Huffpost Spain
Antonio Ruiz Valdivia Headshot

Girauta: "Hay una retroalimentación perversa entre el PP y Podemos"

Publicado: Actualizado:
GIRAUTA
Juan Carlos Girauta | EL HUFFPOST
Imprimir

Lo hemos visto cantando Mediterráneo con guitarra en mano en un mitin. Ha celebrado saltando sobre una silla los tres goles de la selección española ante Turquía en la Eurocopa durante un acto de Ciudadanos frente al Arco del Triunfo en Barcelona. Juan Carlos Girauta no para ni un minuto durante la campaña, con un pie en la capital catalana y otro en Madrid.

Girauta (Barcelona, 1961) afronta esta recta final con el objetivo de subir un punto más respecto al 20-D y ser decisivos en la próxima formación de Gobierno. Lo tiene claro: quiere un pacto con las fuerzas constitucionalistas. Y tiene un miedo, que el PSOE acabe abrazando a Unidos Podemos. Dice que ha visto votar en el mismo sentido a los ‘morados’ y al Frente Nacional en el Parlamento Europeo.

Esa música no le gusta, pero tampoco la de Mariano Rajoy. El actual presidente no puede liderar la nueva España, sostiene. Eso sí, no quiere dar ningún nombre del PP para liderar un Ejecutivo porque luego lo “machacan” dentro de los populares.

Todo muy roquero. Como su trayectoria política, en la que ha probado el sabor de las filas de la Joven Guardia Roja, el PSC y el Partido Popular. Al ritmo de Peter Gabriel, su músico favorito. Esto piensa a escasos días del cierre de campaña el político que soñó con triunfar con su grupo Astrolabio y que está enganchado a las turbulentas vidas de las bailarinas clásicas de Flesh and bone.

¿Qué sensación le dejó el debate ‘a siete’?

Bien, tenía la ventaja de ser muy estructurado. Eso puede parecer un problema, pero uno por lo menos se va con la sensación de que todos hemos hablado lo mismo.

¿Cómo encara Ciudadanos los últimos días de campaña? ¿Cómo los va a enfocar?

A estas alturas ya hemos transmitido la idea de que que somos garantía de que va a haber cambio y Gobierno si somos decisivos. Ahora vamos a poner el acento en las cosas que se van a hacer en los primeros cien días si estamos en el Ejecutivo. Tenemos una apuesta de reforma profunda. Si seguimos en el inmovilismo, el populismo no hará más que crecer. Hay una retroalimentación perversa entre el PP y Podemos, a la que los dos se han entregado entusiasmados. Son los dos partidos del ‘no’ al candidato de la última legislatura y los que obligan a repetir las elecciones. El espacio de centro siempre es más difícil de defender, porque no tocas las bajas pasiones políticas de nadie, sino que eres constructivo y no hablas de derrumbarlo todo.

Vivimos en una época de encuestas, ¿pero cuál es su pronóstico? ¿Cuántos diputados tendrá Ciudadanos el domingo?

No tengo ni idea. Eso no solo pertenece a nosotros, sino a lo que hagan los demás. Siempre nos atenemos a nuestra obligación. Consideramos que en esta brevísima legislatura era hacer todo lo posible para que hubiera un Gobierno estable que aplicara reformas y lo hicimos, sin pensar si eso tenía un coste o no. En esta campaña nos hemos impuesto defender ese espacio de centro, pactismo y reformas profundas. Eso se le puede llamar ir a mantener el espacio. Pero apelo a todos aquellos que están siendo engañados con la idea de un supuesto voto útil al PP. ¿Dónde está la utilidad de no hacer absolutamente nada porque estás encastillado en un concepto de poder que se basa en los sillones?

El PP y Podemos se han entregado entusiasmados

Según las encuestas, sigue ganando el PP, sube Unidos Podemos, el PSOE baja y Ciudadanos se mantiene. Parece que se castiga a los que intentaron el pacto…

Nosotros no podemos decir que se nos castigue porque en las encuestas estamos algo por encima.

Pero no salen ganando…

Estamos algo por encima de la realidad del 13,9% del 20-D. Es verdad que sí vemos atónitos cómo esa retroalimentación de la que hablaba del PP y Podemos va alimentando una opción populista, a la que los populares han tenido que alimentar y primar para poder, en primer lugar, romperle la columna vertebral al PSOE y, en segundo lugar, hacer grande el espantajo para que decir ‘que vienen, vóteme a mí’. Eso no parece muy constructivo. Las estrategias destructivas no funcionan nunca. Y en un país con los problemas como tiene este -paro alto, una clase media triturada, la cuestión territorial, falta de confianza por corrupción- no se pueden practicar estrategias destructivas. Es una barbaridad. Los cambios en positivo y de regeneración siempre vienen del centro. Insisto, puede ser centro izquierda o centro derecha. Ahora hay un espacio que es el centro liberal-demócrata, el nuestro, que hay que explicarlo pero que en otros países de la UE está establecido y tiene siete primeros ministros.

girauta

El posible sorpasso de Unidos Podemos al PSOE está marcando la campaña. ¿Cree que sucederá? ¿Habrá voto oculto del PSOE? ¿Cómo cambia el tablero de la política española si Unidos Podemos pasa a ser la primera fuerza de la izquierda?

