Huffpost Spain

Españoles de Londres, ante la votación sobre el 'Brexit': indignados e impotentes

Publicado: Actualizado:
BREXIT
Alba, Pedro, Daniel y Alfredo posan para 'El Huffington Post' en Trafalgar Square | CARLOS CARNICERO
Imprimir

LONDRES.- Para los españoles Londres evoca libertad y un mundo de oportunidades desde que muchos escapaban de la España franquista en blanco y negro y se sumergían en esta capital global, quizás la ciudad más cosmopolita de Europa. La llegada de la crisis a los países del sur de Europa hace más de cinco años forzó a miles de sus jóvenes a buscarse la vida en otros lugares, sobre todo en los países del norte. Londres es sin duda una de los destinos preferidos de los españoles que buscan la oportunidad que no han tenido en casa.

No hay cifras claras sobre el número de españoles que viven en el Reino Unido porque muchos no están registrados en el Consulado español. Sumando a todos, la cifra podría superar los 200.000. Son una comunidad grande que ahora se enfrenta a un desafío muy distinto a los que hasta ahora conocían. No se trata de buscar trabajo, progresar, asentarse, mejorar el idioma…. Tienen que esperar a que los británicos decidan lo que quieren ser. En el referéndum que se celebra mañana, no pueden votar, pero puede afectar mucho sus vidas. Si los británicos deciden salir de la UE, una nube de incertidumbre cubrirá las vidas de los 3,3 millones de europeos que viven en el Reino Unido.

marta

Marta durante su entrevista en El Huffington Post

Marta Cremades, tijera en mano, no puede ocultar su indignación. Y también su preocupación. Lleva casi ocho años viviendo en Londres, interrumpidos por dos años en los que vivió en Australia y volvió a España. “No estaba preocupada pero ahora lo estoy cada vez más porque todo el mundo habla del tema. Temo las consecuencias económicas de una ruptura. Todos mis clientes hablan de lo mismo. La mayoría de europeos que conozco están indignados por no poder votar. Algunos de mis amigos saldrán la noche de mañana como para no pensar en lo que pueda pasar después….”.

Es posible que la negociación con la UE que seguiría tras la ruptura no cambiase el estatus de los europeos que ya están aquí trabajando, pero no hay nada seguro porque no hay precedentes de una salida de un país y el divorcio podría no ser amistoso.

Un estudio reciente asegura que el 81% de los europeos que vive en el Reino Unido no lograría cumplir con los requisitos generales para obtener una visa de trabajo que actualmente se exigen para los inmigrantes del resto del mundo (de manera singular el 94% de quienes trabajan en hoteles y restaurantes).

La peluquería en la que trabaja Marta en la bonita plaza de Newington Green, al noreste de Londres, da una idea de la contribución de los europeos a la vida económica de la ciudad. En ella trabajan 10 italianos, cinco británicos y ella es la única española. “Hemos traído mucha cultura aquí. La sofisticación en la comida, a todos los niveles, que ha ocurrido en Londres en los últimos diez años no podría entenderse sin la influencia de los europeos”, cuenta con cierto orgullo.

En Shoreditch, enclave hípster emergente en el este de la ciudad, tiene centradas sus actividades Alfredo Negro Martínez, un ingeniero que llegó a Londres hace cinco años cuando las oportunidades en su sector se escapaban por el desagüe de la crisis en
España. Tras pasar por los fogones de uno de los restaurantes del mediático cocinero Jamie Oliver, ahora tiene su propia empresa. En Burger Lab venden hamburguesas con un toque español y paellas en algunos mercados con su Spanish Lab.

alfredo

Alfredo Negro Martínez durante su entrevista con El Huffington Post

Si los británicos deciden la separación, el filántropo George Soros ha advertido que el valor de la libra podría caer más de un 15% en 24 horas. “Yo importo chorizo de España, así que eso me saldrá más caro”, cuenta Alfredo a El Huffington Post mientras camina por la céntrica Tottenham Court Road. “Aunque lo que más temo es a la crisis económica. Muchas empresas se van a intentar marchar de aquí y eso me va a repercutir. Aunque estoy seguro de que va a salir el remain [permanencia en la UE]. Por eso no estoy más intranquilo]”.

La campaña del referéndum ha estado centrada en las repercusiones económicas que tendría la salida y también en la inmigración, un asunto sobre el que muchos británicos han desplegado instintos primarios de rechazo, convenientemente instigados por el populista Nigel Farage, una de las más conocidas y polémicas caras que representan la campaña a favor del Brexit. En marzo pasado, como relató El Huffington Post, unos españoles fueron increpados en un tren de Manchester al grito de “¡hablad inglés o marcharos a vuestro país!”. Aunque Londres es frecuentemente un oasis de diversidad y tolerancia en el Reino Unido – hace menos de dos meses los londinenses eligieron como alcalde a Sadiq Khan, musulmán con orígenes pakistaníes – también se producen episodios de discriminación.

daniel

Daniel Zorrilla, consultor financiero que lleva más de 8 años en Londres

Daniel Zorrilla, consultor financiero con más de 8 años en Londres, cuenta a El Huffington Post que su entorno es pro europeo y apenas nota la oleada xenófoba que afecta otras partes del país. Aunque reconoce que si sale de ese círculo se nota más tensión. “Hace unos meses mi compañero de piso estaba saliendo de casa y un señor se le acercó para después gritarle: ¡Estáis arruinando nuestro barrio!”. Enfrente, en la librería Waterstones de Trafalgar Square, le observa Alba Ferri, también veterana en el Reino Unido tras haber vivido en Cambridge y trabajar ahora en la Organización Marítima Internacional. “Yo no he vivido ninguna experiencia similar. Se debe notar en ciudades más pequeñas. No me he encontrado a nadie que esté a favor de la salida”.

pedro

Alba y Pedro

La vida europea que muchos españoles practican en la capital del Reino Unido les ha permitido un cierto aislamiento de esos tics xenófobos. Y también les ha creado una coraza frente al debate identitario que está afectando con tanta intensidad a los británicos. “Yo no he conocido a ninguna persona a favor del Brexit. No lo estoy viviendo. En Massimo Duti somos todos europeos: españoles, polacos, rumanos… hay muy pocos británicos. La verdad es que no veo a nadie que se sienta amenazado, pero quizás es por desconocimiento”, relata Pedro González, General Manager de una de las tiendas del grupo Inditex en Londres.

En el referéndum de mañana podrán votar los ciudadanos británicos, irlandeses y de la Commonwealth mayores de edad y viviendo en el Reino Unido, junto con los británicos residentes en el extranjero que hayan estado en el registro electoral en los
últimos 15 años. También podrán hacerlo los gibraltareños mayores de edad. Pero no podrán hacerlo los europeos que viven en el Reino Unido, con independencia del tiempo que lleven en el país.

“Es injusto que no puedan votar quienes han hecho aquí toda su vida. Conozco a algunos que ahora se arrepienten de no haber solicitado la nacionalidad británica cuando pudieron hacerlo”, apunta Alba Ferri. “Mi abuela me ha dicho: consigue como sea un pasaporte, no te vayan a echar”, cuenta riendo Alfredo Negro. La mayoría reconoce que sus familias están más inquietas que ellos sobre lo que vaya a ocurrir tras el referéndum.

En la librería Waterstones irrumpen alborotadas un grupo de chicas adolescentes británicas que en medio de gritos ininteligibles comienzan a lanzarse libros. Se dispersan rápido pero tras unos minutos la policía las interpela a la salida. “Éstas luego serán las que quieren salir de la Unión Europea y echarnos a los europeos”, coinciden, medio riendo, medio apenados, los españoles de Londres. Ahora sólo les queda esperar unas horas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Cameron defiende la permanencia en la UE en un mensaje a la nación

- Así pide Sánchez en inglés a los británicos que se queden en la UE

- Los españoles son los menos partidarios del 'brexit' de la UE