Huffpost Spain

Los históricos Warriors de Curry están al borde del abismo

Publicado: Actualizado:
GOLDEN STATE
Afp
Imprimir

Los históricos Golden State Warriors, liderados por el flamante Stephen Curry y capaces de batir todas las marcas históricas con 73 victorias en temporada regular, están al borde del precipicio. El dominio de los Thunder de Oklahoma City ha continuado en el cuarto partido de las finales de la Conferencia Oeste que ganaron por 118-94 a los Warriors de Golden State con el escolta Russell Westbrook de líder de aportó un triple doble-doble de 36 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias.

El triunfo permite a los Thunder ponerse con la ventaja de 3-1, a solo una más de conseguir el pase a las Finales de la NBA, en la eliminatoria que disputan al mejor de siete, y eliminar a los actuales campeones de liga, que por primera vez en la temporada perdieron dos partidos consecutivos.

El quinto partido se jugará el próximo jueves en el Oracle Arena de Oakland, donde los Thunder ganaron el primer partido y desde entonces tienen la ventaja de campo.

Junto a Westbrook, que consiguió su primer triple-doble de la fase final después de haber tenido 18 en la temporada regular, el alero Kevin Durant aportó un doble-doble de 26 puntos y 11 rebotes.

HÉROES SIGILOSOS

Pero si Westbrook y Durant respondieron en su línea de líderes de los Thunder, el factor sorpresa ganador volvió a estar de nuevo del lado del equipo de Oklahoma City con el escolta Andre Roberson, un jugador al que los Warriors no han querido darle importancia, y los castigó con un doble-doble monumental de 17 tantos y 12 rebotes, incluidos 10 defensivos, que hizo la gran diferencia en el marcador final.

Roberson también recuperó cinco balones, no perdió ninguno, dio tres asistencias y puso dos tapones.

"Su aportación en todas las facetas del juego y sobre todo la gran defensa que realizó hizo la diferencia a nuestro favor", reconoció Bill Donovan, el entrenador novato de los Thunder al concluir el partido. "Todo el equipo hizo una labor excepcional, y mostraron la confianza de los ganadores".

Otro jugador clave de los Thunder fue el ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka que en los 33 minutos que disputó aportó 17 puntos, siete rebotes y dos tapones.

Ibaka anotó 7 de 11 tiros de campo, incluido un triple de cuatro intentos, estuvo perfecto con 2-2 desde la línea de personal, perdió tres balones y cometió cuatro faltas personales.

El pívot neozelandés Steven Adams consiguió 11 puntos y el escolta-alero reserva Dion Waiters llegó a los 10 tantos para completar la lista de los seis jugadores de los Thunder, incluidos los cinco titulares, que tuvieron números de dos dígitos.

Como equipo los Thunder lograron un 43% (39-90) de acierto en los tiros de campo y el 35 (9-26) de triples, comparados al 41 (33-80) y el 30 (9-30), respectivamente, de los Warriors, que perdieron por completo el duelo bajo los aros con 40 rebotes por 56 de Oklahoma City.

LEJOS DE SU NIVEL

El escolta Klay Thompson con 26 puntos lideró el ataque de los Warriors, los actuales campeones de liga, que siguen sin mostrar su mejor nivel de juego individual y de equipo.

El base Stephen Curry, dos veces ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP), la última esta temporada por unanimidad, fue limitado por la defensa de los Thunder a 19 puntos tras encestar 6 de 20 tiros de campo.

Mientras que el pívot Draymond Green, que fue multado por haber golpeado en la ingle a Adams durante el tercer partido, siguió sin ser tampoco factor ganador con los Warriors al conseguir seis puntos, 11 rebotes y seis perdidas de balón.

Los reservas de los Warriors tampoco surgieron con la ayuda ofensiva que el equipo necesitó y los brasileños, el escolta Leandro Barbosa y el pívot Anderson Varejao, en los 3 y 4 minutos que disputaron, respectivamente, aportaron un punto, que consiguió el primero.

AL BORDE DEL ABISMO

Los Warriors, que concluyeron la temporada regular con 73 victorias, nueva marca en la historia de la NBA, necesitan ganar el quinto partido si quieren seguir con vida.

Los Thunder dominaron de nuevo a los Warriors con su juego de presión, protagonismo constante dentro de la pintura y buena selección de tiros a canasta bajo la dirección magistral de Westbrook.

El equipo de Oklahoma City lideró el primer cuarto con parcial de 30-26 y en el segundo rompió por completo el marcador a su favor, sin que luego permitiese a los Warriors remontar o meterse de nuevo en el partido por lo que a falta de cuatro minutos para el descanso, los Thunder estaban arriba (56-43).

Pero lo cerraron de forma arrolladora para incrementar la ventaja hasta el parcial de 72-53 que ya dejó sentenciado el partido ante la falta de reacción de los actuales campeones de liga tanto en su juego defensivo como ofensivo.

Westbrook se iba a los vestuarios con 21 puntos, nueve asistencias y cinco rebotes, mientras que Durant lograba 18 tantos y había capturado seis balones bajo los aros.

Del lado de los Warriors, Curry había acertado sólo cuatro tiros de campo de los 14 que hizo, Green tenía cuatro puntos y cinco perdidas de balón, y Thompson cuatro tantos y tres faltas personales 12 minutos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Golden State y el récord de 72 victorias de los Bulls