Huffpost Spain

Ferraz quiere evitar la presión: "¿Por qué el foco tiene que estar sobre nosotros?"

Publicado: Actualizado:
PEDRO SNCHEZ
AFP
Imprimir

“¿Por qué tiene que tener la presión el PSOE? ¿Por qué el foco tiene que estar sobre nosotros?” Estas preguntas se las hace un hombre con fuerza en Ferraz y al que escucha con atención siempre Pedro Sánchez. Muestran la sensación que hay entre los socialistas y la estrategia a seguir estos días: salir del primer plano y que sea Mariano Rajoy (PP) quien tome la iniciativa.

Tras meses en las primeras páginas por su intento de investidura y por la lucha electoral con el sorpasso de fondo, Sánchez quiere pasar desapercibido estos días. No ha pronunciado palabra ante las cámaras desde la noche del 26 de junio. El mensaje de aquel día fue que el PSOE se mantenía como la principal fuerza del “cambio”, pero no se atrevió a hablar de formar Gobierno.

Y es que en el PSOE se ha extendido la sensación de que hay que quedarse como partido líder de la oposición, pero sin facilitar la investidura de Mariano Rajoy. En la reunión de la Ejecutiva del PSOE este lunes, Sánchez trasladó a la cúpula que no piensa ni apoyar ni abstenerse si se presenta ante el Congreso el líder del PP.

EL PSOE: RAJOY DEBE BUSCAR ALIADOS DE DERECHAS

Los socialistas entienden que hay una mayoría clara de derechas en el Parlamento, por lo que el PP debería intentar sumar apoyos entre los diputados de ese espectro, no con el PSOE. La familia socialista rechaza entrar en una gran coalición, la opción preferida por el Partido Popular. Entre los dos tendrían 222 asientos en el Congreso de los Diputados. Ante ese posible rechazo, en Génova tendrían que mirar hacia Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias para lograr los 176 diputados necesarios para ser presidente en primera ronda.

Lo que quiere Sánchez y su equipo es evitar la presión ahora. La pelota “está en el tejado de la calle Génova”, dijo rotundo al principio de la semana el portavoz de la campaña del PSOE, Antonio Hernando. El madrileño fue el elegido para dar la cara el día después de las elecciones ante los periodistas y no aparecieron ni Sánchez ni su ‘número dos’, César Luena.

También Ferraz espera neutralizar el tono sobre la discusión interna acerca de qué votar en la investidura de Mariano Rajoy. En el PSOE existen varias posturas. Algunas voces como la del presidente extremeños, Guillermo Fernández Vara, piden que se facilite formar Gobierno al PP. En cambio, otros sectores prefieren decir ‘no’ para que luego desde el lado más izquierdo del Parlamento no se le pueda achacar que haya dejado quedarse a Rajoy en La Moncloa.

sánchez

Micaela Navarro, Pedro Sánchez y César Luena

La postura del PSOE será tratada por la dirección del partido y los barones en la reunión del Comité Federal -máximo órgano entre congresos- que se celebrará el próximo sábado 9 de julio. Los socialistas han dejado que corra el aire entre las elecciones y esta cita para no tener que fijar su postura en caliente y con todas las cámaras delante. Nada que ver con aquel Comité Federal del final de diciembre y en el que se determinó que se votaría contra Rajoy, pero que no se podría pactar con aquellos que defiendan referéndums de autodeterminación.

En público no se ha abierto el melón sobre el liderazgo, aunque el PSOE tiene que celebrar este año un congreso para renovar su dirección. La fecha también podría ser tratada en esta reunión del Comité Federal. El cónclave socialista se retrasó a la espera de que hubiera Gobierno en España -han pasado ya más de cuatro años de la cita de febrero en 2012 de Sevilla en la que se impuso Alfredo Pérez Rubalcaba ante Carme Chacón-. El actual líder del partido, Pedro Sánchez, fue elegido posteriormente en 2014 en un congreso extraordinario tras la dimisión del exministro del Interior. En estos convulsos meses Sánchez ha visto peligrar su despacho por los movimientos de algunos barones, que podrían reactivar sus maniobras en las próximas semanas.

Ferraz espera mientras. No se descarta la posibilidad apuntada por algunos socialistas de consultar entre los militantes una postura diferente al ‘no’ sobre la investidura de Rajoy. Este arma ya fue empleado para refrendar el pacto de Ciudadanos, además de para desactivar a los rivales internos.

Hay que calcular al máximo los tiempos. El presidente del PP quiere formar Gobierno para finales de julio o principios de agosto. El popular tampoco quiere focos alrededor tras el espectáculo de las negociaciones de los últimos meses. “Seriedad y discreción". Estas órdenes ha dado el jefe del Ejecutivo sobre las negociaciones y contactos con el resto de partidos. Por el momento ha mantenido conversaciones con Coalición Canaria.

Los partidos quieren hacer menos ruido esta vez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El 'surpasso'

- Los 3.000 metros obstáculos de Sánchez

- 33 cosas que no sabías de Pedro Sánchez

Close
Sesión de investidura de Pedro Sánchez
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen