Huffpost Spain

José Luis Corral: "Claro que no es verdad que España sea la nación más antigua de Europa"

Publicado: Actualizado:
JOSE LUIS CORRAL
Carlos Ruiz B.K.
Imprimir

La historia es un arma ideológica de incalculable valor. La técnica es sencilla: se cuenta lo que se quiere, no lo que realmente ocurrió. Ensayos y novelas, medios de comunicación o políticos arriman el ascua del relato a su sardina. Un ejemplo: “España es la nación más antigua de Europa”, repite de forma machacona el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

“No, claro que no es verdad”, aclara el historiador y escritor José Luis Corral, cuya última novela, Los Austrias, El vuelo del águila, relata las luchas de poder que se produjeron en 'España' tras la muerte de Isabel la Católica. “Tenemos una perspectiva muy de presente, pensamos que España tiene una estructura moderna, pero no es así ni jurídicamente ni políticamente ni económicamente ni territorialmente”, apunta.

Corral recuerda que no hay que irse demasiado lejos en el tiempo para darse cuenta de que la España que conocemos hoy es, en realidad, bastante novedosa. "No tiene nada que ver con la de 1969, para empezar es un 60% más pequeña por la pérdida del Sahara y Guinea Ecuatorial", comenta. “La construcción del estado español moderno es de 1978. En el ordenamiento jurídico español de 1969, el Sáhara o Guinea eran tan españolas como la provincia de Albacete”, abunda para aclarar que el ‘error’ histórico no es ni mucho menos reciente: “Cuando José Antonio Primo de Rivera decía que España era una unidad de destino en lo universal no era verdad. Cuba no era española entonces, pero sí lo había sido pocos años antes”.

austrias

En su la novela, Corral explica cómo Fernando el Católico “se proclama rey de las Españas, no de España”. Una verdad que rompe con verdades establecidas que no son ciertas. Otras tergiversación más sería la supuesta unidad de la nación española forjada por Isabel y Fernando: “Los Reyes Católicos son una construcción interesada” que ha tenido éxito a lo largo de los siglos. “La idea que nos han vendido desde siempre, y que se amplificó mucho durante el franquismo, es que los Reyes Católicos se casan y se funda España. No. Lo que hubo fue una unión dinástica entre Isabel y Fernando, una de la corona de Castilla y el otro de Aragón”, señala.

Esa división y la lucha por mantener o hacerse con el poder en esos territorios es la columna vertebral de Los Austrias, El vuelo del águila, cuyo arranque se sitúa el 26 de noviembre de 1504, día de la muerte de Isabel la Católica. Los tejemanejes e intrigas que se generan tras el fallecimiento de la reina dejan en simple juego de niños a cualquiera de los capítulos de House of Cards. Hay asesinatos, palabras al oído y secretos que no se pueden desvelar. Ingredientes básicos para componer un libro en el que se narra, de forma minuciosa, las disputas por dominar las casas de Castilla y de Aragón que sentaron las bases de lo que sería el Imperio en el que nunca se ponía el sol.

Se trata de una novela que aspira a ser “de amplio recorrido histórico”, aunque apenas narra 15 años de la historia de España y Europa. Pese a que el libro cuenta con más de 700 páginas —es lo que tradicionalmente se conoce como un ‘tocho’— el historiador y novelista reconoce que ha tenido que desechar mucho material: ”Yo hubiera escrito una novela de 3.000 páginas”.

'El ministerio del tiempo' es una serie muy inteligente, pero no es Historia

La idea de embarcarse en este periodo de la historia surgió hace cuatro años. No era tanto escribir sobre los Reyes Católicos, sino de los momentos inmediatamente posteriores a la muerte de Isabel. “Sobre todo porque desde diferentes posturas españolistas se estaba falseando lo que fue el matrimonio de los Reyes, que fue una unión dinástica que nunca llegó a una unidad política, ni económica ni jurídica de lo que era la corona de Castilla y la corona de Aragón. Estaba muy cansado de esa manipulación de la historia”, se enfurece.

En Los Austrias hay Historia, pero también ficción. Una combinación en la que Corral se ha ido moviendo con mucha solvencia los últimos años: “Lo complejo de una novela histórica es que la ficción y la realidad se ensamblen sin chirriar. Para eso he utilizado la verosimilitud en la ficción y la veracidad en la parte histórica".

Esa idea de combinar historia y ficción es también de la que se nutre una de las series de televisión más exitosas de los últimos años, El Ministerio del Tiempo. José Luis Corral, que colaboró de forma puntual en el capítulo dedicado al Cid —figura de la que también es especialista—, prefiere no opinar demasiado sobre su utilidad o calidad. “Sólo he visto ese programa”, aduce para añadir tajante que "la serie es muy inteligente, pero no es Historia”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

- La historia del preso 3.447 de Mauthausen

- Las portadas del inicio de la Segunda República

- Pérez-Reverte: "Hasta la gente de derechas cree que Franco fue una lacra"