Huffpost Spain

Puigdemont se someterá a una cuestión de confianza tras tumbar la CUP los presupuestos

Publicado: Actualizado:
PUIOGDEMONT
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, poco antes del comienzo del debate en el Parlament de Cataluña | efe
Imprimir

El pleno del Parlamento catalán ha rechazado este miércoles admitir a trámite el proyecto de ley de presupuestos del Govern, después de que la CUP haya unido sus votos a los de Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí que es Pot y PPC, que también habían presentado enmiendas a la totalidad.

Tras cerca de seis horas de debate en el Parlament, la CUP ha hecho efectivo su veto al proyecto presupuestario del Govern y ha dejado solo al grupo de Junts pel Sí, lo que abre una brecha entre las dos fuerzas independentistas seis meses después del acuerdo que suscribieron para hacer posible la investidura de Carles Puigdemont como presidente catalán.

CUESTIÓN DE CONFIANZA EN EL PARLAMENT

Además, Puigdemont ha anunciado que en septiembre se someterá a una cuestión de confianza en el Parlament, para comprobar si dispone de una mayoría parlamentaria suficiente como para seguir gobernando, después del veto y la "deslealtad" de la CUP con los Presupuestos.

No tengo ningún interés en alargar injustificadamente el mandato

Una vez que el pleno de la cámara catalana rechazara la admisión a trámite de los Presupuestos, Puigdemont ha solicitado intervenir desde la tribuna de oradores para exponer las consecuencias que se derivarán de este bloqueo presupuestario propiciado por quienes teóricamente eran los socios que debían dar estabilidad al Govern.

En un tono contrariado, Puigdemont ha constatado que su gobierno "ha perdido la mayoría necesaria" para llevar a cabo sus planes y que han cambiado las "condiciones" previstas en el acuerdo de estabilidad firmado en enero con la CUP. "No tengo ningún interés en alargar injustificadamente el mandato. Yo quiero hacer la independencia", ha dicho Puigdemont.

Por su parte, la CUP ha aceptado la cuestión de confianza como "un reto" y ha admitido su "corresponsabilidad" pero no su "culpabilidad" en el hecho que la ha motivado, el rechazo a los presupuestos en el Parlament gracias a su voto en contra.

Nos sentimos corresponsables pero no culpables

En respuesta al anuncio de Puigdemont, el diputado de la CUP Joan Garriga ha dicho: "Nos sentimos corresponsables pero no culpables y es, desde la corresponsabilidad que aceptamos el reto de la cuestión de confianza". Garriga ha considerado que "los puentes no se han roto" y que la CUP piensa "atravesarlos con otros grupos" con los que comparten "no sólo el objetivo de la independencia, sino también objetivos sociales.

Por su parte, la líder de C's en Catalunya, Inés Arrimadas, ha afirmado que el anuncio del presidente de la Generlaitat de someterse a la moción de confianza supone el "fracaso" de la apuesta de su predecesor Artur Mas por el proceso independentista.

"No hacía falta llegar tan lejos para saber lo que pasaría", ha defendido, a la vez que ha reprochado a Puigdemont que ponga en manos de una asamblea de la CUP una decisión como aprobar las cuentas, aunque ha matizado que el problema no es la imposibilidad de sacarlas adelante, sino que gestiona un Govern "que no gobierna para los catalanes, y con un presidente que gobierna un Estado" en vez de una autonomía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR