Huffpost Spain

El Ejército de EEUU levanta la prohibición a los transexuales

Publicado: Actualizado:
EEUU
Ashton Carter anuncia la decisión del Ejército de EEUU | AP
Imprimir

El Ejército de Estados Unidos ha anunciado este jueves que levanta la prohibición a los transexuales, con el argumento de que las Fuerzas Armadas deben poder disponer de los más efectivos cualificados, al margen de su orientación sexual.

En una rueda de prensa en el Pentágono, el secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, ha anunciado el levantamiento de la restricción, que también ha justificado porque le consta que ya hay transexuales sirviendo en el Ejército hoy en día -aunque no abiertamente- y que la profesión militar debe estar abierta a todos los estadounidenses.

"El Departamento de Defensa y el Ejército necesitamos disponer de las mejores personas que podamos. No queremos que haya barreras que nos impidan reclutar a los más cualificados", ha apuntado Carter, quien ha dicho que actualmente hay unos 2.500 transexuales en las Fuerzas Armadas.

No queremos que haya barreras que nos impidan reclutar a los más cualificados

"La realidad es que tenemos a transexuales uniformados hoy en día. Los estadounidenses quieren servir y la profesión de las armas debe estar abierta a todos", ha añadido el jefe del Pentágono.

APLICACIÓN INMEDIATA

La nueva directiva entra en vigor "con efecto inmediato", por lo que desde este mismo jueves los transexuales pueden servir abiertamente y no se les puede licenciar del servicio militar simplemente por razón de identidad de género.

Carter ha asegurado que en el caso de los transexuales se aplicarán los mismos estándares y procedimientos que se aplican al resto de los miembros del Ejército y que, a partir de hoy, se abre una fase de 90 días para la elaboración de guías para los distintos estamentos militares, desde los oficiales hasta los médicos.

A partir del 1 de octubre, y con estas guías ya terminadas, los miembros del Ejército que se identifiquen como transexuales y que así lo deseen tendrán derecho a someterse a operaciones de cambio de sexo costeadas por el Departamento de Defensa, algo que tendrá un coste adicional "mínimo", según los cálculos del Pentágono.

"Es lo correcto y otro paso para asegurar que reclutamos y mantenemos a las personas más cualificadas. Nuestro Ejército, nuestra defensa y nuestro país serán más fuertes", ha concluido Carter.