Huffpost Spain

El Gobierno reconoce que habrá que hacer "más ajustes" y Sánchez les acusa de "mentir sin pudor"

Publicado: Actualizado:
RAJOY
Efe
Imprimir

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido —en Los Desayunos de TVE— que "habrá que seguir haciendo ajustes para colocarnos en la posición en la que debemos estar", si bien "lo peor ha pasado". Fernández Díaz respondía así a la a la carta publicada este lunes en El País, según la cual Rajoy se comprometió ante el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, a tomar nuevas "medidas" en la segunda mitad de 2016 para evitar la multa a España por no cumplir el déficit público.

En este sentido, Fernández Díaz ha recordado que cuando el PP llegó al Gobierno en diciembre de 2011, España tenía un déficit por encima del 9%. "En cuatro años lo hemos dejado en el 5%", ha argumentado Díaz, quien ha matizado que "los dos primeros años estuvimos en recesión".

Para Fernández Díaz, aunque hemos abandonado la recesión para empezar la recuperación económica, "es verdad que eso no significa haber cumplido extrictamente el nivel de déficit comprometido".

"Nos ha tocado gestionar un periodo muy duro, una crisis económica sin precedentes que nos ha obligado a tomar medidas de ajuste durísimas", ha afirmado Fernández Díaz, quien ha celebrado que "cuando ves que el enfermo está en un estado muy crítico y se cura, ha merecido la pena".

No obstante, el ministro del Interior ha afirmado que estos ajustes no son cosa del PP, si no del partido que gobierne a partir del próximo 26 de junio.

"MENTIR SIN PUDOR"

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado este lunes al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de "mentir sin pudor" por asegurar en España que "quiere bajar impuestos", mientras promete a Bruselas que va a "recortar el gasto público". Según recoge Europa Press, Sánchez ha garantizado que él va a "decirle la verdad" a los españoles, por lo que nos les va a decir que bajará impuestos pero sí que no tocará el Estado del bienestar.

"Rajoy dice en Bruselas una cosa bien distinta a la que dice en España", ha lamentado Sánchez, que ha defendido que a los españoles hay que "decirles la verdad". Por eso, ha admitido que no va a "poder bajar los impuestos", pero se ha comprometido a no "recortar el Estado del bienestar".

Sánchez ha asegurado que no va a "tocar ni un céntimo" a los impuestos de las clases trabajadoras y ha explicado que su objetivo es "subir los impuestos a las grandes corporaciones" y luchar contra el gran fraude fiscal para así "cubrir el déficit de financiación del Estado del bienestar".

AUDITORÍA DEL GASTO PÚBLICO

Así, ha asegurado que va a "reconstruir" el Estado del bienestar y, para ello, ha adelantado que lo primero que va a hacer es una auditoría del gasto público para "evitar cualquier gasto superfluo que haya en el país".

Además, ha asegurado que se pondrá en marcha una reforma fiscal, en la que "no se toque ni un céntimo" los impuestos a la clase media y trabajadora, pero para que "quien más tenga, las grandes corporaciones, contribuyan a la Hacienda Pública".

En tercer lugar, ha apostado por reconstruir el Pacto de Toledo, para "acabar con el déficit más preocupante" que hay en España, que es el del sistema público de pensiones", a través de la puesta en marcha de un "recargo de solidaridad" al que harán frente "las grandes fortunas y patrimonios" en España".

"Le digo a Rajoy que diga la verdad y no mienta sin pudor, porque lo que hay que hacer es decirle la verdad a los españoles", ha defendido Sánchez, que ha avisado además al presidente en funciones que "recortar de nuevo" es "lo fácil". En su opinión, lo que hay que hacer es "acompasar las exigencias" de cumplimiento del déficit con las necesidades del Estado del bienestar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El déficit público acabó en 2015 en más del 5% del PIB

- ¿Cómo va a afrontar España el reto de reducir su déficit?

- Bruselas aplaza hasta julio su decisión sobre multar a España por el déficit