Huffpost Spain
Laura Riestra Headshot

Barack Obama llega a España

Publicado: Actualizado:
OBAMA TORREJON
El rey Felipe VI recibe a Barack Obama en el aeropuerto madrileño de Torrejón | EFE
Imprimir

TORREJÓN DE ARDOZ.- Siete años, cinco meses y ocho días después de asumir su mandato, el presidente de EEUU, Barack Obama, ha aterrizado este sábado en la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde ha sido recibido por el rey Felipe VI. Es su primera visita oficial a España, que finalmente será más corta de lo que estaba previsto debido a la matanza de Dallas.

El Air Force One del presidente estadounidense, procedente de Varsovia, donde Obama ha participado en la cumbre de la OTAN, ha aterrizado a las once de la noche, con una puntualidad máxima. Allí, además del rey, esperaban a Obama a pie de escalerilla la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría; el embajador de España en Estados Unidos, Ramón Gil Casares; el embajador estadounidense en España, James Costos, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, entre otros.

obama

Obama conversa con el rey a su llegada a Torrejón de Ardoz

Con la misma energía con la que tiene acostumbrados a los medios, el presidente de EEUU ha bajado la escalerilla y ha saludado a Felipe VI sobre la alfombra roja que se había extendido para la ocasión, y al resto de asistentes. Tras conversar unos minutos con ellos, Obama ha abandonado la base en coche, acompañado por el embajador de EEUU en España, quien le ha llevado hasta su residencia, donde el presidente dormirá esta noche.

MENOS DE 24 HORAS EN ESPAÑA

Un Madrid sumergido en uno de los fines de semana más calurosos del año ha sido el recibimiento de Obama, que en un principio iba a comenzar su visita oficial en Sevilla. El brutal tiroteo en Dallas ha obligado al mandatario a rehacer su agenda, parando en primer lugar en Torrejón de Ardoz. El domingo por la mañana el mandatario estadounidense será agasajado en el Palacio Real con una recepción oficial para después mantener un encuentro con Felipe VI, tras el que será el turno, ya en Moncloa, del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. Serán menos de 24 horas lo que Obama estará en España, pero antes de dejar la capital, también tendrá tiempo para reunirse con los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera. Con todos se verá, de nuevo, en la base de Torrejón, desde donde partirá hacia las 16.00 horas hacia Rota, Cádiz, último destino español antes de volver a casa. Pondrá así­ punto y final a tan esperado viaje, no sólo por parte de las autoridades españolas, sino para él mismo, quien no ha ocultado sus ganas de pisar España.

Lo cierto es que su llegada se produce en un momento en el que cada paso que da está cargado de simbolismo político, dado que ya ha entrado en el final de su mandato. Si se analizan los últimos viajes que ha realizado, se es consciente de hasta qué punto ha buscado hacer historia y, de alguna manera, revisar el papel de EEUU en el mundo. La Habana, Buenos Aires, Hiroshima... Son ejemplos de ese giro en la política exterior estadounidense en la que, desde hace tiempo, faltaba España. Y él lo sabía. Han sido muchas las ocasiones en las que Obama ha dejado claro que quería marcar como 'visitado' el territorio español y este sábado, por fin, va a quitarse esa espina.

"A ver si formáis Gobierno, que estoy deseando viajar a España", le dijo Obama al ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, el pasado mes de junio. En esa misma línea se manifestó durante su encuentro con Felipe VI en la Casa Blanca, en septiembre de 2015, cuando ya dejó claro que esperaba poder viajar a España antes del final de su presidencia: "No hay ningún país al que me gustaría más ir". Con esa visita de los reyes españoles a Estados Unidos se empezó a gestar de una forma real el viaje del presidente a España, el primero en 15 años de un mandatario estadounidense.

El hecho de que Obama visite nuestro país antes de finalizar su mandato es un éxito diplomático del rey

"El hecho de que Obama visite nuestro país antes de finalizar su mandato es un éxito diplomático del rey. Las relaciones entre España y Estados Unidos atravesaron por un momento crítico cuando el presidente Zapatero decidió retirar las tropas de Irak. Esa decisión lastró las relaciones. De ello fue consciente el propio Zapatero, que dedicó parte de su segundo mandato a tratar de recomponerlas tanto con el entonces presidente Bush como con Obama. Desde entonces ha sido un trabajo silencioso que ha culminado con esta visita a la que ha contribuido de manera extraordinaria la gestión diplomática del rey en su visita a EEUU", explica a El Huffington Post el director de The Hispanic Council, Daniel Ureña.

LA PRIORIDAD DE OBAMA

A todo esto hay que añadirle que, como recuerda Ureña, en el inicio de su mandato, Europa no era la prioridad de Obama en política exterior. "El presidente norteamericano centró todos sus esfuerzos iniciales en la región del Asia Pacífica. Sin embargo, la crisis de deuda de algunos Estados miembros de la UE y la crisis del euro, así como el auge del yihadismo, han obligado a Obama a reformular su política exterior". Y también está el Brexit, ese auténtico punto de inflexión que ha puesto en jaque la unidad europea. La UE ha perdido a uno de sus 28 y EEUU a uno de sus principales socios en el seno del club europeo, por lo que ahora tiene que buscar nuevos aliados.

brexit

Cameron y Obama se saludan durante la cumbre de la OTAN en Varsovia

De hecho, EEUU puede encontrar en España uno de sus principales apoyos en Europa para la negociación del conflictivo Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP), con el que las empresas españolas podrán "ganar rapidez y facilidades" para desembarcar al otro lado del océano Atlántico, recuerda Ureña. El factor defensa también será clave, España es considerada por EEUU en el marco de la OTAN como un aliado muy importante. Las bases americanas de Morón y Rota son un escenario clave en la estrategia geopolítica de EEUU, cercanas a áreas de conflictos, sobre todo, en el norte de África.

A un año y cuatro meses de que se termine su mandato, lo que viene a demostrar Obama con este viaje es que, pese a las diferencias pasadas, España es un socio y aliado para EEUU. Con su visita, además, lanza un mensaje para su sucesor: "Está claro que esta visita influirá, pero aún es pronto para hacer juicios. Lo que sí podemos apuntar es que la visión de la política exterior de Clinton coincide con la de Obama, no en vano fue su Secretaria de Estado en la primera Administración. Cuestión distinta es si gana Donald Trump que tiene una visión aislacionista de la política exterior norteamericana, algo que es perjudicial para Europa y, por tanto, para nuestro país", considera el director de The Hispanic Council.

Aún queda para saber quién será el nuevo presidente de EEUU, por lo que es mejor centrarse en el presente, en este 9 de julio de 2016, día en el que, por fin, Obama, visitará España. Unos 4.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil estarán desplegados durante su visita, la culminación del proceso de recuperación de los contactos tras el distanciamiento de la época Zapatero-Bush.

Pero hay algo más que Obama hará con esta visita a España: recordar su pasado. Será la primera vez que pise territorio nacional como presidente, pero ya lo conoce. En 1988 visitó España, junto a otros países europeos y paró en Madrid y Barcelona antes de trasladarse a Kenia para conocer el pueblo de su padre. 28 años después vuelve a España, pero convertido en el hombre más poderoso del mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-La ruta de las hijas de Obama en Madrid: dónde han comprado y comido

-Obama viajaría a España en julio

-Críticas a IU por dar la 'bienvenida' a Obama en Twitter con este cartel