Pasa a ser un problema muy importante porque ellos vienen defendiendo cosas muy preocupantes. El antieuropeísmo de esa formación es una de las cosas que más me alarma. Ciudadanos es una formación federalista europea, la más europeísta en un país muy europeísta. Dentro de la coalición electoral de Iglesias está el Partido Comunista de España, que acaba de pronunciarse en el sentido de salir del euro y de la propia UE. El propio líder de Podemos predicaba eso apenas hace dos años. Errejón decía hace poquitas semanas que hay un hilo que une a Le Pen con Podemos. Agradezco la sinceridad, porque es verdad. He sido parlamentario europeo y lo he vivido. He visto cómo votaban sistemáticamente juntos en aquello que ponía trabas a la integración de la UE el Frente Nacional con Podemos. Otra cosa que me alarma y me pone los pelos de punta es que el señor Monedero dice que llevan en sus listas a jueces y policías porque van a meter en la cárcel a no sé quién. Tiene un concepto de la democracia en la que el poder Ejecutivo dice a quién se mete en la cárcel. Esa no es la democracia homologable de nuestro mundo, será bolivariana.

Existe el peligro de que el PSOE acabe abrazando a Podemos

¿Cree que al final puede haber un Gobierno de Unidos Podemos y el PSOE haciendo presidente a Iglesias?

Ese peligro existe. Todo el mundo sabe que el PSOE es un partido que en este momento está muy dividido, lo digo con tristeza. Estoy muy tranquilo cuando oigo hablar a José Enrique Serrano, Antonio Hernando y a Jordi Sevilla, pero no lo estoy tanto cuando escucho a Miquel Iceta porque ya no sé de qué estamos hablando. No quiero comentar divisiones internas, pero más allá de lo que quiera la cúpula, hay un peligro objetivo de que se acaben abrazando a Podemos. Por eso, el voto útil es a Ciudadanos.

Otra de las grandes cuestiones es el tema de los pactos. ¿Está dispuesto Ciudadanos a facilitar con sus votos un Gobierno del PP frente a Podemos?

Lo digo con la máxima claridad, no hay misterios: queremos pactar con las dos formaciones constitucionalistas. Fuera de eso, podremos pactar alguna medida concreta porque la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Por lo tanto, pueden tener razón en una política específica. Pero una cosa como investir a un presidente o hacer un acuerdo de Gobierno, con los partidos constitucionalistas nada más. Puede llegar eso, lo otro, o lo de más allá, pero dentro de ese contexto.

Lo que han dejado claro es que no van a apoyar a Rajoy como presidente. ¿Se ratifica en ello?

Claro, pero eso es una nota al pie, que es forzosa y a continuación de decir lo que verdaderamente importa: queremos el acuerdo con los constitucionalistas. Hemos llegado a un fin de ciclo en España, hay un país de capitalismo de amiguetes, de tramas de corrupción, de clase media depauperada, de focos de desintegración territorial que se acaba. Va a empezar otra España, la de la regeneración de la Constitución. Y eso no lo puede liderar Rajoy, es un hecho, no es nada personal. Hablamos de una persona que ha tenido cuatro años de mayoría absoluta y no ha hecho nada en ese sentido. Ha sido trece años presidente del PP, el de las grandes tramas de corrupción.

¿Y quién podría ser la persona?

Eso que lo digan otros, nosotros no ponemos nombres ni candidatos a nadie. Ellos verán, es su problema. A veces en el PP se quejan de que nosotros queramos nombrarle o no a un candidato. No, no. Yo no hablo de Rajoy como candidato, sino como presidente de mi Gobierno. Faltaría más que uno no pudiera referirse a la valoración crítica de un jefe del Ejecutivo. El presidente está sometido a la crítica de todo el mundo, así que no se pongan estupendos.

Cuando hablamos bien de alguien del PP, lo machacan en su partido

Lo que no sentó muy bien en el PP es que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, acudiera a un acto de Albert Rivera en plena campaña…

A nosotros eso nos sabe muy mal. A la que hablamos bien de alguien del PP, lo machacan en el Partido Popular. Casi no me atrevo a dar nombres porque es gente competente y que está en la idea de la regeneración, la citamos y va a tener problemas.

¿Podría producirse una operación de última hora como en el Parlament con la investidura de Carles Puigdemont?

No hay nada comparable a lo que pasó en Cataluña y a lo que está pasando. El partido de la gente de orden nacionalista, los del régimen, el partido hegemónico de derechas de toda la vida, ha acabado poniendo al país y su futuro en manos de un grupo antisistema. Eso es una cosa que no ha pasado en ningún otro lugar y no creo que sea extrapolable. No conviene hacer comparaciones con situaciones inmanejables. La situación española va a ser manejable porque los partidos constitucionalistas, si queremos, vamos a tener la mayoría absoluta. Tenemos la posibilidad de parar el populismo. Ahora se tienen que poner las pilas los inmovilistas.

¿Para cuándo tendremos Gobierno? ¿Cuándo se puede coger uno las vacaciones?

Ojalá lo supiera. Yo mismo tengo una reserva para irme unos días a descansar, que seguramente la voy a perder. Cuando veo que se afirma de forma tan contundente que no habrá terceras elecciones, pienso: bueno, pero cuéntame por qué.

¿No descarta terceros comicios?

¡Pero cómo lo voy a descartar! Si me dicen si habrá terceras elecciones, solo puedo contestar que no pasará si nosotros podemos evitarlo y somos decisivos. Para eso solo necesitamos crecer un punto.

Justo después de las elecciones, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará España, Bruselas ya pide nuevas reformas y los ciudadanos expresan su hastío político. ¿Puede haber mayor presión para que se forme Gobierno en verano?

Ojalá se note la presión, porque algunos son inmunes a las presiones. Esta corta legislatura ha sido muy aleccionadora. El que es inmune a cualquier presión ambiental y del sentido común es quien le dice ‘no’ al rey y se sienta a esperar a ver qué pasa. El que es inmune a las presiones es un Podemos que no negocia con nadie, que se dedica a hacer numeritos con los que ministerios que pide. Y los que notamos la presión de la responsabilidad somos Ciudadanos y el PSOE. Ceder y negociar es una virtud y no un defecto. Pero no es porque nos presionen otros, sino que la tenemos dentro por obligación. Lo que no podremos hacer es cambiar la aritmética, que es infalible. Una vez salgan los resultados del 26-J, son los mimbres con los que tendremos que trabajar.

girauta

En la campaña anterior había cierto colegueo en la nueva política entre Ciudadanos y Podemos. Desde que empezó la legislatura se ha visto un cambio, que se escenificó en el último debate en Salvados entre Iglesias y Rivera. ¿Se ha acabado el buen rollo entre los emergentes?

Es una obligación de los políticos mantener unas relaciones correctas y formalmente impecables. Mi deseo es que siga siendo así con todo el mundo. Ahora bien, no podemos hacer un paréntesis de lo que hemos vivido en el Congreso.

¿Qué es lo que más le ha impactado durante estos meses en la Cámara Baja?

Dos cosas. Una: el abucheo a Rivera por parte del PP en la primera sesión cuando pronunció unas frases en catalán. Me impresionó mucho. El líder de Ciudadanos dijo que no había notado tanta hostilidad en nueve años en el Parlament. ¡Imagínese usted! Otra cosa que me impresionó sobremanera fue la baja estofa del discurso parlamentario de Podemos, no de todos. Su líder, al que he conocido en su época en la Eurocámara y con quien se puede mantener una conversación interesante, ha optado deliberadamente por utilizar una institución sagrada civilmente para hacer propaganda política de la peor calaña. Caricaturas, brocha gorda, sal gorda, chistes cutres, espectaculitos que se los podía reservar para su entorno privado.

Pablo Iglesias ha utilizado el Congreso para hacer propaganda de la peor calaña

Una de las cosas que se espera es que ya haya cierto movimiento por debajo para ir fraguando un pacto y no tener que esperar. ¿Ha tenido contactos con el resto de partidos?

No. Los contactos han sido porque hemos coincidido en debates.

¿Cómo lleva la coletilla de ser el partido del Ibex 35?

Quien haya conocido Ciudadanos de cerca, se descojona de risa. Nosotros hace cuatro días estábamos en un pisito de la Gran Vía, donde había tres personas contratadas. Ni donaciones ni créditos ni regalos ni ayudas de nadie. Es asombroso, es una etiqueta que no puede estar más lejos de la realidad. Nuestros avances han venido de éxitos electorales que te permiten más recursos para seguir creciendo. Que la etiqueta del Ibex 35 te la coloque la coalición que tiene una deuda de casi quince millones de euros y cuyos dirigentes del otro grupo coaligado recibían millones de euros de Venezuela, parece impresionante. ¡Que busquen todo lo que quieran!

Como buen aficionado de la selección española, ¿se siente cómodo viendo a De Gea?

Sí. Como jurista que soy y me dediqué en su momento al Derecho Penal, sé que hay ciertas cosas que son sagradas. En un país civilizado no se lincha a nadie porque exista un informe policial que dice que un testigo… Oiga, el señor De Gea es inocente. ¿Sabe por qué? Nadie es culpable hasta que se demuestre la culpabilidad. Otra cosa es que los políticos nos exijamos a nosotros un plus de responsabilidad y cuando se nos investigue tengamos que dimitir. Eso es lo que proponemos nosotros.

GIRAUTA RECOMIENDA…

Una película: Spotlight, de Tom McCarthy

Un libro: El reino, de Emmanuel Carrère

Un músico: Peter Gabriel

Una serie de televisión: Flesh and bone

Una escapada: Alt Empordà

Close
Girauta
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 17 cosas que no sabías de Juan Carlos Girauta

- La 'war room' de Ciudadanos

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest