Huffpost Spain

Rechazó un contrato de mil euros, lo contó en su blog... y se ha hecho viral

Publicado: Actualizado:
RAFAEL FERNANDEZ EZCRITOR
Rafael Fernández. | RAFAEL FERNANDEZ
Imprimir

"He rechazado un contrato de trabajo de un año". Ese es el título y el resumen del post que, probablemente, se ha vuelto más viral en España en los últimos días. En sólo 24 horas atrajo más de 50.000 visitas, mientras que en su primera semana roza las 260.000 y los 150 comentarios. Pero, ¿quién está detrás de esa declaración de intenciones y por qué se ha hecho tan popular?

Tras el post está Rafael Fernández, conocido en el mundillo de los blogs como Ezcritor. Además de haber publicado siete libros con su propia editorial y de jugar en sus ratos libres "a ser cortometrajista", su bitácora ha ganado varios premios.

Ahora este post se ha hecho famoso en pocas horas porque cuenta una historia tan normal como alucinante en un país que roza los cuatro millones de parados: Rafael se enfrentó a una entrevista de trabajo, la pasó, le ofrecieron el puesto y mil euros al mes… y lo rechazó. Algo que pocos se atreverían a hacer en una situación así, y que muchos menos se atreverían a contar.

Él ha hecho ambas cosas: rechazarla y contarlo, con salero y gracejo, como responde por correo electrónico a las preguntas que le planteamos.

PREGUNTA: ¿Cuándo ocurrió tu historia? Parece reciente...

RESPUESTA: ¡Claro! El 31 de mayo estaba tomando un tren rumbo a Madrid para hacer esa entrevista de trabajo. Los que me querían contratar me pagaron un pasaje de tren y una noche de hotel. ¡Me hicieron sentir muy importante! Bueno, hasta que llegué al hotel, que era una cutrada. El día 1 tuve la entrevista de trabajo y el día 2, muerto de risa por lo que había pasado, escribí el post que se hizo viral. Estaba deseando llegar a casa para escribirlo.

P: ¿Son hechos reales o están basados en hechos reales?

R: Mucha gente me escribe llamándome mentiroso. Parece que en el mundo que vivimos decir que no y tener principios es imposible. ¡Es inconcebible para ellos que haya renunciado a un sueldo de 1.000 euros al mes por un año! Me apena esto muchísimo. "Los de arriba" han creado una realidad aquí abajo en la cual la esclavitud de no poder llegar a final de mes nos parece un paraíso terrenal. Los jefes nos dicen con superioridad: "Bueno, te voy a pagar para que tengas para pagar tus cosas..." Y agachamos la cabeza y decimos: "Sí, bwana". Sólo hay una mentira en todo el post. Lo único falso de todo lo que escribí es la parte en que les digo a los que me querían contratar que tengo una espada imaginaria que se llama Excalibur.

Lo único falso de todo lo que escribí es la parte en que les digo a los que me querían contratar que tengo una espada imaginaria que se llama Excalibur.

P: Por favor, una descripción de la cara que se les quedó a los jefazos cuando les pediste 5.000 euros…

R: ¡Ja! Sinceramente, y aunque suene muy feo, la cara que puso uno fue como si se hubiera hecho las necesidades encima. El otro abrió la boca, en plan chuleta, cómo diciendo : "Me estás vacilando ¿5.000 euros? ¿Quién te crees que eres?". Pero a mí lo que más gracia me hizo fue que, antes de que me fuera por la puerta, me ofrecieran el escalofriante aumento de... ¡100 euros! Querían que trabajara para ellos, de forma exclusiva, durante todo un año, que me olvidara de mí, de mis proyectos, de mi mundo interior, que me levantara de la cama y comiera cuando ellos dijeran por 1.100 euros al mes. Creían que me habían impresionado pagándome el pasaje de tren y una noche en un hotel cutre. Me dijeron que en ese trabajo había "muchas expectativas y futuras promociones". Me entraron ganas de vomitar.

P: ¿Qué te dijo tu mujer cuando saliste de la entrevista? ¿Aplausos, collejas o ninguno de los dos?

R: No te lo vas a creer. Pero mi esposa me hubiera pedido el divorcio si hubiera aceptado ese trabajo. Mi esposa es como energía atómica para mí. Desde que la conocí revolucionó mi vida. Antes de ella, yo era un simple bloguero de segunda división que sólo sabía escribir burradas para llamar la atención. Ella me dio la fuerza para escribir siete novelas en cinco años. ¡Incluso ahora me está convirtiendo en vegetariano! ¡Y lo estoy disfrutando una barbaridad! Nadie quería publicarme y ella me obligó a autoeditarme. Vivo de esas novelas desde entonces, sin necesidad de tener una gran editorial detrás. Vivo gracias a la fuerza de mis lectores y de mi esposa. No necesito esclavizarme por un año.

Vivo gracias a la fuerza de mis lectores y de mi esposa. No necesito esclavizarme por un año.

P: ¿Como se te ocurrió contar tu historia en tu blog? ¿Era algo que no podías evitar?

R: Llevo desde el año 2000 escribiendo un blog. Para mí contar todo lo que me pasa es lo más natural del mundo. Si no lo hago, reviento. Hace 16 años iba siempre con mi camarita de fotos, comentando, sacando fotos a todo lo que veía y subiéndolo a una página que me había hecho yo mismo con Frontpage porque por aquel entonces no existía ni Wordpress. A todo el mundo le parecía una excentricidad mi comportamiento. Hoy en día es excéntrico el que no hace eso cada día, por medio de Facebook, Instagram, Twitter, etc.

P: ¿Por qué crees que tu post ha triunfado tanto y tan rápido?

R: ¡Porque el dios de la literatura así lo quiso! ¡No tengo ni idea! Llevo cinco días pensando en ello sin parar, para dar con la fórmula de lo viral y sigo sin entender. ¡He escrito cosas así miles de veces! No es la primera vez que lo hago. Un ejemplo, mira estas fotos:

adios hotel rafael fernandez

Soy yo, hace 10 años, en calzoncillos, sobre la mesa de un jefe que tuve, imitando a Spiderman y con los calzoncillos bajados. Yo trabajaba en un hotel de cinco estrellas, de recepcionista y tenía un muy buen sueldo de 1.000 euros más pagas extraordinarias. Pero conseguí mi primer puesto de trabajo como escritor (en el periódico 20minutos) y estaba loco por dejar mi trabajo de recepcionista y concentrarme en escribir sólo para ellos a pesar de que los de 20minutos, al principio, me pagaban 800 euros y me tenía que hacer autónomo (pagar casi 300 al mes). Los del hotel no querían dejarme ir hasta que me saqué esas fotos y el director las vio en mi blog. Me despidieron en el acto y pude concentrarme en 20minutos (ya no trabajo en ese periódico, dejé de trabajar allí hace 10 años).

P: Hay una frase de tu post que resume bien su esencia y que dice "¿Cómo podría mirarme al espejo cada día sin sentir vergüenza de mí mismo?" ¿Por qué te daría vergüenza?

R: Me daría vergüenza porque trabajar en exclusiva para una empresa significa dejarte usar, cada día, de cada semana. Ser un mero instrumento. Desaparecer. Ser un esclavo. Me quedan unos 40 años de vida (con suerte) y no voy a darle ningún año de mi vida a nadie por 1.000 euros al mes. ¿Para qué te dan 1.000 euros hoy en día? ¿Para comprar una camisa nueva en H&M cada fin de semana tras pagar el metro, el alquiler y la comida? ¿Están de broma? ¿Cómo voy a comparar lo que me ofrecen por arriesgarme y luchar por lo que me apasiona? Tengo una cabeza enferma rebosante de ideas para nuevas novelas, guiones, posts… Estoy obsesionado con superarme y me avergonzaría parar la fuerza que siento por mis venas a cambio de 1.000 euros al mes. ¡Me da asco de sólo pensarlo!

Estoy obsesionado con superarme y me avergonzaría parar la fuerza que siento por mis venas a cambio de 1.000 euros al mes.

P: Sabes que hay mucha gente que mataría por esos mil euros. Gente que incluso te puede tachar de snob...

R: El 40% de los comentarios que he recibido es de gente así. Se creen que he escrito esa historia para reírme de ellos y eso me apena muchísimo. Es gente que tiene cargas familiares, que creen que no tienen otra opción en la vida que aspirar a un puesto de trabajo de 1.000 euros. Es gente que no sabe el poder inmenso que tiene dentro. ¡Creen ser subhumanos y no es así! ¡Esta sociedad les ha convencido de ello!

En la vida hay dos tipos de personas: los que se conforman con lo que les viene y los que no paramos de ponernos retos y metas imposibles para no parar de superarnos. Y los del segundo grupo estamos hechos de los mismos materiales que los del primero. Lo único que tenemos diferente es el software mental. La vida no es un camino de rosas. Pero tampoco un camino de espinas.

P: Al imprimir tu artículo, el post en sí eran 8 páginas... pero con comentarios se iba nada menos que a 95. Hay unos 150 comentarios ¿Qué te dice la gente?

R: Lo peor es la gente que me llama snob y no me comprende. Creen que tengo un papá que me paga las cosas cuando soy huérfano y no tengo familia. Creen que me mantiene mi mujer cuando soy yo el que trae el dinero a casa desde hace años (ella hace un impresionante trabajo mental en mí, en casa y en el huerto que tenemos, muchas de las cosas que escribo son pensamientos que me ha dado ella; además que también trata de hacer dinero con su proyecto personal: un blog de cocina). No saben que he tenido que vender libros a la salida del metro para poder vivir. No saben el hambre que mi mujer y yo hemos pasado mientras escribía mis libros. Lo peor es que hablan sin saber. Están seguro de lo que dicen y ¡no nos conocen de nada!

libros calle

Lo mejor es haber visto que no estoy loco. ¡No estoy sólo en España! Hay cientos de comentarios que me llegan por Facebook, el blog y Twitter de lectores que han hecho lo mismo que yo: coger la vida por los cuernos. Gente que persigue sus metas, día a día, sin miedo al fracaso. En busca del éxito y la realización personal.

P: Este es probablemente tu post más viral. ¿Estás orgulloso de él?

R: Estoy supercontento porque ha dado a conocer mi blog por medio de un texto que hace pensar y hace reír, que es lo que quiero para mi escritura. No me he hecho viral por culpa de un gif gracioso o un chiste malo sino con el poder de la palabra y eso me hace sentir demasiado orgulloso. Me ha dado fuerzas extras para seguir con mis libros. ¡Ojalá algún día consiga que uno de mis libros tenga tanto éxito como ese post! Cada segundo tiene entre 2 y 30 visualizaciones. Ya ha superado las 200.000 visitas y sigue subiendo. ¡No tiene pinta de encontrar su techo aún!

P: ¿Crees que le puede servir a tus lectores, o a los que han llegado a ti ahora?

R: A alguno le está haciendo pensar. Y hasta llorar. A otros, les reconforta porque les hace ver lo que me hacen ver ellos con sus mensajes y experiencias: que los invencibles somos legión. Que nosotros vamos a cambiar el mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest