Huffpost Spain

Cosas que aprenderás cuando tengas tu propio coche

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Una de las ansiadas aspiraciones de todo conductor novel es tener su propio coche –lo que de paso exime del dudoso honor de ser el copiloto o el de ser el último de la fila cuando del coche familiar se trata–. Y es que convertirse en el dueño de un turismo puede ser una inolvidable experiencia, sinónimo de libertad e independencia. Aunque hay más… Te descubrimos todo lo que puedes experimentar por primera vez si te embarcas en esta aventura.

1. Tu refugio, tu nuevo hogar…

Sólo dos de cada diez jóvenes españoles menores de 30 años viven emancipados. ¿Eres uno de ellos? ¿O tienes la "suerte" de compartir casa con cinco personas, un perro y dos tortugas? Cuando tengas en las manos las llaves de tu primer coche habrás conquistado también tu propio espacio, en el que, si se la cosa se pone muy fea ahí fuera, puedes hasta quedarte a dormir.

2. Nunca estarás solo… si no quieres

Tu núcleo de amigos se expandirá exponencialmente cuando vean que, además de ser majete, tienes un vehículo propio, con todo lo que ello supone. Que si llévame a no sé dónde, que si podemos ir con tu coche a ese festival tan molón que está a 500 kilómetros, que si con tu coche triunfamos seguro, etcétera.

via GIPHY

3. Pondrás a prueba tu generosidad

Vale. Una cosa es que te utilicen para determinados fines y otra muy distinta es que, directamente, te excluyan de un plan en el que sí estará tu nuevo bien más preciado. A saber: ¿me dejas el coche para hacer la mudanza? o ¿me lo prestas, que he quedado con aquella chica que te conté? Aviso: puede que por primera vez en tu vida tengas que elegir entre un bien material y tu mejor amigo.

4. No tendrás que medir tu paciencia

Ya puedes empezar a olvidar esas "duras" situaciones que te sacaban de tus casillas: viajar demasiado apretado en el autobús, quedarte sin billetes de tren para disfrutar de una escapada a la playa o esperar un taxi en la calle durante más de media hora. El coche se convertírá en un buen aliado contra el mal humor, aunque a veces tengas que dar mas de una vuelta para encontrar un hueco donde aparcar.

5. Lo bueno de lo malo: es tú lugar y tú música

¿Que el atasco va para largo? Pon la música que te dé la gana, al volumen que más te apetezca y olvídate del mundo exterior. Y lo mejor, aprovecha que nadie puede oírte para cantar como tus grupos favoritos hasta desgañitarte. En mitad del éxtasis, aprenderás que incluso estar parado en el centro de la ciudad puede ser el mejor momento del día.

via GIPHY

6. La pregunta del millón

Deshecha el hipermanido “¿estudias o trabajas?” o el aún más tópico “¿bailas?”, en favor de un clásico con más y mejores argumentos: “¿Te llevo?”. Sin proponer nada concreto, conseguirás sentar a tu lado a esa persona que te quita el sueño últimamente. Entonces ese será el momento ideal para conocerse…

7. Compartir tu nido puede ser lo más

La mitad de los españoles reconoce haber mantenido relaciones sexuales alguna vez en un automóvil. Cómo decíamos en el primer punto, tener coche es tener un refugio, con todo lo que ello conlleva. No vamos a hablar aquí de las calidades de los materiales en los automóviles de hoy, ni de la habitabilidad del interior o las posibles configuraciones de sus asientos. Todo eso, si quieres, lo descubres tú, solo o en compañía.

via GIPHY

8. Resolución de conflictos

Como el amor no siempre es igual de dulce, tal vez descubras en tu primer coche que, además de ser un espacio para la relajación o la diversión, el habitáculo también puede ser escenario de "tontas" discusiones: no era por aquí, ¿cuando vamos a parar?, etcétera. Pero también es territorio en el que "hacer las paces", pues la intimidad y la cercanía hacen insostenibles los largos silencios e invitan a acercar posturas.

9. Te encanta ser libre

Apenas han pasado diez días desde que tienes coche y ya has experimentado todo lo anterior. Sin embargo, lo mejor está por llegar. Comprenderás que, en ciertos momentos, no necesitarás nada más que un volante en las manos y asfalto por delante para sentirte libre como un pájaro. Entonces volverás a meterte en un atasco, pondrás la música a todo volumen y, al mirar por la ventana, te volverás a enamorar… de tu coche.

via GIPHY

Y si ya estás pensando en convertirte en flamante propietario de un coche te aconsejamos que descubras todas la ventajas del nuevo Volkswagen Polo. Seguro que te convence.

np polo