sólido y estable" y que la entrada del PSOE "no es una necesidad".

Desde Ciudadanos consideran que el PSOE ya está 'de facto' gobernando con Ahora Madrid e ironizan con que en el Pleno a veces no se distingue "si son dos partidos diferentes o están gobernando juntos". "Lo que sería bueno es tener un PSOE fuerte, responsable con su historia y con la sociedad", pide Miranda. Igual opina Henríquez de Luna, que ve a los socialistas inmersos en "una deriva radical intentando adelantar a Podemos por la izquierda".

NUEVO PANORAMA

El concejal del PP también mira para adentro al repasar el último año en la política municipal. Reconoce que "fue duro en un primer momento asumir el resultado electoral" porque, aunque sabían que no iban a lograr la mayoría absoluta, esperaban que el escenario fuera otro. "Tenemos que asumir dónde estamos, nuestro papel de oposición y tratar de hacerlo lo mejor que podemos", indica Henríquez de Luna.

El panorama es nuevo para el PP pero también para los concejales de Ahora Madrid y de Ciudadanos, novatos en política. "Es una experiencia muy bonita, porque si lo haces con vocación e ilusión, te das cuenta de que puedes cambiar las cosas, aportar tu granito de arena y mejorar aquellas cosas por las que antes protestabas", explica Miranda, desde el partido naranja.

PP: "Al principio, fue duro asumir el resultado electoral"

"Lo más gratificante es cada uno de los pasitos que hemos dado para mejorar la vida de la gente, aumentar los servicios públicos y las prestaciones municipales para satisfacer los derechos sociales", explica Maestre, desde la visión de la gestión gubernamental.

La portavoz del Ayuntamiento también reconoce que le ha sorprendido que se mantenga "un estilo de debate político extremadamente antiguo" basado en el "enfrentamiento, la confrontación y el insulto". Debates que, sin embargo, no han mermado a la alcaldesa Carmena, a la que Maestre ve ahora "con más admiración todavía de la que le tenía al principio de este año". "Es una alcaldesa inteligente, valiente, fuerte y comprensiva, que no son términos opuestos, sino que se refuerzan mutuamente", agrega.

Quizás esa fuerza de la que habla Maestre ha hecho que Carmena, después de un año de gran intensidad, mantenga las ganas de levantarse de la cama, coger el transporte público, saludar a vecinos y trabajadores municipales por la calle, e ir al Ayuntamiento para tratar de lograr aquello que siempre dice: que los madrileños quieran más a su ciudad.


TE PUEDE INTERESAR

También en El Huffington Post

Close
El Madrid de Carmena
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección