Huffpost Spain

La importante lección de esta joven sobre las enfermedades invisibles

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Aimee Rouski es una joven de 19 años, muy madura para su edad, de la que todos podemos aprender una gran lección:


Aimee tiene la enfermedad de Crohn, por la que su sistema inmunitario ataca su propio intestino. Hace unos días publicó en su cuenta de Facebook tres fotografías: en una mostraba su aspecto habitual para muchas personas, pero en las otras dos enseñaba las cicatrices y la bolsa de ileostomía que oculta bajo la ropa:


Su publicación, que ya ha sido compartida más de 21.800 veces, hace hincapié en la importancia de aceptarse a uno mismo:

"Hace tiempo que quería hacer esto porque siempre veo publicaciones positivas sobre el peso, pero no muchas sobre discapacidades o enfermedades invisibles.

Antes que nada, tengo la enfermedad de Crohn, una enfermedad incurable que estuvo a punto de matarme, no un simple dolor de estómago como mucha gente parece pensar.

Las personas con Crohn pasamos por muchos tratamientos diferentes, incluida la cirugía y es precisamente a ella a lo que me quiero referir ahora.

Mi enfermedad me ha dejado con una ileostomía permanente y sin intestino grueso, colon, recto, ano ni los músculos internos del muslo, ya que se usaron para la cirugía plástica en mis heridas.

He llevado siempre bien todo lo que me ha pasado, pero algunas personas tienen verdaderas dificultades para aceptarlo, así que quiero decirles esto:

Nadie lo sabrá a no ser que se lo cuentes.

La gente que lo sabe te seguirá queriendo y le seguirás pareciendo bello.

Tu enfermedad no es nada de lo que debas sentirte avergonzado o incómodo".

Cuando Aimee tenía 15 años, su enfermedad le causó mucho dolor. Apenas podía caminar ni comer, por lo que pasó por tres operaciones y una estancia de siete meses en el hospital. La cirugía le dejó heridas abiertas, demasiado grandes para curarse por sí mimas, que tuvieron que ser cubiertas con músculo de sus muslos. Su intestino delgado lo condujeron hacia el abdomen, que ahora cubre una bolsa de ileostomía para recoger los deshechos.

"Estaba inspirada para escribir mi post porque no veo mucha concienciación sobre la enfermedad de Crohn y otras enfermedades invisibles", contó a Metro UK. "A menudo la gente asume que todo con lo que tengo que lidiar es con un dolor de estómago cuando, de hecho, esta enfermedad estuvo a punto de matarme".

Aimee espera que su mensaje impacte en otras personas que estén pasando por una experiencia similar a la suya: "Quería mostrar a la gente no hay nada de qué avergonzarse y que deberíamos aceptarnos y querernos sin importar nada más".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- #EresMásQueTuTalla, el trending topic que reivindica a las personas 'reales'

- Estos retratos muestran a mujeres auténticas tal y como son

- Mi cuerpo, al que ya no quería volver a mirar

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.