Huffpost Spain

La primera encuesta elaborada tras el asesinato de Cox da una ligera ventaja a la permanencia en la UE

Publicado: Actualizado:
CAMERON BREXIT
David Cameron, bebiendo de una taza que dice: "Estoy dentro", en alusión a la UE. | AFP
Imprimir

El primer sondeo sobre el referéndum del Brexit elaborado tras el asesinato de la diputada laborista Jo Cox, partidaria del no a la salida de la Unión Europea, da una ventaja de tres puntos a la opción de la continuidad (45 a 42%). El jueves 23 de junio se celebra la votación.

El estudio lo publica este domingo el periódico Mail on Sunday y está elaborado por la empresa demoscópica Survation a partir de entrevistas realizadas el jueves y el viernes y ha sido recogido por la agencia de noticias The Press Association. En el anterior estudio de esta empresa daba el resultado inverso: 45 a favor del Brexit y 42 a favor de la permanencia.

Otro sondeo, elaborado a partir de entrevistas realizadas el miércoles y el jueves por YouGov para un programa de la cadena de televisión ITV pone en cabeza el sí al Brexit con el 44% frente al 42%.

Cox fue herida de bala y apuñalada el jueves cuando salía de una reunión en una biblioteca de su circunscripción, Birstall, en West Yorkshire. Acabó sucumbiendo a las heridas poco después.

La muerte de Cox ha sacudido la campaña por el referéndum para la salida de Reino Unido de la UE que se celebra el próximo jueves, ya que Cox era una destacada activista de la campaña por la permanencia en el bloque comunitario. Ambas campañas han anunciado una suspensión de todos sus actos hasta este domingo.

LO QUE ESTÁ EN JUEGO

El primer ministro británico, David Cameron, y el titular de Finanzas, George Osborne, han redoblado sus advertencias contra un voto por el Brexit, de cara al referendo europeo del próximo jueves, en declaraciones publicadas hoy por varios medios británicos.

Según los argumentos esgrimidos por ambos políticos, abandonar el bloque común pondría en riesgo la prosperidad del Reino Unido, cuando quedan solo cuatro días para el referendo del día 23, en el que los ciudadanos decidirán sobre la continuidad británica en el grupo de los Veintiocho.

Tras el asesinato de Cox, que ha dejado conmocionado al Reino Unido, Osborne señaló al tabloide Mail On Sunday que confía en que lo que resta del debate pueda llevarse a cabo "en un tono menos divisorio". "Tengamos menos retóricas incendiarias y discursos sin base, y más hechos y argumentos razonados", pidió el ministro.

Por su parte, en declaraciones divulgadas hoy por el Sunday Telegraph, Cameron alertó de que el país afronta una "opción existencial" sin "vuelta atrás" el próximo día 23.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

Según el primer ministro británico, la economía se "tambaleará" si triunfa el Brexit, y se resentirán el comercio y la inversión. Además, abandonar la UE meterá a este país en una "probable recesión" que dejará el Reino Unido "más pobre de forma permanente".

"Si no están seguros, no asuman el riesgo de salir. Si no conocen, no vayan. Si nos marcháramos y rápidamente nos diéramos cuenta de que ha sido un gran error, no habría manera de cambiar de idea y tener otra oportunidad", alertó.

En otro artículo separado publicado en el Sunday Times, Cameron criticó al ministro de Justicia, Michael Gove, y al exalcalde de Londres, el tory Boris Johnson -abanderados ambos de la campaña por la salida de Europa- por alentar a los votantes a desechar los consejos de los expertos económicos, como los llegados del Fondo Monetario Internacional (FMI) contra las consecuencias de la salida de la UE.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Suspendida la campaña del 'Brexit' tras el ataque a la diputada laborista Jo Cox

- El asesino de Cox comparece ante la justicia pidiendo "muerte a los traidores"

-Al borde del Brexit, esperando a 'súper' Corbyn

- El plan de los laboristas para quedarnos en la UE (y reformarla): un blog de Jeremy Corbyn

También en El Huffington Post

Close
Joe Cox, diputada laborista asesinada
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección