Huffpost Spain

Escocia por Cataluña

Publicado: Actualizado:
CATALUA ESCOCIA
ISTOCK
Imprimir

Una de las consecuencias del 'Brexit', la situación en la que queda Escocia, cobra una especial repercusión en España por sus derivadas en la política interna...

"Me encantaría que Escocia se quedara en Europa... Entre otras razones, por coherencia: si hace dos años los líderes de la Unión Europea (incluido Mariano Rajoy) les advertían que si votaban a favor de separarse del Reino Unido quedarían fuera de Europa, ahora no se les puede dejar fuera del club". La argumentación es del director de La Vanguardia, Marius Carol, que explica las reticencias de Rajoy por Cataluña.

Respalda al presidente español la catedrática de Derecho Internacional Araceli Mangas que, en una tribuna en El Mundo, advierte que "sería un error incalculable que la Unión Europea negocie con Escocia mientras no se consume la salida formal del Reino Unido". 

Pero en Europa, el 'Brexit' deja otras preocupaciones más prosaicas...

El Guardian, por ejemplo, promueve el uso de un lazo contra la xenofobia y en Dover, nos explica El País, temen que Calais abra las compuertas de los migrantes que esperan en Francia. Un temor lógico, si se lee el reportaje de Libération. Los vecinos de Calais esperan que la frontera se traslade a Dover y los migrantes que se abra la frontera.

Volviendo a España, Rajoy toma la iniciativa política pero la bronca se instala en Podemos...

Si en ABC leemos que "Errejón recrudece la crisis al pedir la revisión del acuerdo con Izquierda Unida" y La Razón se regodea al reproducir la advertencia de Echenique sobre extirpar las malas hierbas, El País, en un editorial, analiza las causas del retroceso electoral de Podemos que, a su juicio, cuestiona el liderazgo de Pablo Iglesias. "Podemos -concluye- queda configurado como un gran partido de oposición, pero sin mucha capacidad de condicionar la agenda política".

El tuit de esta mañana se refiere a un soporte que se resiste a desaparecer...



El libro se resiste a asistir a su funeral. Los editores, leemos en El País, constatan un ligero aumento del papel el año pasado, y una mayor facturación.