Huffpost Spain

PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos hacen piña contra De Guindos

Publicado: Actualizado:
LA SEXTA
Efe
Imprimir

"Aquí hay una especie de tripartito contra el Gobierno. Bueno no sé si es un tripartito o una Troika. Estoy dispuesto a pelearme con los tres, pero no me quitéis la palabra a la vez". Esta ha sido la tónica general del debate del domingo por la noche en La Sexta, en el que el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, se ha defendido de "una Troika o tripartito contra el Gobierno" al responder a las acusaciones que PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos han vertido contra el PP por acometer recortes, crear empleo precario y mentir sobre el déficit público.

De Guindos ha participado junto con los responsables de Economía del PSOE, Jordi Sevilla, de Ciudadanos, Luis Garicano, y el líder de IU, Alberto Garzón, como representante de Unidos Podemos, en el primer debate económico que ha tenido lugar en La Sexta antes de las elecciones del 26 de junio.

El debate ha sido moderado por la periodista Ana Pastor, ha durado cerca de una hora y media y en él no ha habido nuevas medidas económicas.

Los cuatro políticos, de pie frente a un atril, han defendido sus propuestas y los tres dirigentes de la oposición al gobierno han criticado duramente la reforma laboral del PP, los recortes en sanidad y educación y el "agujero" que ha provocado el desvío de déficit público en 2015.

El ministro en funciones ha lidiado con los tres políticos y ha sido muy tajante al reiterar en varias ocasiones que revertir las políticas económicas del PP supondría generar desconfianza.

La ronda de preguntas de Ana Pastor se ha iniciado con la primera medida que acometería cada partido en el primer consejo de ministros una vez formado gobierno.

Garicano ha argumentado la urgencia de un pacto por la Educación para generar un modelo de crecimiento nuevo y ha recordado su propuesta de destinar mil euros adicionales por alumno y año a las escuelas situadas en entornos "desfavorecidos" para luchar contra el fracaso escolar.

Garzón por su parte ha insistido en aprobar una medida de emergencia social para paralizar los desahucios de personas en situación extrema mientras que Sevilla también ha defendido el Ingreso Mínimo Vital, la derogación de la reforma laboral y un plan de choque contra el desempleo como medidas prioritarias.

De Guindos ha dicho que "no hay que tomar una medida concreta" sino continuar manteniendo la confianza y la credibilidad en España.

ELEVADO DESEMPLEO

El elevado desempleo ha centrado la primera parte del debate, y el responsable económico del PSOE ha abogado en varias ocasiones por derogar la reforma laboral del PP, revitalizar la negociación colectiva y ayudar a los parados de larga duración al ser contratados con empleos públicos a través de los denominados "empleos transitorios".

De Guindos ha insistido en que el PP ha logrado reducir el número de desempleados y el paro frente a los datos de 2011 mientras que Garzón le ha recriminado que el empleo creado es de salarios bajos.

"Un gobierno no puede presumir de tener servicios públicos de Finlandia con salarios de Bangladesh", le ha dicho al ministro, que a su vez recibía la crítica de Sevilla que le reprochaba que "los españoles se quejan de vicio".

Garicano se ha desmarcado y ha afirmado que hay que apoyar a los autónomos y emprendedores y ha argumentado que el contrato estable que propone su formación haría que los nuevos indefinidos fueran ganando más derechos sin que los antiguos los perdieran.

GASTO PÚBLICO

En el capítulo del gasto público, todos los oponentes al PP han afirmado que el modelo de Rajoy se ha basado en recortes sociales y en este punto De Guindos ha defendido que el gasto en protección social ha aumentado en 50.000 millones desde 2007.

"En España no ha habido recortes sociales", ha dicho el ministro que se ha visto interrumpido por Sevilla cuando le ha achacado que "esos números no les llegan a los ciudadanos".

El dirigente socialista también ha querido preguntar a Garzón si el programa económico de Unidos Podemos es compatible con el euro y el líder de IU ha sido tajante al aseverar que sí lo es.

POLÍTICA EUROPEA

Dentro del marco de la política europea, De Guindos ha echado en cara a Garicano que Ciudadanos pidiera el rescate de España en 2012 y éste le ha respondido que "hubo un rescate financiero" protagonizado por Bankia.

El déficit público y los impuestos han centrado la última parte del debate y mientras De Guindos ha reconocido que se puede cumplir con los objetivos y bajar el IRPF, Garicano ha pedido prudencia y Sevilla ha afirmado que "la última bajada de impuestos nos va a costar una multa" por parte de Bruselas.

Garzón ha reiterado que "atajar la emergencia social debe ser compatible con reducir los ritmos de déficit y de deuda pública".

En cuanto a las pensiones, todos han coincidido en que debe abrirse el debate en el marco del Pacto de Toledo para garantizar el sistema, aunque De Guindos y Garicano han criticado que el PSOE quiera imponer un impuesto a las rentas altas para financiarlas y Garzón ha incidido en que deben volver a vincularse al IPC.

En el minuto final Garzón ha recordado que la situación actual de España "no ha caído del cielo", sino que tiene responsables concretos que han aplicado políticas liberales, mientras que Sevilla ha dicho que hay que evitar tres riesgos: "el de ya está todo hecho, el de no hay solución y hay que salir del euro, y el de la confrontación para dividir a los españoles".

De Guindos ha asegurado que en la última legislatura "el país ha llevado al cabo el giro más impresionante que se ha dado nunca en la historia de España", mientras que Garicano ha explicado que los votos de su partido servirán "para que España cambie y para que haya un acuerdo de Gobierno".

 

Información cedida por ver más